Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Juzgado ordena la disolución definitiva de La Fraternidad

La sociedad no consiguió pagar a tiempo los 500.000 euros que adeudaba | El edificio fue puesto en venta en 2019 por 2 millones

La Sociedad de cultura y recreo La Fraternidad La Provincia

La Sociedad de cultura y recreo La Fraternidad ha sido un pilón importantísimo en la vida social del municipio de Telde desde hace un siglo (literalmente), pero para desgracia de muchos teldenses ha llegado definitivamente a su fin.

El equipo directivo ha anunciado a este periódico que finalmente se han visto obligados por orden del Juzgado a disolver la sociedad, ya que no han podido hacer frente a la deuda económica de 500.000 euros que arrastraban desde hace varios años.

El edificio que ha acogido las instalaciones de la entidad fue puesto en venta por 1,9 millones hace un año como método para poder solventar el adeudo, pero en este tiempo ninguna empresa o persona física ha mostrado intenciones de comprarlo. Los socios esperaban poder usar parte del dinero recibido en la transacción para salvar la sociedad, mientras que el resto de lo adquirido se invertiría en la compra de otro inmueble donde seguir realizando las actividades en un futuro.

Cabe recordar que en el año 2017, la dirección de La Fraternidad tomó la decisión de entrar voluntariamente en un concurso de acreedores para evitar la quiebra. La estrategia presentada ese año consistía en invertir el 60% de los ingresos que conseguirían a través del alquiler de local inferior (en donde se ubicaba un restaurante) y de la azotea, en donde estaban instaladas las antenas de una conocida empresa de telecomunicaciones.

Numerosos obstáculos se interpusieron en este cometido, entre los que destacan la demanda que interpusieron a la arrendataria del establecimiento de restauración por el impago del alquiler mensual. Finalmente en octubre del año pasado tuvieron que plantear un aplazamiento del convenio, que tenía una duración de tres años, y la venta del edificio.

Ramón Santana, hasta ahora presidente, notifica que el administrador concursal tomará el cargo a partir de ahora de este proceso. Cabe destacar que la normativa permite que el inmueble sea usado para distintos usos; comercial, residencial, administrativo, de ocio e incluso como complejo hotelero. Asimismo, cuenta con 1.500 metros cuadrados, cinco plantas con un bajo y semisótano.

La Sociedad surgió primero a partir de la fusión entre el Movimiento Republicano y el Centro Obrero el 22 de octubre de 1922, por lo que el próximo año cumpliría el centenario. Fue reconocida en 1980 por el Ministerio de Cultura del Gobierno de España como Centro Cultural y Recreativo.

En los últimos años estaban registra casi mil socios, con edades comprendidas entre los 20 y los 95 (aunque la medida estaba en los 75). La entidad tuvo su momento álgido entre la década de los 60 y los 80, cuando alcanzaba casi los 4.000 socios y era conocida en toda la Isla por sus bailes y lujosas fiestas.

Compartir el artículo

stats