Han pasado ya más de 40 días desde que el pasado 19 de septiembre entrara en erupción el volcán de Cumbre Vieja, en La Palma. Más de un mes en el que la lava ha arrasado con centenas de hectáreas, destruido miles de edificaciones y obligado a desalojar a miles de vecinos. El volcán ha generado unas diez coladas, las cuales todas permanecen vivas, pero sin apenas movimiento, aunque la que más preocupa es la número tres, la que está situada más al sur.  

La fotografía, bautizada por su creador como Resistiremos

La fotografía, bautizada por su creador como Resistiremos David de la Iglesia

Esta ha recorrido en pocos días, y de forma paralela a la colada nueve, un amplio tramo en su viaje hacia el mar, que podría alcanzarlo en las próximas horas formando así una segunda fajana. Además ha destruido un importante número de viviendas que todavía quedaban en pie y una amplia extensión de cultivos, y ha conseguido comenzar a empujar a parte de la colada 9 que se había parado, lo que derivará en la llegada al mar en poco tiempo.

Entre las miles de viviendas destruidas, una destaca sobre el resto. Una casa que se ve muy cerca de la lava y resiste en solitario a la fuerza de la naturaleza. El fotógrafo David de la Iglesia la inmortalizó. Una imagen que se ha vuelto viral, ya que su autor, natural de Bilbao, busca a sus dueños.

Como explica de la Iglesia, esta fue realizada por pura coincidencia: “Nosotros íbamos a un spot para sacar fotografías al volcán y era completamente de noche. La cámara tiene una sensibilidad muchísimo mayor que la de nuestros ojos y más si se tienen que adaptar a la luz que da el volcán. Por eso, apenas intuimos algo. Decidimos exponer de una manera un poco más larga para tener más información sobre esa zona y finalmente nos dimos cuenta de que había una casa”.

Me encantaría encontrar a los dueños de esa casa y ofrecerles una copia impresa de esta imagen. Twitter, haz tu magia”, publicó el pasado martes, 26 de octubre. 

“Mi intención sería ofrecerles una copia de la fotografía. Preguntarles si les gustaría tenerla o no, porque entiendo que habrá gente que está en su situación y a los que les puede hacer ilusión o no hacerles la más mínima gracia. Pero como no me puedo quedar con esta pregunta, he decido hacer el llamamiento”, explicó de la Iglesia en unas declaraciones en la Cadena SER.

Gracias a la red social y a algunos contactos, ya ha podido descubrir algunos datos sobre los inquilinos, “sabemos que son alemanes, lo que no sabemos es si es su residencia actual. Estamos buscando pero todavía no tenemos información fija al respecto”, explica.

“Cuando estábamos saliendo del covid veía a los canarios más alegres, con su alegría particular. Esta vez les he visto con unas ganas de ayudar de la leche pero cansados y tristes. Tengo la sensación de intentar ayudarles y mi única herramienta para ello es la fotografía”, añade.

La fotografía, que ha sido bautizada por su creador como Resistiremos, se encuentra en la tienda online del autor y cuesta entre 60 y 125 euros en función del tamaño.