Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria

Escrivá ‘contraataca’ exponiéndose en las Cortes

El ministro de Migraciones, presionado por CC y PP, da cuenta de su actuación y prevé anunciar un plan de acción inmediata

Una de las migrantes llegaas la pasada semana al muelle de Arguineguín.

Tras tres meses de escalada en llegada de pateras a las costas canarias y de consolidación de una crisis migratoria que remite a la de los cayucos de 2006, un ministro del Gobierno va por fin a responder de forma directa a la inquietud de instituciones y representantes políticos de las Islas ante lo que consideran inacción del Ejecutivo central. Será el titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien tomarán hoy y mañana la palabra en el Senado y en el Congreso presionado por sendas baterías de preguntas de Coalición Canaria y PP. Escrivá trata así de sacar la cabeza, hacer frente a críticas que ha cosechado en su contra en las últimas semanas e iniciar una estrategia de explicaciones sobre lo hecho y, según apuntan desde el ministerio, lo que prevé hacer el Estado en un futuro.

Fuentes de su gabinete aseguran que hoy aportará en la Cámara alta “datos relevantes” tanto sobre la situación en estos momentos, como sobre la actuación del Ministerio desde que se desencadenó la crisis, o el plan de acción para el futuro inmediato. Aunque por ahora oficialmente el ministro sigue buscando una fecha apropiada para realizar el viaje a Canarias que el Gobierno regional esperaba que hiciera el pasado día 9, los senadores canarios que hoy le interpelan durante la sesión de control al Ejecutivo, Fernando Clavijo (CC) y Asier Antona (PP), consideran que Escrivá no puede demorar más esa visita y que debe anunciar ya la fecha.

El titular de Migraciones intenta salir al paso de la acusaciones de que está siendo objeto su departamento y el conjunto del Ejecutivo de Pedro Sánchez por su falta de respuesta y descoordinación en esta crisis, y en especial por las condiciones en que se encuentran los migrantes que alcanzan las costas de las Islas. Unas críticas que le llegan incluso desde el Gobierno regional que preside el socialista Ángel Víctor Torres, que ha llegado a señalar que “en inmigración no se puede decir que las cosas se estén haciendo bien”. Deberá en este sentido ir más allá de las explicaciones que dio la secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, la número dos de su departamento en esta materia, que calificó de “pequeño percance” el hacinamiento de hasta 400 migrantes en el puerto de Arguineguín, sin instalaciones apropiadas para su acogida.

La interpelación a la que responderá Escrivá está planteada por el senador de CC, Fernando Clavijo, quien tiene además registradas en la Cámara hasta cinco peticiones de comparecencias urgentes de miembros del Gobierno central para que den cuenta de sus actuaciones en materia de control de la inmigración irregular. El nacionalista considera que la situación actual es fruto de la descoordinación ministerial y reclama un plan de acción conjunta de todos los departamentos implicados: Vicepresidencia primera, Interior, Defensa, Asuntos Exteriores, y Migraciones.

La pregunta de Antona, aunque dirigida de forma más directa al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre “los últimos datos de inmigración ilegal en España”, se prevé que sea contestada también por Escrivá, quien también responderá a otra pregunta mañana en el Congreso del diputado popular por Cádiz José Ortiz Galván.

Marlaska es otro de los ministros sobre el que las fuerzas políticas canarias han reclamado mayor presencia y explicaciones sobre la emergencia migratoria que vive el Archipiélago, una situación sobre la que el propio jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, pasó de puntillas durante su comparecencia en el Senado hace dos semanas en el debate de apertura de curso político. Sánchez se limitó a reconocer en respuesta a los senadores Clavijo y Fabián Chinea (ASG) que la situación era de “emergencia” pero no anunció ni una sola medida para hacerle frente. Su ministro de Migraciones inicia ahora la ronda de explicaciones, pero de momento sigue siendo en sesiones de control, no en comparecencia monográficas en las comisiones correspondientes, como tienen solicitadas prácticamente todos los diputados y senadores canarios de los partidos que no forman parte del Gobierno.

Marlaska tiene pendiente aclarar, por ejemplo, qué actuaciones tiene previstas su departamento en relación sobre todo con la mejora del funcionamiento de los instrumentos de detección de llegada de embarcaciones a las costas canarias tras los numerosos casos en que estos aparatos de Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) parecen estar fuera de servicio o de no haber funcionado adecuadamente. El propio presidente de Canarias reclamó oficialmente al ministerio un informe al respecto ante la evidencia de la deficiente operatividad del SIVE.

El titular de Interior también debería explicar los resultados de su reciente visita a Mauritania acompañando a la comisaria europea de Interior, Ilva Johansson, donde se entrevistó con el presidente del país africano, Mohamed Ould Cheikh El Ghazouani, así como con el primer ministro, Mohamed Ould Bilal Messoud, y con el de Interior y de la Descentralización, Mohamed Salem Ould Merzoug.

Según el Ministerio, en la reunión con el ministro mauritano de Interior se acordó seguir reforzando la cooperación en la gestión de la inmigración con una mayor capacidad de respuesta y de intervención. Sin embargo, según distintas fuentes, hasta ahora el Ejecutivo español no ha solicitado un apoyo extraordinario y de refuerzo de la agencia europea Frontex para el control de las fronteras en la denominada ruta Atlántica, que llega hasta Canarias y que contribuiría a reducir desapariciones y muertes en el mar.

Compartir el artículo

stats