Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas La historia

La Zona Cero de la UD

El equipo amarillo, capaz de asaltar a lo largo de su historia estadios como el Camp Nou o San Mamés, nunca ha celebrado un triunfo en sus visitas al Real Madrid en el Bernabéu

Cinco jornadas antes de que finalizara la temporada 84-85, un empate con el Castilla en el Bernabéu certificó el cuarto ascenso de la UD a Primera. En la imagen, el once titular. LP / DLP

La expresión Zona Cero se utilizó por primera vez en agosto de 1945, justo después de que Estados Unidos lanzara dos bombas atómicas sobre Japón -que devastaron las ciudades de Hiroshima y Nagasaki- para cerrar la Segunda Guerra Mundial. Ese término, que se empleó para delimitar las partes de tierra afectadas por las detonaciones de los dos proyectiles -uno cargado de uranio y el otro de plutonio-, vale 70 años después para explicar la relación histórica de la Unión Deportiva Las Palmas con el estadio Santiago Bernabéu, un campo en el que el equipo amarillo nunca ha sido capaz de celebrar un triunfo en las 31 visitas que ha realizado al Real Madrid en Chamartín, donde ha encajado un total de 110 tantos y donde ha recibido varias de las mayores goleadas de su trayectoria en Primera División.

Capaz de asaltar recintos con tanta leyenda como el Camp Nou, San Mamés, Mestalla, el Sánchez Pizjuán o el Vicente Calderón, la Unión Deportiva casi siempre ha salido trasquilada cuando se ha medido al Real Madrid en el Paseo de la Castellana. En las 31 ocasiones que el equipo amarillo se ha enfrentado al coloso blanco en el Bernabéu, sólo en cuatro fue capaz de rascar un empate.

La lista de igualadas contra el Real Madrid en la capital de España -todas 1-1- se reduce a cuatro partidos tan concretos como los cuatro puntos cardinales: en el curso 66-67 -con goles de Grosso por el equipo blanco y Vegazo por Las Palmas-; en la campaña 77-78 -con tantos de Santillana y Maciel-; en el ejercicio 78-79 -con dianas de Santillana y Morete-; y en la temporada 86-87 -con Butragueño y Saavedra como goleadores al final del encuentro-.

El último partido que disputó la Unión Deportiva en el coliseo de la Castellana se remonta al 10 de febrero de 2002 y acabó en drama para los intereses del equipo amarillo: con un contundente 7-0 en el que brilló el delantero Fernando Morientes, autor de cinco goles y que llegó a fallar un penalti. Zinedine Zidane y Ángel López, en propia puerta, sellaron un resultado que cambió para mal la dinámica del conjunto grancanario. Tras un buena primera vuelta, Las Palmas -con Fernando Vázquez en el banquillo- firmó una segunda mitad del año para olvidar: no ganó ningún partido fuera de casa, tras el ecuador de la campaña sólo sumó 16 puntos y en las siete últimas jornadas de la temporada no celebró ninguna victoria.

La goleada encajada en el último paso por el Bernabéu no ha sido la derrota más abultada encajada por la Unión Deportiva en la guarida del Real Madrid. El 4 de enero de 1959 recibió un durísimo correctivo al perder 10-1. Di Stéfano (3), Puskas (3), Joseíto (2), Herrera y Kopa fueron los autores de los goles del conjunto merengue, mientras que Larraz hizo la diana de la honrilla para Las Palmas.

Aunque las goleadas han sido abundantes, el resultado más repetido en el Bernabéu entre ambos equipos es el 2-1, secuencia que se ha dado hasta en cinco ocasiones. Además, nunca se ha registrado un empate sin goles en Chamartín entre ambos conjuntos.

Germán Dévora, protagonista

Las Palmas únicamente ha celebrado 18 tantos en sus 31 visitas al Real Madrid, y solo una vez fue capaz de marcar más de una diana: el 27 de diciembre de 1970, cuando perdió por 4-2 -Germán y Gilberto fueron los goleadores del equipo amarillo; Bueno, Fleitas -en dos ocasiones- y Miguel Pérez anotaron por el cuadro local-.

La Unión Deportiva sí guarda un buen recuerdo del Bernabéu cuando se ha enfrentado al Castilla. Fue en el Bernabéu, precisamente, donde celebró su cuarto ascenso a Primera División: el 13 de abril de 1985, con Roque Olsen como entrenador, al empatar sin goles frente al filial del Real Madrid.

También en el Bernabéu jugó contra el primer filial madridista en una eliminatoria de la desaparecida Copa de la Liga de Segunda, en junio de 1984, y venció por 2-5 con goles de Koke Contreras (2), Saavedra (2) y Félix, Aquel equipo lo dirigía Germán Dévora, el actual presidente de honor de la UD.

Compartir el artículo

stats