Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manolo Márquez Entrenador campeón de la Superliga de la India con el Hyderabad y extécnico de la UD Las Palmas

Manolo Márquez: «Viera es mejor que muchos jugadores del Barça actual»

«Viera es mejor que muchos jugadores del Barça actual»

El técnico barcelonés de 53 años, que dirigió a la UD en Primera en 2017, presenció el viernes el duelo del cuadro amarillo ante el Mirandés. Habla de su conquista en la Superliga de la India, de Pimienta y de la magia del ‘21’. No olvida las celebraciones por el entorchado: «Te impacta, si no pillé el Covid esa noche, no lo pillo nunca».

El título con el Hyderabad FC le vale de venganza tras su salida de la UD o las malas experiencias en Croacia y Tailandia.

Si en la vida piensas en venganzas, mejor déjalo. Nadie podía imaginar que fuésemos campeones. Sientes orgullo de que muchos de esos jugadores fueron llamados por la selección de India.  

¿Es como si el Celta de Aspas conquista LaLiga?

Una proeza, un equipo de la mitad de la tabla va y la lía. Somos el tercer presupuesto más bajo en una competición de once equipos.El director deportivo hizo una gran gestión, patentó un bloque competitivo y acertamos con los extranjeros. Empezamos perdiendo y nos metimos en el playoff.Tuvimos un pelín de suerte pero fuimos muy eficaces. El meta Kattimani estuvo increíble, lo llaman la suerte de los campeones. Empatamos en el 88’ y lo hicimos por la vía de los penaltis. Aunque, yo abogo que si hay una liga regular, el título para el primero. Las eliminatorias son para la Copa. Fuimos segundos en la fase regular y ganamos en el playoff, pero considero más justo premiar al primero.

¿Y ahora qué?

Me han llamado equipos de la India y tuve una oferta de otro país. Me queda un año y no me llamó ningún grande de la India. El Mombai de Hernán o Lobera estaban en Champions de Asia y no querían un relevo. Después de ser campeón con Hyderabad FC, más no puedes. Seremos punteros en la India, y luego, cuando acabe mi contrato ya veremos el destino.

¿Cómo fue la burbuja?

 Lo más duro que he vivido. 

¿Igual que una cárcel? 

Once equipos, como once franquicias de la NBA, y sin descensos. Todos en un estado como si fuese Canarias. Once hoteles, once campos de entreno y tres estadios. El personal de cada hotel estaba confinado con la expedición. Fue tedioso y aburrido. Entrenamientos y partidos. En medio de la competición entró el Covid. Los jugadores se contagiaban mientras jugaban. Llegó la suspensión y la liga decretó el confinamiento total. Encerrado hasta que dejases de dar positivo. Te traían las comidas y más testeo. Si eras negativo, a entrenar. Así un mes y pico. De nuestra expedición de 48, 29 dieron positivo. La competición puso a dos psicólogos. Un futbolista se fue al no soportar la presión. 

¿Y de la celebración?

Fue alucinante (...) Si no pillé el Covid ese día, no lo pillo nunca. 

¿Qué presupuesto maneja?

Ni idea. Ni sé ni quiero saber. Tampoco de cláusulas de goles con renovación. Te puede condicionar para elaborar la alineación.

Presenció el UD-Mirandés en el Gran Canaria, ¿se meterá el cuadro amarillo en el playoff?

Cuenta con opciones reales. Es un equipo de calidad pero gana apuradamente. Ha perdido puntos por no matar los partidos como pasó ante Mirandés o Málaga. En cualquier tontería, más allá del penalti [paró Valles], pues te empatan. Y eso que eres superior. Quedan tres jornadas y tras el pinchazo del Oviedo llegarán más. La moral de la UD está por las nubes y eso es clave. Es más, si le toca en la promoción el Valladolid, Las Palmas es favorito por esta inercia. La manera en la que terminas, ese estado de ánimo es más importante de lo que la gente piensa. En India fuimos quintos y nos quedamos fuera del playoff. No fue una oportunidad perdida, nos hizo crecer. Al curso siguiente nos metimos y conquistamos el título por detalles. El tiempo me dio la razón. En 2015, Las Palmas ascendió siendo cuarta. Lo importante es meterse. Es una liga de larguísima y de locura, más de la mitad de los equipos cambia de técnico. Increíble. 

¿Cómo analiza la actuación de Fabio, uno de sus alumnos aventajados -el técnico lo hizo debutar en Primera en 2017-? 

Me cuesta ser objetivo, los jugadores que son inteligentes tácticamente me gustan mucho.

¿Es mejor que Nuke Mfulu?

Son diferentes. Me gusta más el estilo Fabio, pero le veo cualidades a Nuke. No son comparables.

Fabio jugaría siempre con usted. El de Ingenio y diez más. 

Fabio debería tener más minutos. Te da equilibrio, es muy completo y pierde pocos balones.

Luce un rol funcionarial, lejos de los caños y la estética de otros mimbres barrocos, siempre cumple. Nunca desentona. 

Tiene una cualidad que no explota, para jugar de mediocentro por delante de la defensa, debería tirar más. En el filial, cuando yo lo dirigía, metía goles llegando desde segunda línea. Hay un problema, que no juega con regularidad y trata de asegurar. Se centra en no perder balones en zonas de riesgo.

¿Conoce a Pimienta? 

No. Pero sí a los de su entorno como fisios o asistentes. Me hablan muy bien de su metodología desde el punto humano. Tiene un buen trato con el jugador. Sus equipos intentan jugar. Cuando suplió a Mel lo pasó mal. Desde la India no me perdí ni un partido...Leí que si no ganaba en Valladolid, se iba a la calle. Tras caer con el Girona, me entrevistaron desde el Archipiélago y no lo descarté para la promoción. No había muchos equipos implicados, Las Palmas estaba ahí. Ganaron y van ocho partidos sin caer. Pero es que tras empatar ante Eibar e Ibiza, también se lo querían cargar.

Desde su renuncia -septiembre de 2017-, han pasado seis entrenadores. ¿Tiene la sensación de que se paró el reloj?

Cualquier comentario puede ser interpretado como negativo. Es un mal endémico. Están los casos de Real Zaragoza, Sporting, Deportivo...La continuidad es la clave, si no haces grandes tonterías, se premia la confianza. No hay paciencia, la gente quiere ver caras nuevas. Le receto a la UD, conservar el bloque y mejorar las posiciones. Los grandes clubes, como Sevilla o Villarreal, consiguen títulos desde la estabilidad.

Con Viera se agotan los epítetos. Está de dulce con 11 goles. 

En Segunda es un Alevín A contra un Alevín B. Ves esa diferencia de un jugador de nueve años contra otro de diez. Es muchísima. Viera tiene calidad para jugar en un equipo Champions de España.Es brutal, tiene sitio en el actual Barcelona. Jonathan es mejor que la mayoría de los jugadores del Barça. Ahora le he dado el titular. Ayer hablé con Odei Onaindia, central del Mirandés que lo tuvo en India, y me dijo: ‘Es increíble’.

Compartir el artículo

stats