Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toma de posesión del nuevo presidente del TSJC | El fin del estado de alarma marca el acto

Carlos Lesmes espera que el fin del estado de alarma marque un nuevo comienzo

El presidente del Supremo tiene la esperanza de «dejar atrás el sufrimiento que tantas familias padecen» por la crisis sanitaria

Carlos Lesmes espera que el fin del estado de alarma marque un nuevo comienzo   | ANDRÉS CRUZ / LP/DLP

Carlos Lesmes espera que el fin del estado de alarma marque un nuevo comienzo | ANDRÉS CRUZ / LP/DLP

El presidente del Tribunal Supremo (TS) Carlos Lesmes manifestó ayer en su discurso durante la toma de posesión del magistrado Juan Luis Lorenzo Bragado como nuevo presidente del Tribunal Supremo de Canarias (TSJC) que tiene la esperanza de que el fin del estado de alarma marque un nuevo comienzo.

Una aspiración pronunciada apenas un día después de que el alto tribunal canario corroborase, en su segundo auto, su negativa a avalar el toque de queda y el cierre perimetral de las Islas en los niveles 3 y 4, que demandaba del Gobierno de Canarias como medidas de restricción para contener la pandemia. El Ejecutivo recurrirá ante el Tribunal Supremo.

El también presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se congratuló, no obstante, de que con la crisis generada por el coronavirus «el sistema de justicia ha demostrado, pese a las dificultades, que es un servicio público esencial en los momentos de mayor adversidad y que ha sabido actuar con verdadera eficacia en la resolución de los conflictos». Por lo que además de agradecer a las autoridades y demás presentes por su asistencia pese a la pandemia «que aún atravesamos» quiso reconocer a los profesionales de la Administración de Justicia, por su esfuerzo y contribución «a simbolizar la continuidad y la fortaleza de las instituciones, incluso en los peores momentos».

Bragado jura cumplir y hacer cumplir la Constitución con compromiso y «sin reservas mentales»

decoration

Lorenzo Bragado, que tomó posesión del cargo tras jurar apadrinado por el vocal del Consejo General del Poder Judicial Francisco Gerardo Martínez Tristán, desgranó en su discurso los retos que espera afrontar mientras esté a la cabeza del alto tribunal canario. Entre ellos el atender a los órganos que se han visto más afectados por la pandemia: los juzgados de lo Social y Mercantil.

22

Toma de posesión del nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Juan Luis Lorenzo Bragado Andrés Cruz

En el solemne acto llevado a cabo en la Sala de Audiencias del Palacio de Justicia de Las Palmas de Gran Canaria, el nuevo presidente del TSJC aprovechó para agradecer a el apoyo recibido y subrayar que, desde una «visión panorámica, la justicia en Canarias es mejorable». Así, entre sus desafíos está el «prestar especial atención» a los partidos judiciales que considera están «más colapsados» como Granadilla de Abona, Puerto del Rosario, Arona y San Bartolomé de Tirajana, en este último resaltó que se debe abordar «la problemática derivada de la inmigración irregular»; así como impulsar soluciones para solventar las dificultades de «infraestructuras» en los juzgados de Santa Cruz de Tenerife y Puerto del Rosario.

El también decano de los juzgados de Santa Cruz de Tenerife informó que se plantea decirle adiós al uso del papel en los procedimientos judiciales, por lo que prevé implementar expedientes judiciales electrónicos y reveló que, de aprobarse las reformas, pondría a disposición una nueva oficina judicial y tribunales de Instancia como «nuevos modelos organizativos».

Verdadero consenso

Lorenzo Bragado juró cumplir y hacer cumplir la Constitución ya que, a su juicio, «tenemos, sin duda, una ejemplar, la primera en toda la historia de España que nació de un verdadero consenso». Manifestando que el deber de todos es «cumplirla y hacer que se cumpla, con pleno convencimiento, sin reservas mentales». Entiende que ese es «el compromiso de todos los que creemos en el Estado de derecho, la democracia, la libertad, el pluralismo y el respeto de los derechos fundamentales, y, entre ellos, de manera señalada, en lo que nos concierne directamente, la tutela judicial efectiva».

Respecto a las problemáticas que vaticina en su periodo como presidente del TSJC apuntó a las coyunturales como las derivadas de la pandemia que «tendrán que ser afrontados a través planes específicos de actuación». «No podemos resignarnos a que ciertos órganos acumulen retrasos. No puede haber una justicia de primera y una justicia de segunda, o incluso de tercera», aseveró.

El reto del nuevo presidente del TSJC es «atender a los órganos afectados por la pandemia»

decoration

Respecto a los estructurales entiende que son de «difícil solución» por las múltiples competencias en materia de justicia. «Lo más simplista es reclamar un incremento del gasto público. Y por supuesto que, dentro de las políticas de cualquier gobierno, la de justicia debe considerarse esencial y prioritaria. Sin embargo, la experiencia demuestra que no necesariamente cada euro gastado de más se traduce en una mejora significativa». Indicó que el presupuesto de Canarias para 2021 es de 168 millones de euros por lo que es «una de las comunidades que más invierte en justicia».

«Mejor que crear más juzgados será tener menos pleitos, por ello la necesidad de impulsar los medios alternativos de solución de conflictos: conciliación, mediación, arbitraje», reiteró Bragado.

Tanto el presidente del Poder Judicial y del Supremo como el nuevo del TSJC agradecieron al presidente saliente Antonio Doreste «por su labor» durante los años en los que estuvo al frente del TSJC, desde 201,4 y quien desde ayer quedó adscrito a la Sala de lo Civil y Penal del alto tribunal canario.

Compartir el artículo

stats