Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alerta roja en Gijón

El Sporting suma cinco derrotas en las últimas seis jornadas y encalla en los puestos de descenso

Lo que apuntaba a convertirse en el año de consolidación del Sporting de Gijón en Primera División se está transformando en pesadilla. Al menos de momento. Abelardo venía de realizar su segundo milagro consecutivo al lograr la permanencia y este verano, con la economía menos limitada, llegaron refuerzos a priori notables. Mariño, Babin, Amorebieta, Víctor Rodríguez, Xavi Torres, Burgui, Viguera o Duje Çop dan más experiencia y profundidad al jovencísimo plantel que tenía en sus manos Abelardo. Halilovic, Sanabria, Jony, Bernardo y Luis Hernández eran bajas muy importantes pero la sensación era que el nivel que perdía el Sporting en el once titular lo ganaba en fondo de armario.

Empezaron como un tiro los rojiblancos con dos victorias y un empate en las tres primeras jornadas. Llegaron incluso a situarse en puestos de Liga de Campeones. Pero en las trece jornadas siguientes apenas han sumado cinco puntos. Un desastre. Todas las certezas que existían se han transformado en dudas.

Mantiene Abelardo su idea. El guión de esperar, juntar las líneas y ser fuertes en defensa para contragolpear rápido es el mismo que el de la temporada pasada. Ocurre que no funciona igual. Los números en defensa -con 33 tantos es el segundo equipo que más encaja- y a domicilio -es el peor visitante de La Liga con dos empates- son un lastre demasiado grande y el conjunto se ha estancado en la zona de descenso.

Abelardo ha sido muy discutido pero su crédito es enorme y es el único entrenador de la zona baja que conserva su puesto. El técnico ha retocado sus piezas para jugar con cinco defensas pero las lesiones pueden impedirle jugar con ese sistema este sábado.

Ya el curso pasado puso en aprietos a la UD en el Gran Canaria y rascó un punto. Su estilo le viene muy mal al equipo de Setién y van a exprimirlo al máximo.

Compartir el artículo

stats