Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Akira Kusunoki Cónsul de Japón en Canarias

Akira Kusunoki: «Además de la pesca, Japón tiene interés por las energías renovables de las Islas»

Akira Kusunoki, cónsul de Japón en Canarias.

Akira Kusunoki, cónsul de Japón en Canarias.

Akira Kusunoki (Fukuoka, 1961) llegó hace un mes y medio Canarias como cónsul de Japón en el Archipiélago. Su principal objetivo es estrechar las relaciones comerciales y culturales entre ambos países y fomentar el intercambio de estudiantes. Kusunoki explica que, más allá de la histórica relación de los pesqueros japoneses con Canarias, su país tiene interés en otros sectores como las energías renovables de las Islas.

¿Cuál ha sido su trayectoria en la diplomacia internacional hasta llegar a Canarias?

Desde joven tuve interés en América Latina y aprendí portugués en la universidad. Cursé Estudios Extranjeros de la Universidad Sofía de Tokio y después ingresé en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Mi carrera diplomática empezó en Ecuador y después me trasladé en Nicaragua y Guatemala. En 2003, empecé a servir en el Consulado de Río de Janeiro, para después ir a ciudades como Sao Paulo y Belén. A principios de mayo de este año, hace solo un mes y medio, llegué a las Islas y, aunque la decisión no partió de una iniciativa personal, Canarias siempre ha sido uno de los lugares en los que había querido servir.

¿Qué aspectos de la cultura canaria conocía antes de venir al Archipiélago?

La canción Islas Canarias se hizo muy popular en la década de los 80 entre los japoneses de mi generación. En aquella época, Canarias no pasaba de ser un sueño, porque los turistas japoneses viajaban a sitios como Hawai, Estados Unidos o la Europa continental, pero no llegaban aquí. Teníamos una imagen del Archipiélago como un paraíso de sol y playa. Con los años he ido conociendo otras caras de las Islas, pero al llegar aquí es cuando he comprendido que, verdaderamente, Canarias es mucho más que sol y playa.

¿Qué le ha sorprendido de la gastronomía canaria?

Por ahora solo he probado las papas arrugadas y me encantan. Todavía me queda mucho por descubrir.

¿Qué objetivos se marca como cónsul de Japón en las Islas?

Nuestro consulado se instaló en Canarias en 1965 para dar apoyo a la flota pesquera japonesa. Desde entonces, la importancia de la flota no ha cambiado, aunque el número de barcos se haya visto disminuido. Nuestro objetivo principal es fomentar el intercambio comercial, cultural y de estudiantes entre Canarias y Japón.

¿Qué puede hacer el Archipiélago para continuar estrechando lazos comerciales con Japón?

El área de comercio más importante entre los dos países es, y continuará siendo, la pesca. Pero además de la pesca, tenemos intereses por otros ámbitos, como las energías renovables de las Islas. Por ejemplo, en Tenerife hay una empresa hispano-japonesa de energía solar. Recientemente me he reunido con el director de Proexca para buscar vías en las que poder promover el comercio entre ambos países.

Históricamente, la relación de la flota pesquera japonesa con el Puerto de La Luz ha sido muy estrecha, ¿qué servicios busca este sector en Canarias?

Canarias es uno de los pocos lugares que funcionan como base para los barcos pesqueros que pueden ofrecer servicios de mantenimiento y, además, servir como proveedor de víveres. Asimismo, dentro del equipo del Consulado tenemos un inspector para hacer la inspección de los barcos.

¿Se plantea alguna línea de colaboración entre el Consulado de Japón y las universidades canarias?

Hace unos días hice una visita de cortesía al rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). El actual vicerrector de Internacionalización, Movilidad y Proyección Internacional, Jin Taira, es de origen japonés y me acompañó durante la visita. En el encuentro hablamos sobre las maneras de promover el intercambio en la ULPGC. Como el Consulado es muy pequeño y no disponemos de muchos recursos, el primer paso lo daré yo mismo y ofreceré una charla a los estudiantes sobre la historia de la diplomacia japonesa. A partir de ahí seguiremos estrechando lazos. Además, cada año un alumno universitario de Canarias se va a Japón de intercambio. Un curso es de las especialidades de Ciencias Sociales y otro de las carreras técnicas.

