20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones del 24-M

Bravo de Laguna fracasa en su plan para unirse a Ciudadanos

El presidente del Cabildo llega a un acuerdo con Compromiso para concurrir como independiente - Ninguno de los consejeros del PP le seguirá en la aventura

Bravo de Laguna, ayer durante sus declaraciones en La Aldea.

Bravo de Laguna, ayer durante sus declaraciones en La Aldea. EFE

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, ha fracasado en su intento de alcanzar un acuerdo con Ciudadanos para presentarse conjuntamente a las elecciones del 24 de mayo. El aún dirigente del PP llamó a los dirigentes de este partido en Canarias para explorar la posibilidad de una alianza, pero los contactos no fructificaron porque la formación que preside Albert Rivera ya tiene a sus principales candidatos elegidos y porque la directriz nacional es concurrir a las elecciones con su propia marca y sin alianzas preelectorales.

No obstante, Bravo de Laguna está moviéndose en varias direcciones y el acuerdo con Compromiso por Gran Canaria sí está cerrado y se dará a conocer antes de finalizar la semana. Bravo y los órganos de la formación fundada por Nardy Barrios tienen que acordar la fórmula por la que se presentará el presidente del Cabildo, aunque la más probable es como independiente encabezando la lista al Cabildo de Compromiso. Bravo también trabaja para unir fuerzas con otros partidos y dirigentes independientes de la Isla, pero esta opción tendrá que ser aceptada por Compromiso.

La coordinadora de Ciudadanos en Canarias, Beatriz Correas, confirmó la reunión durante la tarde de ayer con Bravo de Laguna a petición de éste. Pero la confluencia pretendida por el histórico dirigente con el partido naranja "no se va a producir", afirmó Correas. La representante de Ciudadanos señaló que "se trató de una reunión informal donde hablamos de la situación política y de posibles coaliciones y acuerdos, pero nosotros hemos dejado claro que no vamos a ir a las elecciones con alianzas preelectorales y que tenemos las listas cerradas, pendientes sólo de la conformidad de los órganos nacionales del partido".

Listas cerradas

De hecho, la propia Beatriz Correas es la candidata al Ayuntamiento capitalino y Eduardo González es el cabeza de lista al Cabildo grancanario, según la propuesta de la formación en las Islas. Para la Presidencia del Gobierno, Ciudadanos se encuentra inmerso en un proceso de primarias para elegir al candidato de entre los que se han presentado para cabeza de lista.

Por su parte, Compromiso sí avanzó ayer el acuerdo con Bravo de Laguna, que se concretará en esta misma semana una vez se apruebe por el comité insular de la formación y el presidente del Cabildo dé su conformidad. Francisco Pérez, presidente de Compromiso, confirma que hay "varias opciones" para que Bravo sea candidato por la formación insular pero que sí está decidido a encabezar la opción sea como independiente en la lista al Cabildo de Compromiso o con el establecimiento de una alianza con otras formaciones y dirigentes independientes, entre los que se podrían encontrar varios alcaldes de la Isla.

Las gestiones de Bravo para encabezar una lista a las elecciones al margen del PP mantienen en estado de incertidumbre a sus consejeros en el Cabildo grancanario, aunque ningún miembro de su actual equipo está dispuesto a acompañarle en esta nueva aventura política, ni siquiera los que se han mostrado más fieles durante este mandato. El gobierno insular, según reconocieron ayer varios consejeros, se encuentra "en estado de shock" por la actitud del presidente y confía en que "no complique aún más la situación" del PP ante los ciudadanos, por lo que la consigna entre los miembros del gabinete es "gestionar el día a día de la mejor manera posible" y esperar "que pasen pronto" los dos meses y medio que faltan para las elecciones.

El presidente del Cabildo sí dejó claro que su intención es mantenerse en el cargo hasta que acabe este mandato. Puesto que los grupos de la oposición descartan una moción de censura, una ruptura de Bravo de Laguna con el PP crearía una situación rocambolesca. Y solo los consejeros populares podrían resolverla, pero con un alto costo de imagen.

Las declaraciones de Bravo de Laguna durante el fin de semana han aumentado la inquietud de los consejeros del PP y un grupo de ellos se reunió con él durante la tarde-noche del domingo, en su domicilio de Santa Brígida, para intentar convencerlo de que se mantenga en el partido y acepte la designación de Mercedes Roldós como candidata a la Presidencia del Cabildo. Sin embargo, según informó uno de los asistentes a ese encuentro, "la impresión es que sigue dándole vueltas a su candidatura con otro partido y que al final se va a echar al monte".

Incertidumbre

En la mañana de ayer, durante la visita a las obras de la nueva carretera de La Aldea, Bravo de Laguna afirmó que sigue estudiando distintas alternativas para su futuro político y que esperaba tomar una decisión en un breve espacio de tiempo. "Mi interés, como es natural, es seguir luchando por Gran Canaria desde el Cabildo, como he hecho en estos cuatro años y hasta el final de mi mandato", dijo.

Al respecto, añadió que "si finalmente quisiera seguir en una posición, digamos, independiente, seguiría planteando a lo grancanarios la necesidad de seguir luchando por nuestra isla". También admitió que contaba con distintas propuestas sobre la mesa y lanzó un agradecimiento "a todos los que se han acercado a mí y que han considerado que hay un bagaje político que puede ser útil para los grancanarios". "Estoy buscando la mejor fórmula, si al final se toma esa decisión; la que entienda que sea la mejor fórmula para los grancanarios", comentó.

Bravo de Laguna se mostró irónico respecto a la sugerencia de la candidata a presidenta del Gobierno de Canarias por el PP, María Australia Navarro, invitándole a hacer campaña electoral junto a ella. Aseguró que le hubiera gustado acompañarla pero, "eso sí, como candidato a la Presidencia del Cabildo por el PP, desde luego".

Preguntado por las relaciones con sus compañeros de partido tras anunciar que baraja otras alternativas para seguir en el Cabildo, eludió pronunciarse: "Desde el partido me han dicho cosas, pero no voy a ser yo quien las diga, habría que preguntarle al PP". En cualquier caso, dio a entender que el desenlace está cercano.

Mientras, la situación del grupo de gobierno del PP es "cada vez más incómoda y extraña", consideró uno de los consejeros. "Estamos en una especie de shock, nadie pensaba que esto iba a terminar así y ahora mismo no sabemos lo que va ocurrir", confesó otro de los miembros del gabinete. "Espero que al final se imponga la cordura, pero hay que recordar a Bravo que las elecciones las ganó el PP y que se presentó con esas siglas", apuntó un tercero.

El peor escenario para el gobierno del Cabildo es que Bravo comunique de inmediato su candidatura por otra formación política, pues eso obligaría al PP, al menos de cara a la galería, a pedirle que entregue al acta e incluso a abrirle un expediente disciplinario. "Eso nos dejaría en una situación complicada, porque no se trata de que se marche un consejero díscolo, sino el propio presidente", según uno de los consejeros consultados.

Compartir el artículo

stats