Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torres consigue colocar a Elena Máñez al frente de la Delegación del Gobierno

El Consejo de Ministros nombra a la 'número dos' del secretario general del PSOE regional en el Cabildo de Gran Canaria a pesar de los reparos de Tenerife

Elena Máñez, junto a Ángel Víctor Torres y el secretario de Organización del PSOE canario, Jorge González, una reunión de la Ejecutiva regional.

Elena Máñez, junto a Ángel Víctor Torres y el secretario de Organización del PSOE canario, Jorge González, una reunión de la Ejecutiva regional. JUAN CASTRO

El Consejo de Ministros nombró ayer a Elena Máñez, actual consejera de Política Social y Accesibilidad del Cabildo de Gran Canaria y mano derecha de Ángel Víctor Torres, secretario general del PSOE regional, como nueva delegada del Gobierno de España en Canarias en sustitución de la popular Mercedes Roldós. La designación ha generado malestar en la organización de Tenerife, que quería para sí este cargo, ya que la secretaría general está en manos de Gran Canaria.

La secretaria de Organización del PSOE tinerfeño, Josefa Mesa, expuso ayer tras la celebración de la Ejecutiva insular de la formación que el nombramiento de Máñez a propuesta de Torres es bienvenido, pues es "una compañera del partido", pero advirtió que se ha de "equilibrar" con el resto de puestos que quedan por designar por parte del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, como la presidencia de la Zona Especial Canaria (ZEC) o las subdelegaciones del Gobierno,

Fricciones

Aunque públicamente no quieran expresar las fricciones internas, ayer se vivieron momentos de tensión, según fuentes del partido, pues al parecer desde Tenerife se llegó incluso a plantear a la cúpula en Madrid que iban a buscar a otro candidato para las primarias distinto a Torres. De hecho, el nombramiento de Máñez había sido adelantado a lo largo del día por la dirección del PSOE en Canarias, pero no apareció hasta pasadas las 19.15 horas en las reseña del Consejo de Ministros. En la primera referencia no salió su designación, pero fue actualizada más tarde en la versión de internet con el real decreto de su nombramiento, aunque sin el detalle de su currículum. La última en una larga lista de nuevos cargos del Gobierno central.

Esto evidencia las presiones que se vivieron hasta el último minuto para su designación, pues la propuesta llegó al Consejo de Ministros sin consenso en la organización. El sector del PSOE canario más crítico y la dirección insular del partido en Tenerife presionaron para que la Delegación del Gobierno en las Islas estuviera en otras manos. Se habló del tinerfeño Aarón Afonso, exconsejero de Justicia e Igualdad del Gobierno canario hasta que se rompió el pacto entre CC y el PSOE en diciembre de 2016. Desde los entornos de Ángel Víctor Torres y del secretario insular de Gran Canaria, Sebastián Franquis, se pusieron varios nombres sobre la mesa, como el exalcalde y exdiputado por Gran Canaria, Emilio Mayoral. Pese a que el jueves por la tarde Torres y Franquis se reunieron en Tenerife con el alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín, y Héctor Gómez, diputado regional por Tenerife, una de las personas de máxima confianza de Pedro Sánchez en el PSOE que lo incluyó en su Ejecutiva como secretario de Relaciones Internacionales, no se llegó al acuerdo sobre el nombre de quién debía ocupar la Delegación del Gobierno y se le recomendó a Torres que esperara para realizar su propuesta al Consejo de Ministros. Pero al final, el secretario general del PSOE en Canarias llevó la designación de la número dos en el Cabildo de Gran Canaria.

El Consejo de Ministros también iba a nombrar a Héctor Gómez como secretario de Estado de Comercio, pero al final no se realizó por problemas meramente administrativos.

La situación interna del PSOE en las Islas tiene, por tanto, grietas de relevancia a cuenta de los nombramientos que el Gobierno central tiene que hacer en las Islas y que están enfrentando a Tenerife y Gran Canaria y a sectores críticos a Torres en esta última isla.

El ascenso de Héctor Gómez como dirigente de la cúpula federal de Pedro Sánchez quiere ser usado por la dirección tinerfeña para fortalecer sus posiciones tanto para equilibrar el nombramiento de los nuevos cargos como para articular una alternativa que se mida a Torres en las primarias para la candidatura a la Presidencia del Gobierno en 2019.

En cuanto a los cargos que quedan por designar y que quiere para sí Tenerife, como la ZEC, sonaba con fuerza el nombre del expresidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, pero al ser de Gran Canaria desde la otra provincia ya se está impulsando otra alternativa. La dirección regional del PSOE le deseó ayer la mayor suerte y todos los aciertos a Elena Máñez. Ángel Víctor Torres confía en que Máñez realizará su trabajo desde la mayor responsabilidad y compromiso.

Elena Máñez será sustituida en el Cabildo por su colaboradora Carmen Luz Vargas, número siete en las listas al Cabildo, y exconcejala de políticas sociales en el Ayuntamiento capitalino.

Compartir el artículo

stats