Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El recado de Narváez a la foto del Sevilla: "Hay que ser profesionales"

El atacante analiza la polémica infracción del Mudo, Banega, De Jong y Ocampos - "El acuerdo queda en el vestuario", dice sobre el ERTE

El delantero colombiano de la UD Narváez, ayer, durante su comparecencia telemática con los medios de comunicación desde Barranco Seco.

El delantero colombiano de la UD Narváez, ayer, durante su comparecencia telemática con los medios de comunicación desde Barranco Seco. UDLASPALMAS.ES

El valor de la profesionalidad. Artistas bajo lupa. Las normas son para todos. Juan José Narváez Solarte 'Narváez' atendió ayer a los medios en una comparecencia telemática y lamentó la conducta de los cuatro jugadores del Sevilla, 'Mudo' Vázquez, Banega, Ocampos y De Jong, que se saltaron las medidas del protocolo sanitario el pasado sábado -la capital andaluza estaba en la Fase 1 de la desescalada y los jugadores participaron en un almuerzo con doce comensales con bebidas-. La foto del desliz fue publicitada en las redes sociales y estalló la polémica.

"Somos profesionales, ellos se equivocaron y pidieron perdón. Ya está; tenemos que ser conscientes de que hay un mínimo de peligro [en referencia al tema de la Covid-19 y el contagio] con esta situación. Hay que ser profesionales y cumplir las normas", aseguró el delantero colombiano, que está cedido por el Betis hasta el final de este curso (19 de julio). Su contrato con el conjunto de Heliópolis se estira hasta 2021.

Javier Tebas, presidente de Laliga, hizo mención en Movistar al 'relajo' de los sevillistas -que ayer fueron apartados por Julen Lopetegui-. "La Liga siempre toma medidas. Debemos ser un ejemplo para la sociedad y tener mucho cuidado. Están en peligro 180.000 puestos de trabajo. Estaban todos bebiendo y fumando shisha. Hay que ser muy responsables", advierte el cerebro de la patronal.

Por otro lado, Narváez se mostró hermético sobre el acuerdo entre el plantel y el consejo de administración en relación al ERTE de reducción que existe sobre el primer plantel -Mel y su cuerpo técnico lo levantaron-.

"Los capitanes se han puesto en contacto con el club. El acuerdo queda dentro del vestuario. Somos conscientes de la situación en la que se encuentra la UD Las Palmas. Se adopta el mejor de los acuerdos". ¿Y dónde reside la fórmula para ganar a puerta cerrada? Narváez lo tilda de "difícil" jugarse el pan con las gradas vacías. Restan once jornadas y la UD debe asegurarse la permanencia.

"Pasas de jugar en casa con tu público a hacerlo a puerta cerrada. Va a ser difícil, pero es que hay normas de seguridad y estamos obligados a respetarlas".

Conversación pendiente

Veinte partidos de amarillo y cinco goles. Narváez lució su momento más lúcido entre noviembre y diciembre con cinco obras de arte. La grave lesión que le ocasionó 'Chico' Flores -defensa del Fuenlabrada en enero- cortó su racha. Ya está al cien por cien tras los 73 días de parón forzado por el estado de alarma. "A medida que avanza el tiempo vamos adquiriendo la forma, que es quizás lo que más se pierde, y empezar a gozar de más contacto con el balón. Las sensaciones son positivas y llegaremos de la mejor manera [a ese 12 de junio]. El objetivo es el de competir partido a partido, sacando los tres puntos y cortar la mala racha que traíamos [0 victorias tras diez duelos en 2020]. Es importante arrancar con el pie derecho", asegura el de Pasto.

A préstamo por el Betis hasta el 30 de junio, Narváez matiza que la cesión se amplía por la recomendación de FIFA y UEFA. "Los que estamos en esta situación, los contratos se amplían hasta que termine la temporada [sin determinar la fecha precisa, y que se extenderá hasta el 19 de julio en primera instancia según LaLiga].

Asume el riesgo de competir bajo la amenaza de la Covid-19. "Sabemos el desgaste que nos aguarda y tenemos que estar preparados, tanto física como psicológicamente. Llegaremos al cien por cien. Estoy convencido. ¿Riesgo? Habrá un mínimo con todo lo que está pasando, pero tenemos que afrontarlo de la mejor manera posible. Sabemos lo que podemos y lo que no. Hay ganas de competir y dar alegrías".

Salvar a la UD y volver a celebrar sus goles con 'el llamado' -el gesto característico del colombiano simulando una llamada de teléfono con su mano derecha-. "Espero terminar bien la temporada, hacerlo lo mejor posible y aportar todo mi fútbol al equipo. En el futuro ya se verá lo que pasa. Cuando acabe el campeonato, hablaré con el Betis y se aclarará mi futuro". Sus tantos son un tesoro para Mel. El cafetero está de vuelta y marca la resurrección.

Compartir el artículo

stats