Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias aparca el proyecto de «turistificación» de los charcos de marea

La alta presión social y la falta de presupuesto obligan a la Consejería de Turismo a aparcar la idea aunque abre la puerta a que sean los cabildos quienes retomen la iniciativa

Charcones del Puertillo, en Gran Canaria.

Charcones del Puertillo, en Gran Canaria. Juan Castro

La consejera de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla, ha afirmado este miércoles que su departamento ha decidido aparcar el proyecto sobre los charcos de marea debido, fundamentalmente, «a la alta contestación social recibida al Plan Director de Charcos de Marea» a la vez que argumentó que la Consejería que dirige «no cuenta con partida presupuestaria» para llevar a cabo dicha iniciativa.

En una entrevista concedida a Radio Club Tenerife, Castilla señaló que el Plan Director «no es prioritario para la Consejería, lo he dejado aparcado, no tiene ficha presupuestaria y serán los cabildos quienes podrán llevar a cabo los planes que consideren oportunos».

Sin embargo, hace menos de un mes, desde la Consejería de Turismo se señalaba que la alta oposición generada a dicho Plan Director sobre los Charcos de Marea se debía al desconocimiento general porque «no se han leído el Plan Director, algo imposible al no ser todavía público» y precipitación por «adelantarse a los acontecimientos» a la hora de opinar. Son los dos argumentos del Director general de Infraestructuras Turísticas del Gobierno de Canarias, Fernando Miñarro, respecto a la contestación social y política que ha tenido el anunciado Plan Director de Charcos de Marea. La opinión popular la valora «muy positiva porque demuestra el interés y el cariño que la gente tiene a sus espacios litorales».

La alta presión contra este plan director no solo vino desde distintos puntos sociales, también hubo rechazo por parte de miembros del propio Gobierno del que forma parte, como la mantenida por el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, o alcaldes como el de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez.

«La oferta turística que tiene Canarias es muy variada y vinculada con la naturaleza, pero hemos de ser muy conscientes de que la naturaleza tiene una capacidad de carga que no es la de una zona urbana», expresó José Antonio Valbuena, que remarcó que «los espacios naturales son naturales y no están preparados para un uso intensivo». Y prosiguió: «Hay que ser muy cuidadosos con los usos que se le dan a ese tipo de espacios». Además, se detuvo en que el plan director de charcos es «un borrador» y que el estudio se ha centrado en «ciento y pico» de los más de 400 enclaves de ese tipo que existen en Canarias. «Ahora nosotros tenemos que hacer el análisis desde el punto de vista ambiental», completó.

El pasado 23 de julio la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias presentó su Plan Director de Charcos. Este proyecto polémico ha documentado, por vez primera, 117 charcos de marea, de los 492 que se hallan en el archipiélago, para "potenciar su valor como atractivo natural".

Por su parte, Luis Yeray Gutiérrez, alcalde de La Laguna, también se ha opuesto al plan de intervención respecto a los charcos de La Punta del Hidalgo. «Esta propuesta no concuerda con la línea de desarrollo sostenible que hemos planteado desde hace dos años en el ayuntamiento», valoró el regidor.

El primer edil señaló su «disconformidad» con las intervenciones previstas en el litoral del municipio. Más concretamente discrepa respecto al diseño dibujado para la costa de La Punta del Hidalgo por el Plan Director de Charcos de Marea, dado a conocer por la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias.

La diputada de CC-PNC y secretaria de organización de los nacionalistas canarios, Rosa Dávila, ha exigido al Gobierno de Canarias que «someta el Plan de Charcos al conocimiento del Parlamento, la comunidad científica y a la participación de la ciudadanía de Tenerife». Dávila ha dejado claro «el rechazo tajante a que se turistifiquen los charcos». A la exconsejera nacionalista le parece «inconcebible que se presente un Plan públicamente que no sea conocido por el resto de consejerías». Considera además que «el plan tampoco cuenta con el consenso científico ni de los ayuntamientos».

A todo lo anterior, hay que sumar las distintas campañas puestas en marcha para intentar evitar la turistificación de los charcos de Canarias. Este es el caso, por ejemplo de las más de 16.000 firmas registradas en la plataforma change.org.

Compartir el artículo

stats