Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Telde descarta la instalación de ascensores en los edificios de San José de Las Longueras

Los inmuebles no cuentan con las dimensiones necesarias para ubicar infraestructuras de este tipo | La licitación de las obras se ha paralizado por la subida de los materiales

Bloque de viviendas en el barrio de San José de las Longueras

Los edificios de viviendas de promoción pública ubicados en el barrio de San José de Las Longueras no contarán con ascensores. El Ayuntamiento ha efectuado un estudio de las condiciones de los 22 bloques residenciales -un total de 462 pisos- en donde se llevarán a cabo pronto trabajos de rehabilitación y ha esclarecido que carecen de las dimensiones necesarias para poder implantar infraestructuras de este tipo, entre otras razones. 

Así lo anunció Servando González, concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Telde, en el Pleno del mes de mayo como respuesta a una pregunta efectuada por Agustín Déniz, concejal del Partido Socialista, sobre la accesibilidad de estos inmuebles. Además el responsable político reveló que la licitación de la reforma ha quedado paralizada por la subida del precio de los materiales de obra, que obliga a modificar los presupuestos iniciales. 

La instalación de elevadores ha sido desde hace años una demanda histórica de los vecinos que residen esta urbanización, ya que los inmuebles alcanzan hasta los cuatro pisos de altura. Sin embargo, la puesta en marcha de un proyecto que solvente este requerimiento ha sido desde siempre algo complicado por las características que los envuelven. González asevera que tras efectuar un nuevo análisis de los bloques se llegó a la conclusión de que existen demasiadas dificultades.

“Una de las razones que nos impiden la instalación es el importe", adelantó el concejal. "Cuando se planteó el proyecto se estipuló un presupuesto de 5,3 millones”, recordó y agregó que según los cálculos que habían efectuado los técnicos del departamento el coste de obra ascendería actualmente a más de 7 millones. “Ahora mismo la restauración integral precisa de 3,6 millones, por lo que solo la instalación de los ascensores costaría el doble”, explicó. 

Otro problema que han detectado desde el área es la desorganización y la falta de recursos económicos que gestionan las comunidades de vecinos. El mantenimiento de las zonas comunes no se está efectuando con la frecuencia necesaria, por lo que desde el Gobierno local consideran que el montaje de los ascensores y su posterior vigilancia y cuidado supondría un sobre coste que no podrían sostener.

Por otra parte, el concejal especifica que las características arquitectónicas tampoco permiten integrar estos aparatos sin ejecutar cambios sustanciales. Los edificios son demasiado pequeños para albergar un ascensor. La mayoría cuenta con un espacio ajardinado en su interior, en donde antaño se había estudiado la posibilidad de colocarlos, pero para cumplir con la cuota de tamaño obligatoria sería preciso ocupar parte de las viviendas

Según el estudio habría que ejecutar dos fases constructivas. En la primera se ocuparía espacio por la parte de los baño, mientras que la otra tomaría parte de los dormitorios. “Estamos hablando de pisos de unos 40 metros cuadrados”, concreta el concejal, que señala que con la instalación de ascensores perderían además un 5% de espacio útil. 

Otra opción que se había planteado era la de colocarlos en el exterior de las urbanizaciones, pero supondría ocupar una buena parte de la calle y supondría la pérdida de un porcentaje muy alto de plazas de aparcamiento en la zona. “Con estos condicionantes es poco viable la posibilidad de llevar a cabo esta instalación”, concluyó González al respecto. El proyecto se limitará así a la rehabilitación de las fachadas y de los espacios comunes, así como la limpieza de las áreas ajardinadas; obras similares a las que se han estado ejecutando estos últimos años en los bloques del Valle de Jinámar

Compartir el artículo

stats