Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Robert llega a la UD cedido por el Betis para reforzar la delantera

El extremeño, de 19 años e internacional en todas las categorías inferiores de España, firma hasta final de curso - Es polivalente: puede jugar detrás del '9' y en los extremos

Robert llega a la UD cedido por el Betis para reforzar la delantera

Robert llega a la UD cedido por el Betis para reforzar la delantera

Primer refuerzo para la delantera, aunque no es un nueve puro. Roberto González Bayón, nacido en Mérida el Día de Reyes de 1999, llega a la UD Las Palmas cedido por el Real Betis Balompié hasta final de temporada y se convierte en la sexta incorporación del cuadro amarillo de cara a la temporada 2020-21, que arranca -pandemia mediante- el próximo fin de semana del 12 y 13 de septiembre.

Del interés de club isleño por disponer del jugador se supo hace semanas, prácticamente desde que acabara el curso anterior a finales de julio, pero ya sólo queda la confirmación oficial de la entidad para que Robert, tal y como se le conoce en el mundo del fútbol, se ponga a las órdenes de Pepe Mel ante el inminente comienzo del campeonato.

El elemento que retrasó la confirmación de la operación tuvo que ver con la decisión final de Manuel Pellegrini, nuevo entrenador del Betis, quien quiso ver al jugador en el primer tramo de la pretemporada para evaluar su rendimiento. Finalmente, tras la concentración de los sevillanos en Marbella, el técnico chileno y los directores técnicos determinaron que lo mejor para todos era se marchara cedido con el objetivo de que sumara minutos de juego y continuara su progresión.

Desde ese momento se despejó la vía para que el Betis, la UD y Robert corroboraran un acuerdo que ya tenían apalabrado desde tiempo atrás, pese al interés de otros equipos de la categoría por incorporar al futbolista. El papel de Tino Luis Cabrera, nuevo secretario técnico de Las Palmas, y exmiembro del equipo técnico del club verdiblanco, resultó fundamental, ya que conoce al extremeño a la perfección desde hace años.

A sus 19 primaveras, Robert ha sido internacional por España con las selecciones sub 17, sub 18 y sub 20, pero todavía no ha jugado más arriba de Segunda B, categoría a la que ascendió con el filial del Betis el mes pasado. Precisamente en el segundo equipo disputó las tres primeras campañas de su carrera, una en la B y dos en Tercera. En su penúltimo partido marcó un gol en la semifinal del playoff; en el último, el del ascenso, también fue titular.

En ambas ocasiones lo hizo partiendo desde el extremo izquierdo, posición en la que se desenvuelve con más asiduidad, sin embargo, Robert puede jugar por todo el frente de ataque. Los que más le conocen aseguran que lo han visto jugar en las dos bandas, en la mediapunta y en la delantera. En cualquier caso, en su corta trayectoria ha demostrado tener una buena capacidad goleadora, con cinco, 17 y diez tantos, respectivamente, en tres cursos.

Por tanto, el joven jugador emeritense viene para aportar algo de gol a la UD Las Palmas, ausente del mismo tras las marchas de Rubén Castro -todavía se espera por él-, Juanjo Narváez -el Zaragoza es el mejor situado para llevárselo, aunque Pepe Mel trata de convencerle para que regrese- y Pedri. De los futbolistas que figuran actualmente en la plantilla, sólo Benito Ramírez -dos- y Eric Curbelo -uno- vieron portería con la camiseta amarilla.

Ataque casi cubierto

Sea como fuere, no espera la UD que sea el goleador del equipo, pero sí que aporte tantos. Con su llegada, Pepe Mel cuenta ya con Cedrés y Aridai en el extremo derecho -Srnic no cuenta y se le busca una salida-, con Benito y Pejiño en el izquierdo, con Clemente, Robert, Kirian y Maikel Mesa en la mediapunta -Tana tampoco cuenta y el club espera poder rescindirle-, y con Araujo, Espiau y el propio Robert en la delantera.

Se trata, en definitiva, de cumplir con uno de los requisitos marcados por la nueva dirección deportiva encabezada por Luis Helguera: rejuvenecer la plantilla con jugadores con hambre y proyección, aunque la llegada de González sea en forma de cesión y no genere patrimonio para la entidad.

Al mismo tiempo, la polivalencia de prácticamente todos los jugadores ofensivos hacen que los extremos puedan jugar indistintamente en las dos bandas y que los mediapuntas puedan hacerlo también en los costados de forma puntual e incluso en la delantera. En cualquier caso, el frente ofensivo no está cerrado. El técnico madrileño aguarda la llegada de otro delantero e incluso de otro extremo, posición que considera fundamental en sus esquemas.

Compartir el artículo

stats