Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El reto de ascender directo

De los 22 clubes que han conseguido subir a Primera División desde que se instaurara el ‘playoff’ en la campaña 2010-11, solo el Córdoba y la UD no lo han logrado por la vía rápida

Momento en el que varios jugadores de la UD se abrazan a Araujo cuando anotó el tanto del ascenso en el 21-J contra el Zaragoza. ANDRES CRUZ

Una vez concluida la temporada, a la UD solo le queda mirar al futuro con la mayor de las ambiciones. Aprender del resbalón frente al Tenerife en el último playoff, una piedra en la que ya ha tropezado en tres ocasiones, y mirar con deseo al objetivo de regresar a LaLiga Santander de la mejor forma posible, a través del ascenso directo y evitar peleas intermedias con más aspirantes.

Puede plantear García Pimienta el reto a sus jugadores de conseguir uno los objetivos que le quedan al club insular en su periplo por Segunda División. Porque desde que se instaurara el sistema de playoff actual de ascenso en el que los equipos que concluyan la jornada 42 clasificados entre el tercero y el sexto puesto en dos eliminatorias posteriores, Las Palmas junto al Córdoba son los dos únicos equipos que han conseguido promocionar pero nunca de forma directa.

El Girona, con seis ‘playoffs’ jugados, solo ha conseguido subir de forma directa una vez

decoration

De los 22 clubes que han conseguido celebrar el ansiado ascenso desde 2011, amarillos y califas lo consiguieron por el camino largo. Precisamente los andaluces asestaron el mayor de los golpes históricos a la UD en el partido de infausto recuerdo del 22-J, mientras que los insulares tuvieron que esperar a la siguiente temporada, la del 2015, para resurgir entre sus cenizas y surfear una ola de positivismo durante la campaña para certificar su vuelta a Primera al batir al Zaragoza con remontada incluida gracias al tanto final de Sergio Araujo para llevar el delirio al Gran Canaria con el 2-0.

Aquel último ascenso que consiguió la UD le costó dos tropiezos previos. El primero al caer frente al Almería en 2013, equipo que después venció en la final del playoff al Girona tras imponerse en los dos partidos. Justo en esa temporada empezó el periplo del conjunto catalán con las fases de promoción y que le han convertido en el club con más presencias en las postemporadas con seis participaciones, de los que solo pudo ascender en una, en la de hace una semana atrás al dejar al Tenerife en la cuneta.

Para que Las Palmas no tenga que volver a repetir dos fracasos consecutivos, como le ocurrió entre el 2013 y el 2015, podría tener como referencia a los cinco equipos que se han repuesto inmediatamente de una eliminación en el playoff para subir luego inmediatamente de manera directa a la siguiente campaña.

El primero fue el Celta de Vigo, que se quedó en el camino en 2011 y al siguiente curso finalizó segundo para regresar a Primera junto al Dépor (dos ascensos directos). El siguiente en emular este camino fue el Sporting de Gijón, que fue derrotado en semifinales del 2014 contra la UD, en el día de la arenga de Valerón en el vestuario de El Molinón, y al año siguiente fue segundo, detrás del Betis (otros dos promociones directas).

Montilivi, sospechoso habitual

Cuestión distinta protagonizó el Girona, que tuvo que esperar tres años, al igual que la UD, pero con el matiz de que en el tercero finalizó segundo detrás del Levante. Las tragedias las protagonizó en 2015 al caer contra el Zaragoza tras dejarse levantar un 3-0 contra los maños en una remontada histórica; y al año siguiente Osasuna fue el killer de los catalanes para emprender el camino a LaLiga Santander.

Finalmente el último equipo que consiguió reponerse con la misma fue el Huesca. Su primer tropiezo fue en la temporada 2016-17, un año solo después de haber dejado atrás la Segunda División B y el Getafe le dejó en el camino para posteriormente eliminar también al Tenerife (dos finales perdidas).

Celta, Sporting, Girona, Huesca y Almería ascienden inmediatamente tras caer en la promoción

decoration

El cuadro oscense se lamió las heridas y en 2018 fue uno de los últimos clubes en la historia de Primera de estrenarse en la máxima categoría del fútbol nacional al concluir la campaña segundo detrás del Rayo Vallecano –otro que suma dos ascensos directos–.

Descendió de LaLiga Santander tras subir y ¿qué hizo? Ganar el campeonato en la 2019-20 con puño de hierro. Justo el reto que García Pimienta puede plantearle a sus jugadores cuando concluya su plantilla.

Girona. El rey del ‘playoff’ con seis participaciones

Un ascenso directo solo desde el 2010, el que consiguió en 2017 tras tres intentos seguidos en el playoff. Este año ascendió al eliminar en la final al Tenerife.

UD Las Palmas. Tres tragedias en cuatro ediciones.

Araujo gestó el milagro en el 21-J ante el Zaragoza en 2015. Para ello la UD tuvo que reponerse de dos eliminaciones, la más sangrante contra el Córdoba en 2014.

Valladolid. Al que más le gusta, dos ascensos en cuatro años

Es el equipo que más veces ha subido a través del playoff, en dos ocasiones de las cuatro veces que lo han jugado. Este año promocionó al quedar segundo con Roque.

Córdoba. Ogro en el 22-J, se quedó en el camino dos veces.

El conjunto califa ha disputado tres playoffs, y en el que ascendió tras protagonizar el 22-J con el gol de Uli Dávila accedió como séptimo porque estaba el Barça B

CD Tenerife. Dos intentos, dos finales perdidas.

El conjunto chicharrero tiene un 100% de efectividad en llegar a finales en las dos ocasiones en las que ha concluido la temporada en los seis primeros. Pero hasta ahí.

Compartir el artículo

stats