Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas Actualidad

El paso adelante de los veteranos desafía todos los esquemas

David García, Momo y Garrido ponen en un bendito aprieto a Quique Setién con sus actuaciones en el último mes

Alineación de la UD Las Palmas en el partido contra el Villarreal del pasado sábado.

Alineación de la UD Las Palmas en el partido contra el Villarreal del pasado sábado. LOF

Pocos jugadores con la etiqueta de titulares indiscutibles quedan en esta UD Las Palmas. Cada vez que alguien se lesiona aparece un compañero que lo hace igual o incluso mejor. Ya cayó Sergio Araujo por el gran rendimiento de Willian José y ahora hay otros tres que están poniendo en un serio y bendito aprieto a Quique Setién.

Se trata de los veteranos David García, Javi Garrido y Momo, que estaban relegados por la frescura y juventud de algunos de los jugadores amarillos. Los tres llevan más de un mes aprovechando las lesiones de los que aparecían como titulares en el esquema mental de los aficionados. David Simón ya se ha tenido que quedar en el banquillo en los dos últimos encuentros por el nivel de David García y Dani Castellano posiblemente tenga el mismo destino cuando regrese de su lesión -esta semana recibirá el alta médica- debido a que Garrido ha construido un muro en el lateral izquierdo de la UD.

En el caso de Momo no ha sido la lesión de un solo jugador lo que le ha dado la oportunidad, sino las sanciones, las rotaciones y ahora la lesión de Wakaso, al que le quedan tres semanas. El de Las Torres ya había hecho partidos de notable en este curso, sobre todo en Copa del Rey, pero ante Barcelona, Getafe y Villarreal estuvo de matrícula de honor, y en hasta tres posiciones diferentes.

Así, es más novedoso el caso de los dos defensas, que entraban cuando había lesiones o sanciones pero que luego volvían a salir. Así había transcurrido su temporada. Las continuas ausencias de los centrales provocaron que entre diciembre y enero tuvieran un gran protagonismo en esa zona, pero tanto Aythami Artiles como Bigas han mantenido el sitio cuando volvieron a estar bien. Ahora las lesiones han estado en los costados y de nuevo han surgido ellos.

Ovaciones para todos

David Simón y Dani Castellano parecieron ponerse de acuerdo y se quedaron noqueados después de Vallecas. Van cinco partidos seguidos en los que David García y Garrido son los laterales titulares y en los tres últimos la portería se quedó a cero, una racha que no había tenido la UD en todo el curso. Con su fortaleza en el juego aéreo han taponado muchos centros laterales y además han ido mezclando cada vez mejor con Bigas y Aythami -el sábado con Lemos-.

El resultado es el de una defensa mucho más ordenada y junta, sin fisuras. Los cuatro saben dónde tienen que estar colocados en cada momento, cada uno tapona su espalda y la del compañero. Así, David García y Garrido han salvado goles casi cantados en las últimas tres jornadas, convirtiendo así en visible una tarea oscura que suele pasar desapercibida. Ocurrió en Eibar con 0-0 en un centro desde la derecha que cortó David García con Inui totalmente solo y que incluso destacó Setién en rueda de prensa. Ante el Getafe Garrido logró algo muy complicado para un defensa: ser ovacionado por su público. Y no fue para menos ya que salió victorioso en un duelo en velocidad con el habilidoso Álvaro Vázquez, que había puesto la directa hacia Varas en un contragolpe. No fueron acciones puntuales y en El Madrigal volvieron a tener una disciplina militar ante rivales de postín: Denis y Baptistao.

Sobre la mesa del debate de los laterales también está la proyección ofensiva. Simón y Dani Castellano son más rápidos y aportan más en campo contrario, pero David García y Garrido han contribuido también en ese aspecto últimamente. Y no solo con el gol del capitán en El Madrigal. Y es que el propio David García dio la asistencia del primer gol contra el Getafe, mientras el lateral vasco generó con una incorporación el ataque la jugada que acabó en el penalti que transformó Viera en ese mismo encuentro. Atacan menos, pero también suman. Y en la salida de balón no cometen errores y cuando no están presionados logran sacarlo con limpieza.

El esplendor de Momo

Momo completa el trío de veteranos que en el último mes está rompiendo los moldes del que parecía once titular de la UD. Es difícil elegir en cuál de sus tres últimos estuvo a mayor nivel. Y posiblemente la mejor noticia para Quique Setién es que lo hizo en tres posiciones diferentes. Ante el Barcelona ejerció de extremo izquierdo por la sanción a Wakaso y le piropeó Luis Enrique. Fue un incordio para Dani Alves, al que incluso superó a veces por piernas, y echó una mano muy valiosa a Garrido para tapar su costado ante el temible Messi.

En Ipurua mantuvo Setién a Wakaso pero contra el Getafe volvió Momo al once por rotaciones, esta vez moviéndose por el extremo derecho. Y se exhibió hasta el punto de recibir varias ovaciones de la grada. En el juego de posesión de Setién se siente muy a gusto. Juntó su talento con el de Roque, Viera y Tana para hilvanar un sinfín de jugadas extraordinarias y dio la asistencia del cuarto gol. Y en El Madrigal, sin dos de los jugones, el técnico le situó como interior. No le tembló el pulso y se puso el traje de organizador y gestionando muy bien el 0-1 en la segunda parte. Como el resto de mediapuntas pone su calidad al servicio del colectivo y trabaja como el que más. Tanto él como David García y Garrido están que se salen.

Compartir el artículo

stats