Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vuelve la competición / La cuenta atrás

La UD y el doble reto de volver a ganar

Los amarillos suman 11 jornadas sin saborear los tres puntos

Álex Suárez, defensa de la UD Las Palmas, corta el avance del lanzaroteño Clau Mendes, uno de los canteranos elegidos por Mel para estas sesiones.

Álex Suárez, defensa de la UD Las Palmas, corta el avance del lanzaroteño Clau Mendes, uno de los canteranos elegidos por Mel para estas sesiones. UD LAS PALMAS/CARLOS DÍAZ RECIO

"Les hemos dicho a los jugadores que todos los equipos empezamos con cero puntos y queremos quedar entre los seis primeros en las 11 jornadas que restan de competición". La premisa que ha marcado Pepe Mel, técnico de la UD Las Palmas, a su plantilla. Pero la clasificación, con el escudo amarillo en la decimocuarta posición y a solo tres puntos de la zona de descenso, dibuja un objetivo más realista: la salvación es la meta.

La UD encara la reanudación del campeonato con una losa muy pesada detrás: 11 partidos sin ganar y un arranque de 2020 negro. Y justo son 11 jornadas las que restan de competición, con seis choques en casa (Girona, Lugo, Elche, Ponferradina, Mirandés y Extremadura) y cinco lejos de Gran Canaria (Almería, Albacete, Huesca, Real Oviedo y Rayo Vallecano).

En esa lista de tareas que tiene la UD por delante, también está subrayado volver a saborear una victoria en casa. Si la última victoria amarilla corresponde a la jornada 20, fuera de casa ante el Elche (2-3), la última en casa es de una jornada más atrás. El día 8 de diciembre de 2019, la UD firmó tres puntos ante el CD Numancia (3-1), en una fecha donde aún el compás lo marcaba Jonathan Viera.

Con seis partidos como local, de entrada, parecería que la UD cuenta con una ventaja de campo que no se corresponde con sus últimas actuaciones en Siete Palmas: tres empates (Rayo, Tenerife y Málaga) y dos derrotas (Real Zaragoza y Cádiz) con apenas tres goles en su cuenta. Un bagaje de pena.

El parón por el confinamiento cortó, al menos en el tiempo, el triste andar de la UD en este 2020. La pandemia del coronavirus deja un nuevo escenario en el fútbol sin gradas. Un elemento que puede afectar al rendimiento de los equipos como locales. Sin el calor de la afición, sin la escena del fútbol conocido, se atisba un bajón del rendimiento de los equipos locales.

El termómetro más visible para ello es la liga alemana. De momento, en las dos jornadas disputadas en la Bundesliga, la primera gran liga que se ha reanudado en Europa, las victorias locales se reducen a un 17%, mientras que los triunfos visitantes tocan el 55% y los empates el 28 %. En esta última jornada, por ejemplo, solo hubo dos victorias locales en los nueve partidos disputados: la del Bayern Múnich ante el Eintracht (5-2) y la del Hertha Berlín ante el Unión Berlín (4-0). En la primera jornada tras el confinamiento, solo el Dortmund fue capaz de ganar en su estadio (contra el Schalke 04 por 4-0).

Si se atiende a los números de las dos últimas jornadas antes de la pandemia, el porcentaje de victorias locales fue del 50%, un 25% para los empates y otro 25% para los triunfos a domicilio. Unos números acordes a lo que pasaba en España antes del confinamiento, donde 129 victorias fueron locales, casi la mitad de los partidos (48%), mientras que los empates han sido 75 (28%) y las victorias forasteras 66 (24%).

En ese sentido José del Olmo, investigador del Centro de Investigación, Historia y Estadística del Fútbol Español (CIHEFE), apuntó en declaraciones a Efe que la influencia del factor campo a favor del club loca, una tendencia más que contrastada desde que hay fútbol, se verá reducida con toda probabilidad.

"Los datos históricos, los resultados y las declaraciones de jugadores y técnicos han demostrado a lo largo de los años que el equipo local tiene ventaja y que ésta es consecuencia de varios factores, entre los que destaca especialmente el del apoyo de la afición, que se convierte en un estímulo fundamental, aunque en los orígenes de LaLiga también había otros factores como el estado del terreno de juego o los balones aportados", agregó.

Compartir el artículo

stats