Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad deportiva

Barranco Seco, la obra faraónica de la Unión Deportiva

El club ultima su Ciudad Deportiva, de 70.000 metros cuadrados y 20 millones de euros

24

Obras en los nuevos campos de fútbol de Barranco Seco

Cuando a finales de los años 70 Manuel Betancor, exdirectivo de la UD Las Palmas, cedió sus terrenos en Barranco Seco al club que amaba no se podía imaginar que estaría casi cuarenta años prácticamente igual. Tan solo unas pequeñas obras para construir los vestuarios y con la que se levantó el segundo campo -que quedó inutilizado en semanas- tras el último ascenso han precedido la obra faraónica que está terminando la entidad. El lastre histórico que ha arrastrado el club será finiquitado en este 2018. Entre septiembre y noviembre estará terminada la Ciudad Deportiva de Barranco Seco, que contará con tres campos de fútbol en más de 70.000 metros cuadrados y su coste asciende a casi 20 millones de euros, invertidos en su totalidad por el club amarillo, propietario del terreno.

El precio y el tiempo ha sido más elevado del esperado cuando arrancó el proyecto, hace ya un año. En abril de 2017, cuando Quique Setién agotaba sus días al frente del primer equipo, se produjo la mudanza hacia el campo de El Hornillo. La idea inicial era de 12 millones de euros y que la instalación estaría en condiciones para la próxima pretemporada. Sin embargo, las lluvias de este invierno y la complejidad del terreno han multiplicado los costes y el tiempo a emplear. Hubo peligro de derrumbe en la ladera que separa la Ciudad Deportiva de la carretera que la une con el Colegio Heidelberg y fue necesario empezarla de nuevo hace tan solo unos meses, lo que incrementó la inversión en cinco millones de euros, según relatan fuentes del club.

De esta manera el terreno se consolidó para conseguir una mayor superficie gracias al movimiento de un total de 300.000 metros cúbicos de tierra. Conseguido uno de los últimos permisos Lopesan Asfaltos y Construcciones, la constructora de un proyecto que dirige el arquitecto Juan Palop, de 'Lab for Planning and Architecture', ha comenzado a levantar el edificio de cuatro plantas que será el cuartel general de la primera plantilla. Instalado entre el Campo 1 -donde se encontraba el principal- y el Campo 2, estará cubierto por una fachada exterior con montículos ajardinados, una grada con un aforo para unas 500 personas; y una fachada acristalada con las celosías de madera desde la que se puede ver el Campo 2.

El edificio consta de aparcamiento privado de 50 plazas para los miembros del club y jugadores en la planta subterránea, así como áreas de descanso, cocina, comedor, vestuarios, gimnasio de 500 metros cuadrados, spa con piscina para la rehabilitación, consultas médicas, aulas de formación, una residencia, oficinas, una sala de prensa con monitores personalizados y pantalla de cine. Por último, se encuentra la planta cubierta que alberga una gran superficie de terraza, además de placas solares.

El respeto al medio ambiente es una de las características de la Ciudad Deportiva, que se encuentra ubicada en una parcela de 12 hectáreas de suelo rústico protegido de los cuales 70.000 metros cuadrados están destinados para infraestructuras y los 50.000 restantes a suelo rústico de protección paisajística. Así, la instalación rehabilita el paisaje plantando más de 50 especies endémicas bajo un proyecto visado por el Jardín Canario y cuenta con recogida de pluviales y drenaje sostenible.

Moviendo papeles

El club amarillo ha tenido que realizar una larga travesía por los despachos para conseguir los permisos necesarios. Para el levantamiento de la Ciudad Deportiva ha sido necesaria la modificación puntual del Plan General de Las Palmas de Gran Canaria, pasando de una edificabilidad de 600 metros cuadrados, a la actual de 6.000 metros cuadrados. Para la ejecución de estas infraestructuras se ha realizado previamente la urbanización de los 70.000 metros cuadrados, dotándolos de viales, paseos y jardines.

Uno de los aspectos más problemáticos era el de los accesos, zonas de aparcamiento y de circulación para las ocasiones en las que haya una amplia presencia de espectadores en la Ciudad Deportiva. Las fechas marcadas en rojo son las de los partidos de Las Palmas Atlético, que se celebrarán en el Campo 3 con un césped híbrido entre artificial y natural. Para solventarlo se ha ampliado la vía que separa la ladera del Colegio Heidelberg para abrir hueco a un centenar de plazas de aparcamiento. Desde ahí los espectadores subirán andando hasta el recinto. Además, habrá una parada de guagua en la zona.

El Campo 3 es al que le falta más trabajo. Después de ganar terreno a la montaña la obra permitirá la construcción de un campo en la zona más poniente de la urbanización con unas dimensiones de juego de 100x68 metros, 2 metros de banda longitudinal y 2,5 metros de banda detrás de las porterías y una grada con aforo para unas 500 personas. Dispondrá, como el resto de los campos, de cuatro torres de iluminación preparadas para no deslumbrar a los coches que pasan por la autovía.

El Campo 1, situado donde estaba el campo principal antiguo, también tiene unas dimensiones de juego de 100x68 metros, 2 metros de banda longitudinal y 2,5 metros de banda detrás de las porterías y será de césped natural. Anexo al campo dispone de una zona de entrenamiento al aire libre para realizar calentamientos.

El primer equipo hará sus entrenamientos entre el Campo 1 y el Campo 2 para un mejor cuidado del césped. El Campo 2 está en la misma zona en la que se realizó el terreno de juego levantado tras el ascenso y donde antiguamente estaban los aparcamientos. Sin embargo ese campo se hundió a las pocas semanas de que empezara a utilizarse debido a que el firme no se consolidó.

El club ha cuidado los detalles y dará a Manuel Betancor el nombre de uno de los tres campos. El nombre de los otros dos será sometido a debate. Lo que también está decidido es el nombre de la instalación, que será el de Barranco Seco ya que se considera que el nombre de la zona está ligado históricamente a la entidad.

Mientras, para la zona de paseo en la entrada de la instalación, donde habrá una cafetería y una pérgola que aporta sombra, se prepara una escultura de una formación con 11 jugadores sin identificar en homenaje a todos los jugadores que han defendido la camiseta en la historia del club. Una Ciudad Deportiva para saldar un déficit impropio y que reconcilia el pasado de la entidad con su futuro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats