Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El día en el que todos se plegaron a Ernesto Aparicio

La UD Las Palmas homenajeó en mayo de 1968 al zaguero con un partido frente al Liverpool en el Insular (1-1) Ambos equipos habían sido terceros en sus ligas

Los veteranos de la UD Las Palmas como Macario, Beltrán, Juanono, Yayo, Beneyto o Ricardito agasajaron ese día a Ernesto Aparicio. Arriba, el zaguero recibe el reconocimiento de un joven futbolista.

Los veteranos de la UD Las Palmas como Macario, Beltrán, Juanono, Yayo, Beneyto o Ricardito agasajaron ese día a Ernesto Aparicio. Arriba, el zaguero recibe el reconocimiento de un joven futbolista. ARCHIVO LA PROVINCIA.

No era ni la primera ni la segunda vez que el Liverpool visitaba Gran Canaria. Antes de jugar con la UD ya se había medido décadas antes frente al Victoria o el Marino. Sin embargo, aquella vez fue la que más emoción despertó. "Con palabras no puedo expresar todo lo que siento. Ha sido una noche inolvidable. Solo puedo decir esto: gracias.". Bajo esas líneas, compungido según la crónica de Antonio Lemus en las páginas de LA PROVINCIA, Ernesto Aparicio abandonaba el Estadio Insular el día en el que su club, la UD Las Palmas, le rindió un cálido homenaje por su trayectoria. Fue el 29 de mayo de 1968 y el equipo amarillo llegaba de llevarse un sopapo de los buenos: 6-0 en San Mamés.

Nada de aquello importó. En el Estadio Insular se plantó el Liverpool, que ese curso había acabado tercero de la Football League, la competición que es hoy la Premier League, máxima categoría del fútbol español. Esa misma temporada, la UD Las Palmas quedó también en el tercer puesto de la Primera División. Era un duelo en la élite. Nadie escatimó en recursos para homenajear a un futbolista que, solo con su trayectoria de corto, ya había entrado en el libro de leyendas de la UD Las Palmas.

El Real Madrid, por ejemplo, cedió a su portero: Antonio Betancort. "Es ejemplar en todo y por todo. Un corazón al servicio del fútbol canario y su representativo. Todos los que hemos sido sus compañeros sabemos de qué forma ha luchado por los colores de Las Palmas. Tiene la estima de toda España", aseguró en la previa del encuentro el guardameta grancanario, ganador de la Copa de Europa con los blancos en el 66. Desde Tenerife vino su mejor promesa, ya realidad desde hacía algunos años: José Antonio 'Tigre' Barrios, internacional juvenil y olímpico por aquel entonces.

Además, clubes como el Valencia o Barcelona también enviaron sus respetos en formas de obsequios al defensa isletero. El conjunto che mandó su insignia de oro y brillantes, lo mismo que hizo el Real Madrid, que se la envió con recuerdos de Paco Gento, un futbolista al que le tocó marcar en más de una ocasión. Los futbolistas de todos los clubes regionales estuvieron representados en el acto.

La dimensión del evento se puede comprobar con otro detalle. La Federación de Fútbol de Las Palmas admitió una petición del propio Ernesto Aparicio: una amnistía parcial para jugadores, entrenadores, árbitros y directivos sancionados. Todos aquellos que los estaban hasta tres partidos, en honor a Aparicio, dejaron de estarlo. Limpios. Y como detalle final, la Medalla al Mérito Deportivo, entregada por José Luis Costa, presidente de la Federación Española de Fútbol. Todo por una leyenda como Ernesto Aparicio, en un partido que acabó con empate a un gol y cuyo único vencedor fue el protagonista del evento: el '2' de amarillo.

Compartir el artículo

stats