Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos empresas canarias asumen un servicio nacional contra el 'cyberbullying'

Inerza y Contactel atenderán a menores de toda España vía telefónica y chat

Dos empresas canarias asumen un servicio nacional contra el 'cyberbullying'

Dos empresas canarias asumen un servicio nacional contra el 'cyberbullying'

Dos empresas canarias, Inerza y Contactel, han sido las adjudicatarias del servicio de la línea de ayuda en ciberseguridad del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), dependiente del Ministerio de Economía. Este servicio está enfocado, por un lado, a prestar ayuda a cualquier menor de edad de España en relación con el ciberbullying, así como a darles indicaciones para que realicen un correcto uso de internet y, de otro, a asesorar en cuestiones técnicas sobre ciberseguridad a ciudadanos y empresas.

Con la presente adjudicación, Incibe pretende integrar todos los servicios de atención telefónica que presta actualmente (línea de ayuda para menores y el Centro de Atención al Usuario de la Oficina de Seguridad del Internauta) bajo un único número gratuito, dando continuidad a la atención realizada en la actualidad a los colectivos de menores y ciudadanos y ampliando la atención al colectivo de empresas.

Además, se integrarán y afianzarán nuevos canales de atención como es el caso del chat, que permite una mayor flexibilidad para el usuario a la hora de acceder al servicio, a la vez que contribuye a la accesibilidad del mismo.

Servicio

El contrato tiene una duración de 24 meses y un presupuesto de 1,53 millones de euros aunque puede ampliarse doce meses más, con lo que el valor total sería de 2,3 millones. En concreto, el contrato consistirá en la prestación de un servicio de línea de ayuda con el que asesorar y asistir a niños, jóvenes, familias, educadores y profesionales del ámbito del menor en temas de cibercacoso y por el uso seguro y responsable de internet por los menores. Además habrá un servicio de línea de ayuda a los ciudadanos y a las empresas en la resolución de dudas y problemas relativos a la ciberseguridad. Se prestará en modo multicanal y aportará un alto grado de especialización en atención psicosocial para el caso de la atención a menores y en general para ciudadanos y empresas, asesorando en la prevención y respuesta en relación al uso seguro de internet.

De hecho, el equipo encargado de este servicio nacional no solo estará compuesto por informáticos o especialistas en ciberseguridad con presencia física en León o en Canarias, sino que también contará con psicólogos y otro tipo de profesionales para prestar un asesoramiento y ayuda completos hasta que los casos estén cerrados o derivados a otras instituciones o a cuerpos de seguridad del Estado si fuera necesario.

El lugar de ejecución habitual de los trabajos será en las propias instalaciones de Inerza y Contactel, así como en las oficinas del Incibe en León.

Para cubrir todo el servicio se conformará un equipo de hasta 16 personas entre psicólogos y expertos TIC.

Incibe tiene la misión de extender su participación a todos los ámbitos de la confianza digital, entre ellos, da respuesta a las incidencias de seguridad específicas de públicos concretos, prestando asistencia técnica en cuestiones sobre ciberseguridad, así como en el uso seguro y responsable de internet y las TIC.

Inerza y Contactel consolidan, con la adjudicación de este concurso, una estrategia enfocada en desarrollar un grupo tecnológico canario especializado en el segmento especifico de la ciberseguridad dentro del sector de las TIC. Inerza, cuyo capital mayoritario es del Grupo Germán Suárez Investments, y Contactel, cuyo director general es Juan Ramírez Said, se están colocando a la vanguardia en el ámbito nacional. La ciberseguridad es un segmento de mercado con un crecimiento exponencial actual y futuro. Hace dos años decidieron fundar Enigmasec, donde Inerza y Contactel poseen conjuntamente la mayoría, en alianza con un experto en ciberseguridad, Igor Lukic. Esta empresa está especializada en proporcionar productos y servicios orientados a proteger los sistemas TIC de las medianas y grandes empresas.

Se encarga de cuidar los sistemas informáticos de los clientes asegurándose de utilizar las últimas técnicas que los ciberdelincuentes emplean contra sus adversarios, pues cuentan con expertos conocedores de técnicas hacking desde la década de los años 90.

Las personas que componen la empresa están comprometidas con la seguridad, además de con la discreción, siendo la confidencialidad uno de sus mayores valores y sus equipos de profesionales firman cláusulas legales que afirman el compromiso en respetar las mismas.

Compartir el artículo

stats