Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde termina la fachada del Palacio de la Cultura por cinco millones

El edificio, situado en el casco de San Gregorio, está inacabado desde hace más de 20 años

Palacio de la Cultura y las Artes

Parece que los esqueletos urbanísticos anclados desde hace décadas en el casco de Telde van retirándose poco a poco. El Ayuntamiento de Telde concluirá las fachadas del Palacio de la Cultura, una infraestructura inacabada de grandes dimensiones que se sitúa a pocos metros de la plaza de San Gregorio. Diseñado a finales del siglo pasado con la idea de acoger el que sería el mayor teatro del Archipiélago, sus obras acabaron por paralizarse completamente hace más de dos décadas

«Es el símbolo de la etapa más triste y oscura del municipio», expresa la alcaldesa, Carmen Hernández, que añade que está previsto retomar la obra desde su cuarta fase, enfocada únicamente en el exterior. La empresa pública Fomentas será la encargada de actualizar el proyecto original para que case con las necesidades actuales del edificio, cuyas estructuras se han debilitado tras el paso de los años. 

Por otro lado, la regidora adelanta que la intención del gobierno local es concluir el inmueble en los próximos años. Sin embargo, la inversión necesaria alcanza los 30 millones de euros según sus cálculos. «Obviamente no podemos dejar que un edificio así, que produce un impacto visual muy grande, quede inacabado para siempre”, añade Hernández, que promete que buscarán financiación poco a poco para hacer realidad la culminación de la infraestructura. 

Mientras tanto explica que crearán una mesa de trabajo con otras instituciones públicas para plantear entre todos cuál será el mejor modelo de gestión para el inmueble. «No queremos terminarlo sin saber qué es lo que vamos a hacer con él, eso sería una irresponsabilidad», considera Hernández. La mandataria defiende que el edificio debe adaptarse para acoger grandes producciones teatrales (como fue concebido desde el principio), pero también otros eventos culturales de menor formato e incluso desarrollar actividades económicas o sociales. «Necesitaremos un grupo de expertos que nos aconsejen, por eso tiene que estar representado también en la mesa tanto el Cabildo insular como el Gobierno de Canarias», expresa convencida Hernández, que subraya que las condiciones de esta infraestructura son únicas en Canarias. 

Cabe recordar que esta infraestructura comenzó a construirse en el año 2000. Tras tres años de trabajos acabó paralizándose su construcción, seis años más tarde se retomó y solo un año después -en el 2009- las obras se detuvieron completamente. «Muchas han asociado este proyecto a una etapa gobernada por Paco Santiago -Nueva Canarias-, así que tras los cambios de gobierno lo han dejado morir para señalarlo como un fracaso del partido; eso es terrible porque ha acabado perjudicando a la ciudad, espero que sea una forma de hacer política del pasado», explica la alcaldesa, señalando que para que esto no pase intentará negociar con la oposición un consenso que garantice la culminación del edificio gobierne quien gobierne. 

Por otro lado, recuerda que la partida para efectuar este proyecto fue solicitada a través de una de las enmiendas presentadas por Nueva Canarias al proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado. «La propuesta fue aprobada, así que esta financiación ya la tenemos totalmente garantizada», asegura la mandataria. Además de esta actuación, también está previsto un millón de euros para invertir en un nuevo plan de empleo y otro millón para continuar con el Plan Integral de Jinámar el próximo año. 

Compartir el artículo

stats