Lemos y Pejiño mejoran, aunque son duda para el partido de Manacor

Al menos cinco filiales se suman a la concentración de la UD en Palma para medirse con el equipo de Tercera RFEF, cuarto y que lucha por subir

Varios futbolistas de la UD hacen un rondo en el entreno de ayer en Mallorca.

Varios futbolistas de la UD hacen un rondo en el entreno de ayer en Mallorca. / P. F.

P. F.

Lemos y Pejiño, los dos futbolistas tocados que forman parte de la expedición de la UD Las Palmas, mejoran de sus respectivas dolencias que les impidieron participar en la cita del sábado pasado en Almería, aunque son duda de cara al partido de mañana (20.00 horas) en Manacor, correspondiente a la primera eliminatoria de la Copa del Rey. En principio, ambos deberían estar, pero no será hasta después del entrenamiento de hoy y de la activación de mañana en la ciudad deportiva del RCD Mallorca cuando el técnico tenga claro si puede contar con ellos o no.

En cualquier caso, Xavi García Pimienta tiene previsto hacer una rotación integral del once, tal y como hizo la temporada pasada en los enfrentamientos con el Teruel y La Nucía. La prioridad es la Liga y todos lo tienen claro en la UD. Sólo si el equipo avanza y se planta en enero vivo en el torneo del KO, y si está en una buena situación liguera como ahora, la segunda competición pasará a ser tenida más en cuenta.

El técnico catalán no sólo prevé dar minutos a los futbolistas menos habituales como Curbelo, Sinkgraven, Mfulu, Benito o Cristian Herrera, sino que también dará la oportunidad a varios jugadores del filial que ayer ganaron al Tenerife B (0-1) en el derbi chico. Aunque aún no se conocen los nombres, el barcelonés avanzo tras el encuentro de Almería que viajarían al menos cinco futbolistas. Entre ellos estarán, a buen seguro, Juanma Herzog, Iñaki González y Pau Ferrer, que hicieron la pretemporada con el primer equipo y participan con asiduidad en los entrenamientos en Barranco Seco.

El rival, el CE Manacor, milita en el grupo 11 de Tercera RFEF y va cuarto con 16 puntos en ocho partidos, con 13 goles a favor y siete en contra. El sábado venció en casa al Playas de Calvià por 3-2. Su objetivo es el ascenso a Segunda RFEF.