Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda B Grupo IV-Subgrupo E (Permanencia en la 2ª RFEF)

El filial de ‘míster hazaña’

Juan Manuel rescató a Las Palmas Atlético con seis victorias y 18 tantos en 70 días | En 2018 y 2019 también escapó del descenso

Juan Manuel Rodríguez da indicaciones a sus pupilos, en el Juan Guedes, ante el ‘Támara’. Detrás, el delegado Diepa. | | ANDRÉS CRUZ

Carrusel de milagros. El preparador de la ‘vela chica’, que contabiliza 117 partidos, ha salvado hasta en tres ocasiones al primer filial de la UD de sucumbir en el Grupo Canario de Tercera y arrastrar al Regional C con finales de cine. Remontadas sobre la bocina, la especialidad de este bombero de oro.  

Finales ‘made in Juan Manuel’. Manual infalible para escapar del abismo. El técnico de Las Palmas Atlético Juan Manuel Rodríguez -tres años, seis meses y 19 días en el cargo- logró el pasado domingo la cuarta permanencia consecutiva de la ‘vela chica’. Un hito en la historia de la principal plataforma formativa. Tres de ellas (2018, 2019 y 2020) permitieron competir en la tercera categoría -la ya extinta Segunda B- y la cuarta, ante el Recreativo Granada (0-0) selló el billete para la nueva 2ª RFEF -cuarta división del fútbol tras la Primera, Segunda y 1ª RFEF-.

El estratega de 62 años llegó al cargo el 7 de noviembre del 2017 y ya acumula 117 encuentros. Juan Manuel también es centenario con el primer equipo amarillo, club con el que suma 125 partidos oficiales -entre LaLiga SmartBank y Copa del Rey-. El preparador capitalino ocupa la cuarta posición en el ranking histórico de arquitectos de la UD, solo batido por los gigantes de la pizarra Pierre Sinibaldi (166), Roque Olsen (145) y Luis Molowny Arbelo (130).

Consumado especialista con el rol de bombero -ya salvó a la UD en tres ocasiones del descenso-, con la ‘vela chica’ lo ha logrado por partida triple, con sendas remontadas, más la 16ª plaza -fuera de la quema- en marzo del 2020, antes de la suspensión por la pandemia.

Orador pasional, y figura clave en la formación de cerca de 30 mimbres que dieron el salto al primer equipo como Josep Martínez -vendido por 2,5 millones al Red Bull Leipzig de la Bundesliga alemana-, Fabio González, Kirian Rodríguez, Benito Ramírez, Edu Espiau, Eric Curbelo o Álex Suárez, su última aportación es Diego Guti. El centrocampista encadena dos duelos a las órdenes de José Mel Pérez ante Sporting de Gijón y Albacete en el Gran Canaria.

En esta campaña, marcada por una pretemporada caótica -orquesta de forma urgente y tras levantar al plantel del ERTE-, Juan Manuel dio con la fórmula mágica en el tramo final del Subgrupo A y en las ocho fechas del Subgrupo E -para eludir la caída a Tercera-. Esta legión de talento, capitaneada por Joel y Juan Fernández, firmó seis victorias y dos empates en las últimas diez fechas ligueras. De esta manera, el filial de la UD acabó campeón del Grupo E, por encima del CD El Ejido 2021, Recreativo de Granada y de proyectos millonarios como las del Marbella FC o Recreativo de Huelva.

Por sus manos han pasado activos como Kirian, Josep, Curbelo, Álex Suárez o Diego Gutiérrez

decoration

La salvación, para evitar la pérdida de dos categorías, estuvo acompañada de enormes dificultades como el Covid-19, competir sin público e incluso una mudanza al Juan Guedes por las obras del Anexo de Siete Palmas. «Esto ha sido peor que el hundimiento del Titanic», explicó el rostro milagro.

Dentro de esa dialéctica característica, Juan Manuel recurrió a la figura de Satanás para justificar la falta de pegada. «El diablo está detrás de la puerta del Anexo; hay que quitarlo». El registro incisivo de Siverio, la capacidad técnica de Sato, el oficio de Simón y la elegancia de Sergi Cardona dinamitaron los fantasmas de una generación llamada al éxito: 27 goles a favor y 25 en contra en 26 pulsos.

La capacidad mesiánica se inició el 1 de abril de 2018 ante el Badajoz en el Anexo (2-0). La ‘vela chica’ logró cuatro triunfos en las últimas siete fechas del campeonato -ver gráfico de la parte inferior de la página-. Dejó a Las Palmas Atlético en la 14ª plaza y con 47 puntos con un punto sobre la promoción y dos de la zona roja.

Cabe recordar que el bombero de oro tomó las riendas el 7 de noviembre de 2017 para suplir a Suso Hernández. En ese momento, la ‘vela chica’ era colista con seis puntos tras la disputa de trece jornadas y a diez de la salvación.

Si el pasado domingo fue la hazaña del Titanic y el exorcismo, en 2018 se pescó al tiburón. El técnico no quería relajaciones en las últimas tres jornadas y repetía «el tiburón sigue ahí fuera; la amenaza es latente». El 13 de mayo del citado año, con Josep Martínez, Parras, Curbelo, Benito, Kirian, Espiau, Erik Expósito o Alex Suárez, empataba ante El Ejido y dejaba una de las estampas icónicas del padecimiento -el técnico de rodillas junto a uno de los banquillos en el Anexo de Siete Palmas-.

Ante la Ponferradina de Yuri

En la 2018-19, otro final de cine. Las Palmas Atlético finalizó en la 15ª posición con 48 puntos (dos unidades por encima de la promoción). En las últimas nueve jornadas un nuevo balance arrollador de cuatro victorias, cuatro empates y una derrota. Todo comenzó ante la ‘Ponfe’ -el 10 de marzo de 2019 en el Anexo- con un triunfo con gol de Carlos González.

Dos derbis -ante Marino (2-1) y Tamaraceite (0-2) con los tantos de Siverio, Joel y Juan Fernández (2)- activaron la maquinaria de los sueños. Cuatro años esquivando la guillotina. «No hay secretos ni milagros, solo trabajo y humildad», valoró el diseñador de imposibles. Una profesión de riesgo.

Compartir el artículo

stats