Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde.

Lugares encantados de Telde

El municipio cuenta con numerosos inmuebles y espacios públicos conocidos por sus leyendas e historias de carácter paranormal

24

Lugares encantados de Telde José Carlos Guerra

Durante décadas Telde ha sido vinculada con las prácticas esotéricas y la actividad de espiritistas, siendo bautizada incluso de forma popular como «la ciudad de las brujas». Y es que solo en los barrios que componen su distrito centro existen una decena de lugares que han desarrollado leyendas paranormales. 

Es muy probable que los interesados por lo paranormal tomen el municipio de Telde como un referente a la hora de elegir destino para visitar lugares encantados. No ha sido por nada que desde hace muchas décadas la localidad ha sido denominada popularmente como «la ciudad de las brujas».

Solo en su distrito centro cuenta con una decena de inmuebles y espacios públicos que han sido señalados por las historias escabrosas de fantasmas y prácticas espiritistas que cargan a su espalda. David Caballero, un aficionado del misterio y guía de la popular actividad Rutas misteriosas, ha diseñado y puesto en marcha en las últimas semanas un extenso recorrido por algunos de estos lugares, aportando datos e información contextual para introducir a los participantes. «Creo que este municipio cuenta con un enorme potencial en el ámbito de lo paranormal e incluso podríamos decir que es el que más carga fantasmal tiene de toda la Isla, pero tendría que seguir investigando sobre el tema», añade. Por lo pronto, algunos de esos espacios icónicos en el ámbito fantasmal son:

Finca de San Rafael

A la entrada del barrio de La Higuera Canaria se alza portentosa la casona de la finca de San Rafael, víctima en las últimas décadas de numerosos actos vandálicos y ocupación. Aunque desde al año 2004 pasó a formar parte del patrimonio municipal, ninguna corporación al mando del Ayuntamiento ha efectuado jamás una rehabilitación del inmueble, que lleva abandonado desde entonces. Su importancia histórica y social es innegable, pero por lo que sin duda es reconocida es por la actividad paranormal que dicen que se desarrolla cada noche en su interior. Numerosos grupos interesados en los sucesos fantasmagóricos suelen acercarse durante los fines de semana hasta la mansión e introducirse ilegalmente para grabar vídeos en las diferentes estancias de sus dos plantas, psicofonías e incluso realizar rituales.

La finca de San Rafael, en la Higuera Canaria; punto de encuentro habitual de los interesados por lo paranormal.

decoration

La casa del diablo o casa roja

En una vieja y solitaria casona, abandonada desde hace muchos años y machacada por el incivismo, dicen que reside un ser absolutamente terrorífico. Quienes sientan interés en comprobar si su presencia es real o no tendrán que adentrarse en la finca de La Herradura, a la entrada del barrio. Ahí es donde se ubica la denominada casa roja o casa del diablo. Este inmueble, que puede verse desde la misma vía, es el escenario de numerosas historias fantasmales. En su interior -sobre todo en su segundo piso- se han efectuado sacrificios con animales vinculados con la hechicería, sesiones con la ouija y también incursiones de simples curiosos. Más allá de eso, algunos expertos en las artes del más allá aseveran que en la vivienda habita el mismo demonio o, por lo menos, un ente diabólico. Alto, cubierto de pelo denso negro y con la cara de chivo. Además las historias cuentan también que recorre en ocasiones las calles del barrio e incluso afirman que se introduce en algunas casas.

El Bailadero

Al recordar que Telde está considerada como la «ciudad de las brujas» es inevitable que el barrio de San Francisco venga a la mente. El casco histórico del municipio ha sido escenario de números rituales esotéricos en los últimos siglos, especialmente en la calle denominada como El Bailadero. Su nombre evoca los numerosos ritos que supuestamente efectuaban las espiritistas en la zona durante las noches de luna llena, como puede ser los sacrificios de muchos cabríos o los bailes alrededor de hogueras. Además cuenta con otra curiosidad, pues que en el terreno adyacente (en dirección oeste) se encuentra una vivienda abandonada desde hace muchos años que fue bautizada de manera popular como la casa de las brujas. La leyenda reafirma que este inmueble sirvió de reunión en varios ocasiones a grupos de mujeres que buscaban intimidad para efectuar sus prácticas.

