Ramos y Mariano, ante la UD

Los dos ex jugadores del Real Madrid amenazan al conjunto amarillo el domingo en el Sánchez Pizjuán, donde apuntan a debutar

El delantero negoció con Las Palmas en 2017

Sergio Ramos, a la izquierda, señala a Mariano Díaz, que hace un gesto de victoria con los dos dedos índice y corazón; ambos fueron compañeros en el Real Madrid. | | SEVILLA

Sergio Ramos, a la izquierda, señala a Mariano Díaz, que hace un gesto de victoria con los dos dedos índice y corazón; ambos fueron compañeros en el Real Madrid. | | SEVILLA / D. Rodríguez

David Rodríguez

David Rodríguez

José Luis Mendilibar cuenta con dos refuerzos de lujo para su Sevilla y conseguir reconducir el inicio liguero, en el que el conjunto hispalense ocupa la última plaza de la tabla con tan solo cero puntos. Para salir del pozo, el equipo andaluz ha fichado a Sergio Ramos, que regresa a su casa 18 años después, y a Mariano Díaz. Ambos coincidieron en el Real Madrid y suman entre los dos 41 títulos internacionales.

Dos jugadores con un palmarés envidiable estarán enfrente de la Unión Deportiva el próximo domingo en el Ramón Sánchez Pizjuán. Sergio Ramos y Mariano Díaz, que tienen sus vitrinas llenas de trofeos tras su paso por las filas del Real Madrid, ficharon este verano por el conjunto hispalense para reforzar dos de las zonas más mermadas del plantel de José Luis Mendilibar: los centrales y el puesto de delantero centro.

Entre Ramos y Mariano suman 41 títulos en su haber. 29 son del central, que regresa dieciocho años después al conjunto que le puso en el trampolín hacia el Real Madrid y escribir una historia de leyenda en el conjunto blanco. Cuatro Champions, cinco Ligas, cuatro mundialitos, tres Supercopas de Europa, cuatro españolas, más dos Copas del Rey –en el PSG ganó dos Ligue 1 y una Copa–. Todo ello con el broche del Mundial de 2010 con España más dos Eurocopas en 2008 y 2012.

Por su parte, el delantero catalán con raíces dominicanas tiene en su haber dos Champions League como sus grandes logros, aunque por delante tiene la oportunidad de volver a sentirse un jugador importnate después de su escasísima aportación en el equipo blanco en las tres últimas temporadas, en las que apenas suma 1.235 en todas las competiciones.

Ambos efectivos de Mendilibar apuntan a tener minutos este domingo ante un Sánchez Pizjuán que se espera lleno y con ganas de espolear a un Sevilla que ocupa la última posición de la tabla clasificatoria con cero puntos.

Ramos por su parte tiene el reto de ganarse la confianza del técnico hispalense después de haber estado todo el verano sin equipo y entrenando en su casa. Eso sí, dejando constancia de que está a un excelente tono físico como dejó patente a través de sus redes sociales con vídeos de los ejercicios físicos que realizaba.

Sin embargo, solo lleva seis días de entrenamientos junto a sus compañeros sevillistas y por lo pronto el tándem de centrales que ha estado usando Mendilibar en el arranque liguero formado por Loic Bade y Nemanja Gudelj parece ser que será el titular.

No podrá contar el que fuera técnico del Lanzarote en el siglo pasado con Marcao ni Nianzou, ambos lesionados y que no han conseguido salir del túnel de la enfermería en el que se mantienen desde que arrancase LaLiga EA Sports.

Tampoco estarán disponibles dos laterales que a priori serían titulares como Marcos Acuña y Jesús Navas. El argentino no acudió a la expedición con la selección argentina al mantener su lesión miotendinosa en el bíceps femoral de su pierna derecha; mientras que el capitán del equipo andaluz continúa con sus molestias en la cadera y que de no ser por la suspensión del choque frente al Atlético de Madrid por la DANA que asoló la capital española la pasada semana, se hubiera tenido que perder el primer choque del año.

Cláusula exigente

Mariano por su parte tendrá que luchar junto a Youssef En-Nesyri por un puesto en la delantera del Sevilla después de que el punta marroquí se quedara en la entidad y no sucumbiera al interés de la liga de Arabia Saudí.

El nuevo ariete de Mendilibar puede estrenarse frente a la UD, a la que nunca se ha medido a lo largo de su carrera –sí lo ha hecho dos veces contra Las Palmas Atlético–, y con la que mantuvo contactos en la temporada 2016-17.

Las Palmas se encontraba en el mercado invernal en plena ilusión por entrar en los puestos europeos y hasta el 11 de enero de 2017 se daba por hecha la llegada de Calleri y Hernán Toledo después de una eliminatoria de octavos contra el Atlético de Madrid.

Eran los objetivos para reforzar el ataque insular, pero tuvieron que esperar seis meses para firmar. Tras caerse la operación se preguntó por la cesión de Mariano al Real Madrid y el club blanco exigió un mínimo de minutos que jugase. La UD desestimó la cláusula y finalmente le echó el guante a Jesé Rodríguez y Halilovic.