Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma

Regreso a casa pero sin luz ni agua para un millar de afectados por el volcán de La Palma

El millar de vecinos que ya puede regresar a sus casas al sur de las coladas del se enfrenta ahora a la triste realidad de la carencia de los servicios esenciales

Una vecina de Las Mancha observa desde su casa el paisaje que dejó el volcán. | | EFE

Muchos de los vecinos que desde ayer pudieron regresar a sus casas al sur de las coladas lo hicieron a unos domicilios en los que aún no se han restablecido los servicios públicos esenciales de electricidad y agua corriente. El deseo de estos casi mil residentes de los municipios de Los Llanos y El Paso tendrá que esperar a que muchos de los caminos sean despejados de la gran cantidad de material expulsado por el volcán, además de toda la ceniza en forma de arena que en muchos casos imposibilita el acceso directo a las viviendas. Hasta una semana se calcula que tardará en llegar algunos de esos servicios a los núcleos poblacionales y viviendas dispersas de las zonas que han dejado de estar dentro del perímetro de exclusión y que tendrán que seguir accediendo a través de la carretera del sur de la Isla.

Mientras tanto, los efectivos municipales, empresas y voluntariado, además de cada interesado, prosiguen con las labores para conseguir convertir esas zonas que quedaron bajo mucho material en el hogar anterior al 19 de septiembre. Al menos, estos vecinos podrán acceder sin restricciones a la ubicación de su casa, como así era hasta ahora, pudiendo comenzar el proceso de regreso con la devolución en primer lugar de los enseres y continuar con la limpieza, hasta que sea definitivo el suministro de servicios esenciales habitual en cualquier hogar.

En estos días, además de los trabajos para la retirada de ceniza, se incrementaron los controles de gases en los espacios que ahora se abren para que sus vecinos puedan regresar, garantizando de esa manera que no sufrirán ningún tipo de afección con consecuencias nefastas para la salud.

Este casi millar de vecinos retorna así a las casas de los núcleos de Las Norias, Hoya del Verdugo, Morro de los Judíos, Las Manchas, diseminado de Las Manchas, Cuatro Caminos, San Nicolás y sur del camino José Pons la Jurona.

En situación contraria se encuentran los habitantes de los núcleos costeros, ya que debido a la presencia de gases, un mes después de que terminara el proceso eruptivo no se puede autorizar aún el acceso al resto de las zonas evacuadas por la emergencia que comprende a El Remo, Puerto Naos, La Bombilla, zona norte del Camino José Pons La Jurona y continuando por el este hasta el punto kilométrico 0,550 de la LP-212 y hasta enlazar en dirección sureste con la colada de San Juan, por lo que en ellas habrá que respetar las indicaciones dadas por la Dirección del plan de emergencias.

En este proceso cada propietario encuentra diferentes situaciones en relación a la afección del volcán sobre sus posesiones, propiciando también que se hayan incrementado en estas últimas fechas los requerimientos a las entidades aseguradoras.

Medición de gases en el cráter del volcán de La Palma (16/01/2022)

Medición de gases en el cráter del volcán de La Palma (16/01/2022) IGME/UME

90,5 millones

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) ha pagado hasta el momento 90.567.853 euros a los asegurados afectados por la erupción volcánica correspondientes a la indemnización por los daños de 525 viviendas, comercios, hoteles, locales de oficina y otros inmuebles públicos o privados. Según estos datos, la indemnización media abonada por vivienda es de 150.860 euros, mientras que la media total asciende a 150.990 euros, 83.000 euros a las industrias y 4.745 a vehículos. En conjunto, el importe medio abonado por solicitud de indemnización es, hasta ahora, de 133.188 euros.

En total se ha respondido al siniestro de 77 automóviles, por un importe de 335.386 euros; 71 comercios, hoteles, locales de oficina y otros inmuebles públicos o privados de uso no industrial, cuya indemnización asciende a 10.569.418 euros, y siete industrias, por 461.456 euros.

Todos estos riesgos se sitúan en Los Llanos, El Paso y Tazacorte, principalmente, pero también se han atendido reclamaciones en Santa Cruz de La Palma, Breña Alta, Fuencaliente y Tijarafe.

El CCS ha recibido 3.542 solicitudes de indemnización por daños producidos a 2.936 viviendas, 253 automóviles, 321 comercios, hoteles y locales de oficina, y 32 industrias. Así, en el último mes están recibiendo entre 25 y 50 nuevas solicitudes de indemnización diarias. Por localidades, destacan Los Llanos, de donde proceden 2.115 solicitudes; El Paso, con 646; Tazacorte, con 224; Breña Alta, con 132; Santa Cruz de La Palma, con 131; Breña Baja, con 114; Villa de Mazo, con 84; Fuencaliente, con 36 y Tijarafe, de donde se han recibido 29 solicitudes.

El CCS continuará abonando las indemnizaciones a los asegurados por transferencia bancaria, tanto por los daños materiales sufridos, como por las pérdidas de alquileres o de inhabitabilidad de las viviendas y las pérdidas de beneficios por la destrucción o la interrupción de negocios, siempre que se encuentren asegurados.

Sin perjuicio de las 680 solicitudes de indemnización abonadas, no se han admitido a trámite hasta 149 solicitudes, y por diversos motivos, destacando la existencia de carencia al no haber transcurrido el plazo legal de siete días entre la fecha de emisión del contrato y la fecha en la que se produjo efectivamente el daño al bien asegurado. A esto se une la falta de cobertura en el contrato de seguro de la inhabitabilidad de la vivienda o de la pérdida de alquileres por su arrendamiento, así como por no darse las circunstancias recogidas en el contrato de seguro para ser indemnizado el asegurado por dichos conceptos.

Compartir el artículo

stats