Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pejiño contra el agujero negro chicharrero en el lateral derecho

El canterano David y Moore, que aterriza de Estados Unidos, opciones ante el gaditano

Francisco Jesús Crespo ‘Pejiño’, en el último derbi, disputado en el Heliodoro, en marzo, ante Ramón Folch. | | LP/DLP

A un desatado Pejiño -cinco dianas y pichichi de la UD-, que afronta mañana el segundo derbi canario de su carrera, se le presenta un escenario idóneo para ampliar su cuenta realizadora. La sanción al lateral diestro galo Jéremy Mellot, que vio una doble amarilla ante la SD Amorebieta de forma surrealista en la última jornada en el Heliodoro, mete al preparador Ramis en un jardín.

Ante el bloque de Iñigo Vélez, debutó el canterano David Rodríguez y lo hizo con un nivel sobresaliente como reemplazo de urgencia en un equipo en inferioridad. Fueron 49 minutos, los primeros del zaguero de 21 años en esta campaña y con la elástica tinerfeña. Con el clásico de las alturas a unas horas de disputarse (mañana, 17.15 horas, Movistar # Vamos), el producto de la factoría de Geneto se estrenaría en un clásico canario y ante 25.000 fieles en Siete Palmas. Todo un desafío.

Y además, con su duelo particular con el avión supersónico de Pejiño -zurdo y que juega tanto por el costado izquierdo como por la derecha a pierna cambiada-.

Al rescate, aterriza hoy en el Aeropuerto de Tenerife Norte el defensor estadounidense Shaq Moore que, que se quedó en el banquillo en último duelo de las eliminatorias de clasificación para el Mundial de Qatar ante Costa Rica (1-0) en el estadio Lower.com Field de Ohio. Sin entrenar con el grupo durante la semana, tendría que tomar otro avión esta tarde para desplazarse a Gran Canaria. Acumula 14 días de concentración con el combinado estadunidesne. Acumula 59’ en tres duelos en este curso liguero ante Sporting de Gijón, Valladolid y Mirandés.

Insaciable

Moore, de 24 años, ha disputado tres clásicos canarios con dos empates y la derrota del ‘Ortolazo’ con un Gran Canaria vacío por la pandemia -en noviembre del 2020-.¿Debe un jugador sin el descanso preciso afrontar un duelo de tanta exigencia e intensidad ante Las Palmas? ¿O lo conveniente es recurrir de inicio por el novato David Rodríguez? El debate está servido. Ramis se pronuncia este mediodía en rueda de prensa en el Heliodoro y por la tarde se desplaza la expedición chicharrera -que se hospedarán en el hotel Imperial Playa de Las Canteras-.

Otra de las opciones es jugar con tres centrales -Carlos Ruiz, Sipcic y León-, con Álex Muñoz como extremo zurdo y Rubén Díez por la derecha. El propio Aitor Sanz se sumó al debate del agujero negro del costado derecho. «David está a un gran nivel y lo vemos entrenar todos los días, está preparado», vaticinó el capitán.

Mellot fue expulsado de forma surrealista ante el Amorebieta y genera el calvario en la retaguardia

decoration

Mientras baila la duda en el bloque chicharrero, en la UD no hay dudas. Pejiño es el amo y señor del frente ofensivo, junto a Jonathan Viera, Jesé y Moleiro. El exjugador del Sevilla contabiliza 30 duelos de amarillo y en esta 2021-22 luce insaciable. Logró batir a Huesca (1), Mirandés (2), Ponferradina (1) y Cartagena (1). Tres de sus dianas fueron en Siete Palmas. Ha perfeccionado su golpeo. Encañona al ogro del Teide.

Su bagaje ante el Tenerife se limita al (1-1) del pasado marzo (67’), en el que Vada adelantó a los chicharreros (en el 10’) y Sergio Ruiz firmó la igualada (41’). Pejiño ha superado sus problemas musculares y ante el Almería completó los noventa minutos en el Mediterráneo. Todo un aviso a navegantes. Más allá de la condición de pichichi de los amarillos, comanda la relación de disparos (12).

Segunda temporada en la UD y cifras de vértigo para el de Barbate. Un gol cada 101’ en un inicio sublime. Exige su cuota de protagonismo bajo la dictadura de Viera (2 tantos) y Jesé (3). Taponar las cabalgadas del cohete gaditano es la principal obsesión de Ramis.

El ‘Tete’ es el mejor visitante de la competición de plata con diez puntos -tres victorias, un empate, una derrota, siete dianas a favor y cinco en contra-. Un ogro con un agujero negro por la derecha.

Compartir el artículo

stats