Este miércoles Sara Carbonero saltaba a la portada de la revista 'Diez minutos' derrochando complicidad y risas con un amigo llamado José Luis en Canarias durante la escapada que hizo la semana pasada junto a Isabel Jiménez y otros amigos para disfrutar de unos días de relax y sol tras firmar el divorcio de Iker Casillas y romper así definitivamente su matrimonio.

Así, según la publicación, la periodista habría recuperado la ilusión gracias a José Luis Cabrera, amigo desde hace años de Isabel Jiménez y su marido, Álex Cruz, con el que se vio a Sara compartiendo confidencias durante su estancia en La Graciosa, demostrando que su ruptura con Iker está completamente superada y que afronta el futuro con optimismo y ganas de volver a enamorarse.

4

Así es José Luis Cabrera, el "supuesto amor" de Sara Carbonero

Una información que Isabel, íntima amiga tanto de Sara como de José Luis, no tardaba en desmentir rotundamente, asegurando enfadada que el empresario canario al que se ha relacionado con Carbonero está casado desde hace dos años y si su mujer no estaba presente en las fotografías publicadas es porque estaba trabajando en ese momento.

Sara, por su parte, prefiere no pronunciarse sobre esta presunta amistad especial, pero la hemos podido ver visiblemente disgustada con la portada que protagoniza esta semana junto a José Luis. Sin romper su silencio, mostró con su gesto el enfado que tiene con que se especule sobre su vida privada.

Un empresario canario, ¿nueva pareja de Sara Carbonero? LP/DLP. Foto: Revista Diez Minutos

Haciendo oídos sordos a las noticias que circulan sobre su vida sentimental e intentando continuar con su día a día, la periodista acudió a comer a uno de sus restaurantes favoritos con una amiga, no sin antes dejar claro el disgusto que tiene con la ilusión amorosa que se le ha 'adjudicado' con un hombre casado.

Así, sin poder ocultar su enfado, vimos a Sara, muy enfadada y con el rostro muy serio, discutiendo con uno de los paparazzi que, interesados por su presunta nueva relación, siguen sus pasos habitualmente. Agotada por la presión mediática y cansada de que su vida privada - que la que nunca le ha gustado hablar - acapare continuamente titulares, la exmujer de Iker Casillas ha evitado sin embargo desmentir, como sí ha hecho Isabel Jiménez, su nueva relación sentimental.

A pesar de su enfado, Sara lució una vez más impecable y nos regaló un look ideal, con vestido midi blanco, cazadora de cuero negra, un sombrero en el mismo color en la mano, y mochila y botas de estilo cowboy en color camel. Con sus inseparables gafas de sol Rayban y un original peinado con coleta trenzada, la manchega presumió de estilo y belleza el día en el que se convirtió en protagonista involuntaria de la crónica rosa.