El poltergeist de El Calero

En los años 80, la comunidad vecinal de El Calero fue testigo de uno de los sucesos más extraños que se han producido en el municipio. Una familia comenzó a alertar sobre la presencia de un ser fantasmal en su vivienda, asegurando que movía los muebles por la noche e incluso rompía sus enseres personales. El caso fue confirmado por el sacerdote de la parroquia local, que incluso alertó al Vaticano de lo que estaba sucediendo para intentar que se efectuase un exorcismo oficial. Aunque eso nunca sucedió, sí que acudieron al domicilio una pareja de expertos en causas paranormales junto con un programa de televisión nacional para intentar limpiar el interior de la casa. Y lo consiguieron, recuperando así la paz del hogar. Aún así, los hechos jamás han podido ser olvidados por los residentes de la zona.

La calle de El Bailadero en San Francisco es quizá el lugar más vinculado a la brujería en Telde

decoration

Centro de Santa Rosalía

Durante muchos años (ya hace bastante tiempo) el antiguo centro de menores de Santa Rosalía, que ya lleva más de un año cerrado por la peligrosidad que presentan sus instalaciones, estaba dirigido por un conjunto de monjas. Algunas incluso llegaron a morir en el interior del edificio. Sus espíritus podrían continuar vagando por el interior del inmueble, según concreta Caballero. «Una de las empleadas que trabajaban ahí me contó que durante su jornada laboral llegó a visionar en numerosas ocasiones sombras que corrían de un lado a otro; además también comentaba que «perdía» de manera extraña el cubrepelo que utilizaba en la cocina. Ella creía que podía ser una de esas monjas como modo de fastidio», añade el experto en sucesos paranormales.

Camposanto de San Juan

No es extraño achacar un cementerio con las historias sobre espíritus. Sin embargo, el cementerio de San Juan cuenta algunas historias realmente sorprendentes. Según relata Caballero, este espacio no solo sirvió en su momento para el reposo de los que ya no están, sino que se tornó en el escenario escogido por las personas que no deseaban continuar viviendo para arrebatarse la vida. «Según cuentan las historias, se colgaban de los árboles; de hecho, se dice que durante la época en la que esto sucedía, el alcalde mandó a podar todos los árboles para evitar que se siguiesen suicidando».

El exorcismo de San Gregorio

Sin duda alguna, el exorcismo que se realizó en un inmueble de San Gregorio durante la primera mitad del pasado siglo es el caso más sórdido y conocido del municipio. Los hechos que ocurrieron en una de las viviendas de la calle Juan Diego de la Fuente fueron tan escabrosos que incluso llegaron a oídos de los medios de comunicación nacionales. Aurelia Valido, una joven de 20 años, murió el 28 de abril de 1930 a manos de sus propios padres, que le asestaron más de 200 puñetazos y cuchillazos con una aguja.

La familia, que practicaba el espiritismo, alegó que el hermano mayor de la joven (que murió de tifus unos meses antes) se manifestó en la vivienda y solicitó un sacrificio como pago para acceder al cielo. La petición fue llevada a cabo tomando a Aurelia como víctima. Sin embargo, durante el loco proceso acabaron por afirmar que la chica también estaba atestada de espíritus malignos y la única manera de liberarla era golpeándola con manos, cañas y clavándole de forma incesante un finísimo trozo de hueso que antes era utilizado como aguja para coser.

Aunque la mayoría de estos espacios están inaccesibles, Caballero efectúa durante su ruta visitas a sus fachadas e incluso utiliza desde el exterior algunas herramientas para intentar convocar las presencias fantasmales. Para realizar su actividad, es preciso inscribirse en su página web oficial rutasmisteriosas.es y pagar una entrada de 12 euros.

Compartir el artículo

stats