Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer tramo del campeonato

El peor inicio en el Olimpo

La UD, con seis puntos en diez jornadas, firma el arranque más irregular en sus 32 campañas en Primera

Willian José presiona al central del Madrid Varane. Detrás, el meta Casilla.

Willian José presiona al central del Madrid Varane. Detrás, el meta Casilla. JC Guerra

El gran desafío de los héroes del ascenso. Operación resurgir galáctico para huir de la guillotina. La UD tiene deberes. Es difícil hacerlo peor, lo dice la historia. Los amarillos han firmado el peor inicio en Primera en sus 32 participaciones en la máxima categoría. Con el punto kilométrico diez, como epicentro del análisis, los isleños solo computan seis puntos, en base a la victoria ante el Sevilla y los empates con Levante, Celta y Villarreal. Además, se cayó ante Atlético, Rayo Vallecano, Barça, Eibar, Getafe y Real Madrid.

Esta dinámica forzó el despido de Paco Herrera, el arquitecto de la gloria del ascenso, tras ser goleado ante el Getafe en la 8ª jornada. La llegada de Setién al banquillo se ha traducido en un punto de los últimos seis en litigio -con la exigente visita al Bernabéu en su hoja de ruta-.

Como justificación ante el drama, reseñar que en este inicio de competición la UD ha tenido que rendir visita a los tres últimos campeones de Liga -Barça, Atlético y Madrid-, y de igual manera a los reyes de la Champions en 2015 (los azulgrana) y 2014 (los blancos).

Los 11 de Sergio Kresic

En las dos últimas participaciones del bloque amarillo en Primera, la UD lucía 14 puntos (curso 2001-02, con Fernando Vázquez en el banquillo). Una cosecha suculenta tras liquidar al Mallorca (0-3), Real Madrid (4-2) y Espanyol (2-0), así como empatar ante el Málaga (1-1) y Athletic Club de Bilbao. Pero finalmente se perdería la categoría en la última jornada ante la Real Sociedad en el Velódromo de Anoeta.

Con Sergio Kresic (2000-01), la UD tenía 11 puntos. Un inicio terrorífico de la fiesta -dos derrotas y dos empates-, cambiaron de forma radical cuando el Málaga pisó el Insular. En el debut de Guayre, los amarillos lograron el triunfo (2-1) y llegó un torrente de aire fresco: victorias en San Mamés (0-3) ante el Athletic y ante el Racing (2-1). El técnico hispano croata cumplió el tramo de las primeras 10 jornadas con 11 puntos. Lograría finalmente la salvación con 46 en la 11ª plaza.

Cifras, las de 14 y 11, muy superiores a las actuales (6). El resto de la comparativa -29 casos en otras tantas temporadas en la élite del balón desde 1951-52 a 1987-88- cabe reseñar que se firmaron con la relación de dos puntos por victoria. Por lo tanto, se han ajustado al método actual -que se instaló desde el curso 1995-96 en Primera y Segunda- que brinda tres puntos a cada triunfo. Y de esta manera, sale una tabla con algunas líneas macabras, donde respiran casos marcados por el drama.

En la 1987-88, que terminó en descenso y como colista, la UD tenía 5 puntos (2 victorias, un empate, siete derrotas, 9 goles a favor y 19 en contra) en la 10ª jornada. Aplicando el sistema actual de puntuación, nos deja siete puntos. Uno más que en la actualidad. Otro caso próximo a la sequía actual, se remonta al primer capítulo de la UD en la liga del caviar. En la 1951-52, los amarillos tenían 8 puntos, con dos victorias, dos empates y seis derrotas. La goleada (5-3) ante el Valencia, en el punto kilométrico número 10, permitió a aquel equipo dirigido por Valle tomar oxígeno.

Cambio en el banquillo

En la 1970-71, la UD tenía 8 puntos con una pírrica victoria y 5 empates. La campaña la inició Rosendo Hernández -hasta la séptima fecha- y luego José Héctor Rial tomó las riendas hasta el final del curso. También en esa jornada 7, en la 1980-81 se produjo un cambio de entrenador.

El bloque isleño empezó bajo la dirección técnica de Antonio Ruiz Cervilla y en la octava jornada José Manuel León 'Mamé' se hizo con el control. La UD tenía 9 puntos en la décima jornada y acabaría logrando la permanencia con 28.

¿Qué pasó en las campañas que acabaron en descenso? En el último caso, Fernando Vázquez dilapidó una renta suculenta y terminó perdiendo la categoría al no sumar un solo triunfo en las últimas nueve jornadas de competición. En la 10ª, tenía 14 puntos pero se fueron al infierno de plata tras empatar con la Real Sociedad (1-1) en Anoeta.

En la 1987-88, la UD contabilizaba la cifra de 7 puntos en el punto kilométrico número 10. Los isleños acabarían colistas tras perder con el Betis (1-2), con Roque Olsen en el banquillo grancanario. En la 82-83, había 11 puntos en el casillero, con una UD en la décima plaza (en una competición con 18 conjuntos). Pero llegó la peor de las pesadillas. En la última jornada, en una tarde para la infamia, los amarillos sucumbían (1-5) ante el Athletic, y tras una gran carambola, perdían la categoría. Los vascos además se coronaban como campeones de aquella Liga. Un desastre mayúsculo, que dejaba a los de Mamé León en el infierno y ponía fin a 19 campañas de forma consecutiva en el olimpo del balón (desde la 1964-65 a 1982-83 en Primera División, la secuencia más larga en la historia del club isleño).

En el descenso de la 1959-60, la UD logró 10 puntos en el inicio pero solo pudo conquistar dos victorias más en las siguientes veinte jornadas. Un caminar sin honra para bajar a Segunda con 18 puntos.

La lista más negra

El Córdoba perdió su plaza en el cielo sin dignidad en el pasado 2014-15 con 20 puntos -a 15 de la salvación-. Solo firmó tres victorias -ante Athletic y Rayo con el rol de visitante y Granada en el Arcángel-. Pero en la historia figuran dos casos de colistas con mayúsculas que se fueron al pozo con total merecimiento: Sporting de Gijón y CD Logroñés.

El conjunto asturiano (1997-98) sumó dos victorias y siete empates -13 puntos- tras 38 jornadas. Encajó 80 goles. Igual que el cuadro riojano (1994-95) que se fue a la tumba con dos victorias y nueve empates -15 puntos- en su agonía.

Baile de cifras del terror pero la película no ha terminado. Restan 28 encuentros -84 puntos- para plasmar el gran cambio. La UD busca el viernes (19.30 horas, Canal Plus Liga, Gran Canaria) revertir una situación muy peligrosa. Solo ha batido al Sevilla y va penúltima. Es el tercer equipo menos realizador (6) y el sexto más batido (16). En su aventura 32 en Primera, luce los peores guarismos. Una victoria -igual que en la 70-71 en el kilómetro 10- pero hay materia prima para el despertar. La legión de héroes de la UD se conjuran por el cielo. Un viaje de las catacumbas hacia la salvación.

Compartir el artículo

stats