25 de marzo de 2017
25.03.2017
Entrevista

Momo: "La renovación con la UD está cerca y nadie me regaló nada"

"Setién deja el listón muy alto, el técnico que llegue debe mantener la misma filosofía de juego", indica el extremo de la UD Las Palmas

25.03.2017 | 13:20
Momo: "La renovación con la UD está cerca y nadie me regaló nada"
Jerónimo Figueroa ´Momo'
 
"Me hubiese gustado contar con un poquito más de continuidad. No pudo ser por la exigencia de la UD"
 
"¿Ir al rincón de pensar? Jamás tuve un problema. Aprendí de mis errores. El respeto a la caseta es sagrado"
 
Extremo de la UD Las Palmas

 

 

Un alfil inmortal. Jerónimo Figueroa 'Momo', de 34 años, 211 duelos de amarillo, en ocho campañas, está a dos encuentros de su ampliación hasta 2018."Tengo el respaldo del presidente", determina el zurdo, que maravilló ante el Villarreal, tras siete duelos en el ostracismo. Tras el regreso de Valerón y Araujo, el de El Cardón es la tercer alta para la 2017-18.

Han pasado seis días del estallido de la bomba atómica. Fin a la 'era Setién'. ¿Cómo digiere el vestuario la renuncia del estratega -se irá en junio-? ¿Cómo se vivió en la caseta este final tras cuatro meses de culebrón?

Nos mantenemos ajenos a todo lo que ha salido de Setién y club. Al final, no beneficia a nadie. Ya se tomó una decisión. Fin. Es triste tras año y medio aquí. Ha encajado a la perfección en el modelo y filosofía del club. Lo hizo a la perfección desde el primer día, fue como anillo al dedo. Nos hizo mejores a todos; y de igual manera se ganó y gestó un caché en Primera.

¿Quién gana y quién pierde en ese pulso UD y el emperador de seda [contabiliza 25 victorias en 68 duelos oficiales y cautivó en el Bernabéu con 575 pases ]?

No, no hay ganadores. Se trata de un punto y aparte. Setién dejó el listón muy alto; el que venga debe seguir con la misma filosofía. Y debe tratar de mejorar a la UD con ideas renovadas. El que venga, con su fórmula de trabajo, debe tratar de fortalecer una vez más lo que se conquistó en año y medio [el cántabro aterrizó en la Isla en octubre de 2015]. Debe ser su reto. Ojalá le vaya muy bien al míster [Setién]; pero lo importante es que le vaya bien al club en el futuro.

Tras la no renovación de Setién y el fin del 'culebrón del siglo', los misiles apuntan al vestuario. La misma película que cuando fueron destituidos Herrera y Lobera. ¿Le molesta?

Siempre se apunta a un objetivo, y se le ha achacado al vestuario el final de la situación Setién. Pero el vestuario siempre responde. Ciclo a ciclo, año a año: la UD ha ido mejorando. Mire dónde estamos, haciendo las cosas bien y admirados por muchos. Que en gran parte, es por el técnico; pero también mucha de la responsabilidad es de los futbolistas. Se está haciendo una labor impresionante, los jugadore s siempre dan el cien por cien y no creo que se señale al vestuario.

Los veteranos son el diablo. O eso parece. Siempre que acontece una destitución o salida de un técnico se activa una campaña de desprestigio hacia los pesos pesados. Sin embargo, cuando se conquistó el ascenso del 21-J o se selló la permanencia en mayo de 2016, no hubo elogios para los líderes de la caseta. ¿A usted como veterano le cabrea?

Los veteranos tienen una responsabilidad. El resto, es su opinión. Unos lo pueden pensar, otros no. Siempre hay que quedarse con lo bueno, hablo de mí. Desde que llegué [enero 2011, para iniciar su segundo ciclo],tuve la determinación de que la UD podía ascender. Sabía que se lograría. Lo di todo por conseguirlo [en junio de 2015]. Traté de aportar mi granito de arena y así fue. Desde el día que llegué, el equipo estuvo en 'playoff' y la cosa ha ido bien [participó en los tres fases de promoción con Lobera, Josico y Herrera]. Subimos y nos mantuvimos por partida doble [2016 y 2017]. Este año, pues igual. Trato de aportar lo máximo al grupo. Resalto mi sacrificio, así como la entrega y no esa opinión de culpabilizar a los veteranos.

Está a dos partidos de sellar su ampliación de contrato [suma 18 duelos entre Liga y Copa]. Sería su novena campaña en dos ciclos [suma 211 duelos]. ¿Qué hará tras alcanzar la renovación automática? ¿Quiere seguir en la UD o se irá al extranjero?

Lo tengo clarísimo: quiero seguir aquí. El club está contento conmigo. Me he ganado la renovación. Ya lo dije el año pasado [mayo 2016], por mi edad y sin comprometer a la entidad, dejaría mi futuro en sus manos. ¿Esta fórmula de renovación? Es normal que estemos año a año, en este contexto contractual, y exista la cláusula. Es un cúmulo de elementos. No tengo 20 años (...)El año pasado me gané la renovación. Pusimos otro opcional, y faltan dos partidos. Tengo el respaldo del presi [Miguel Ángel Ramírez] y club. Están contentos con mi rendimiento. Quieren seguir contando conmigo. La renovación está cerca, aquí en la UD nunca me han regalado nada.

