Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El juicio entre la UD Las Palmas y Raúl Fernández queda aplazado

El guardameta, que tiene previsto llegar a Gran Canaria en breve, denunció al club tras no aceptar la rebaja salarial impuesta en verano

Raúl Fernández

Raúl Fernández

La cita que tenía la UD Las Palmas y el guardameta Raúl Fernández en los tribunales el próximo martes 2 de marzo ha quedado aplazada. Ambas partes debían verse en el juzgado de instrucción número 4 de Las Palmas de Gran Canaria con motivo de la denuncia que interpuso el futbolista vasco contra el club amarillo, motivada por la reducción salarial que aplicó la entidad grancanaria a la plantilla el pasado verano.

Según fuentes del club, las mismas que el pasado miércoles confirmaron a este medio la vista entre el guardameta y la UD, ahora el caso está parado en los tribunales.

La reducción de salario afectó a toda la plantilla y solo dos jugadores se aferraron a lo que habían firmado en sus contratos. Uno era el canterano del Athletic Club y el otro Christian Rivera, que sigue en la plantilla con un papel residual, y cuyo caso también está en los juzgados. Tanto Fernández como Rivera son dos de los futbolistas en nómina de la UD Las Palmas que más le cuestan. Firmados como elementos clave para intentar el ascenso tras caer a Segunda División en 2018, la UD anunció su intención de incluirles en un ERTE durante el verano, pero un día después se retractó de aquella dcontrovertida decisión.

Ahora la intención inicial del jugador es la de regresar a Gran Canaria para reincorporarse a la disciplina de la UD Las Palmas. Desde hace meses, el portero vasco se recuperaba de su compleja lesión de rodilla. El guardameta de Bilbao completó su rehabilitación en el Osasun Sport Clinic bajo la supervisión de Sergio Sukunza al que ayer alabó en sus redes sociales. “Este es el gran profesional que está tras mi vídeos, responsable de mi gran progresión. El ‘profe’ Sukunza”, escribió Raúl Fernández en su cuenta de Instagram en una foto junto a su recuperador en el País Vasco.

La lesión maldita

Raúl Fernández ha pasado lo peor como futbolista y se encamina, a sus 32 años, a dos años sin jugar. El último partido que disputó el bilbaíno fue el 14 de abril de 2019 ante el Cádiz. Ese día su carrera se truncó de lleno. Djordje Jovanovic, entonces delantero del Cádiz CF, chocó contra él de forma, con la pierna en alto a ras de suelo. El impacto le dejó una fractura en la rodilla y otra en la mano.

Tras una primera operación y un frustrado regreso, Raúl Fernández volvió a pasar por el quirófano. En esa ocasión, el arquero tomó las riendas de su recuperación y, en consonancia con la UD, se marchó cerca de casa para rehabilitar su rodilla maltrecha, la misma que le ha hecho sufrir un calvario desde hace casi dos años. Ahora ve el final del túnel.

Compartir el artículo

stats