¿Continúa la relación de Japón con el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC)?

Hay algunos científicos japoneses haciendo sus investigaciones en el IAC y hace unos tres años vino el premio Nobel de Física Takaaki Kajita. Esto muestra el gran interés que tienen las Islas para los investigadores japoneses. Si finalmente el Telescopio de Treinta Metros (TMT) se construye en La Palma, seguramente, muchos más investigadores vendrán a realizar sus proyectos.

¿Cómo es la comunidad japonesa en las Islas?

Está formada por una 230 personas con la nacionalidad japonesa, más sus descendientes. Yo fui cónsul en Sao Paulo y allí hay dos millones de japoneses, así que tengo experiencia trabajando con una comunidad de emigrantes, que sirve para tender lazos de amistad entre los dos países. Aquí la comunidad es mucho más pequeña, pero podemos mostrar el valor de la cultura japonesa, porque tenemos personas muy talentosas como Taira, que es arquitecto; músicos, especialistas en artes marciales o en arreglos de flores.

¿Cuál cree que es el secreto del idilio entre la cultura nipona y la española?

Japón es el segundo país del mundo con más aficionados al flamenco, después de España. Hay algo en la música flamenca que tiene cierta similitud con un género de música folclórica japonesa. Es algo que no se puede explicar ni con palabras ni con la lógica, porque hay algo de sentimiento que los japoneses entienden desde el corazón. Además, el español es la tercera lengua extranjera más estudiada en Japón, solo después del inglés y el chino. A esto se suma el interés de los japoneses por la gastronomía o el vino español.

¿Canarias podría llegar a ser destino turístico para los japoneses? ¿Cómo se podrían promocionar las Islas?

La mayoría de los turistas japoneses que vienen a conocer el Archipiélago lo hacen a través de los cruceros. Normalmente es gente mayor, que tiene dinero y tiempo. Con el envejecimiento de la sociedad japonesa aumenta cada día el número de personas que tienen el tiempo y el dinero necesario para venir al Archipiélago. Eso supone una oportunidad para el turismo de Canarias. También hay turistas japoneses que viajan más de una vez a España y, cuando han visto las grandes ciudades de la Península, para su segunda o tercera visita buscan alternativas. Canarias es una alternativa magnífica.

Japón es un destino turístico muy deseado, aunque no es un competidor directo para Canarias ¿Se mantendrá el cierre de fronteras a los extranjeros de cara a este verano?

En este momento Japón está bajo el estado de emergencia, que se levanta este domingo, y está paralizado el ingreso de turistas. Antes de la pandemia el país recibió algo más de 30 millones de turistas y solo Canarias llegó a los 16 millones. Así que, aunque Japón tiene una política de atracción de extranjeros muy potente, todavía le queda mucho potencial turístico para atraer viajeros, creo que la cifra se puede duplicar. Si bien, este año no creo que se pueda incrementar debido a la pandemia. En Japón ya era muy habitual el uso de la mascarilla, para frenar la gripe, y por eso en la primera fase de la crisis sanitaria la gestión fue un éxito. Ahora, la segunda fase, la de la vacunación, va algo más lenta.

Este año es muy especial para Japón ya que acoge las Olimpiadas en Tokio ¿Qué supone un evento así para el país, después de 15 meses de pandemia?

Ha habido mucha discusión sobre la organización de los Juegos Olímpicos, pero el Gobierno ha decidido llevarlos a cabo como sea, con o sin público. Las Olimpiadas de Tokio serán muy diferentes a las que conocemos pero, en cierto sentido, marcarán la historia del evento. Esta edición de los Juegos se convertirá en un símbolo del inicio de la victoria sobre la pandemia, pero no solo para Japón, sino para el mundo entero.

Compartir el artículo

stats