Usted sería el tercer alta o la tercera pieza de la 2017-18 tras el regreso de Valerón -que vuelve como asistente técnico del próximo inquilino del banquillo- y Araujo -que en junio pone fin a su cesión en el AEK de Atenas-.

No lo veo de esa manera (...) Sigo manteniéndome, con la ilusión de apretar año a año. Cada vez hay más nivel, el equipo y sobre todo el club manejan un presupuesto más alto. Y aspiran a jugadores de un nivel superior; la institución está creciendo. Intento seguir ahí, además está la cantera que sigue apretando. Los jóvenes hacen las cosas muy bien. Desde la experiencia, y desde lo que pueda aportar, estoy ahí. El tema Valerón es normal. Un acierto del club. Un jugador y hombre de la casa importantísimo. Santo y seña, que le vendrá bien al club. La temporada que viene, aparte de su bagaje, tiene mucho carisma en el vestuario. Ahí el club, ha acertado de pleno.

El lunes 3 de abril, tras 16 días de parón, se retoma la competición en Balaídos ante el Celta. Diez jornadas, 30 puntos, 900 minutos. ¿A qué aspira la UD en el tramo final tras quedar en las tinieblas de la zona de confort [están a 13 de Europa y han dejado el descenso a 14 unidades]?

Tenemos que intentar quedar lo más alto posible. Hacer las cosas bien porque es el último arreón. Ya está prácticamente salvada la categoría pero no nos podemos quedar ahí. Todo el mundo y los de abajo nos envidian. Dicen: 'Ojalá estuviésemos en el lugar de la UD'. Ahora, a lo nuestro: mayor número de puntos y buen fútbol. Y todos tenemos objetivos personales.

En este curso liguero contabiliza 16 duelos -766' y tres goles-. Pero tras la llegada de las altas invernales de Jesé y Halilovic, solo ha disputado 31' ante el Villarreal. Encadenó siete jornadas en el olvido [tres estuvo de baja médica, el resto (4) en el banquillo].¿Está dolido con Setién?

Se sabía que podía pasar, el club hizo una inversión importante. El objetivo era subir el nivel para meterse en Europa. Pero es difícil. Y cuando llegan jugadores de nivel, se apuesta por ellos. Yo estaba jugando y con la lesión [5 de febrero, rotura en el psoas del abdomen] coincidió todo [tres semanas KO]. Me costó entrar, no se lo achaco al míster. Cuando juego, no pido explicaciones. Y si no lo hago, tampoco. Podía haber tenido más minutos, pero uno está contento con lo que hace. Lo primero, el grupo.

Recitales ante el Barça de Messi o el Madrid de Cristiano, su segunda vuelta en la 2015-16 fue sublime [participó en 16 de los 19 pulsos y fue crucial en la Primavera de oro con seis victorias en siete jornadas]. Un capítulo estelar en su carrera.

Sí, el míster llegó con una idea. Encajó a la perfección con muchos futbolistas, entre ellos me incluyo. Hicimos una gran segunda vuelta, en lo personal: bastante bien. Dio pie a la renovación y a ganarme la confianza de Setién. Eso ya es pasado. ¿El presente? Me hubiese gustado contar con un poquito más de continuidad. No pudo ser por la exigencia del equipo. Estoy contento, siempre lo doy todo.

Sin su aportación capital, en ese final de curso, a lo mejor el cuadro amarillo hubiese bajado. Y Setién sería historia. ¿Considera que se le reconoce su labor?

Fui una pieza importante el año pasado, y no fue fácil. Salir de ahí, una posición complicada [descenso] y con un fútbol atrevido. Le respondí al míster. Tuve su confianza, él también apostó por mí. A partir de ahí, pues mira...Todos fuimos importantes y yo solo una parte.

Suma ocho campañas en la UD [debutó en febrero de 2003]. A nivel técnico, ¿este es el mejor vestuario en el que ha estado?

No. Hay jugadores de muchísimo nivel y calidad. Otros años han existido otros grandes futbolistas como 'Nau' [Nauzet Alemán], el Flaco, Ángel López o Javi Guerrero. Todos los años, el equipo ha tenido calidad. Cuando llegas a Primera División, todo suena un poquito más todo. El nivel es muy alto. No quiero comparar. Han pasado grandes futbolistas y gran nivel.

Ángel López [159 duelos con la UD] y Nauzet Alemán [273 de amarillo] se fueron por la puerta falsa. ¿Es la deuda pendiente de la entidad, tratar a los referentes con más dignidad? ¿Cómo imagina que será su adiós?

¿Mi adiós? No sé. Vivo el día a día. Me gustaría salir bien. Y no habrá ningún problema. Nunca di un disgusto a la UD. Siempre estuve a su disposición; hasta que el club esté contento. El día que no sea así, les daré las gracias. Es el equipo de mi tierra y me ha brindado mucho años [2002 a 2004; y 2012 a hoy].

En sus estadísticas, cero presencias en el 'rincón de pensar' de Setién [frase del cántabro a los apartados por índole disciplinaria]. ¿Es un motivo de orgullo [Viera fue castigado en dos ocasiones y Aythami (1)]?

Jamás tuve un problema. Algún día te enfadas. El míster siempre lo ha dicho, ha realzado mis premisas de ser respetuoso y honrado.Tengo buenos principios. Llevo muchos años y aprendí de errores de joven. Desde la experiencia, te controlas. El respeto a la caseta es sagrado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine