Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las primeras cien casas compradas para alquileres baratos se entregan en verano

Los inmuebles adquiridos por Visocan se encuentran en Vecindario y La Laguna | 27 promociones inacabadas concurren a la licitación para la compra de viviendas por 30 millones

Una famila recibeC una vivienda de Visocan.

Las primeras 101 viviendas en promociones que ya están acabadas que va a adquirir el Gobierno de Canarias para alquilar a precios asequibles se entregarán en verano. En esta primera tanda la empresa pública Visocan está cerrando la compra de 44 casas en Vecindario, en Santa Lucía de Tirajana, y 57 en La Laguna, en Tenerife, con un coste de 10 millones de euros, financiados el 30% por el Ministerio de Vivienda y el resto por Visocan.

Estos pisos forman parte de las 400 a 500 viviendas que el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, anunció en el reciente debate sobre el estado de la nacionalidad que se van a entregar antes de finalizar el año a demandantes de pisos, a través de la adquisición de promociones que ya están finalizadas o se encuentras semiacabadas -como se ha hecho en La Palma para los afectados del volcán-.

La línea de promoción de viviendas inacabadas cuenta con 30 millones de euros cedidos por el Instituto Canario de la Vivienda (Icavi) a Visocan, que es la que se encarga de las compras. El concurso de presentación de ofertas se cerró el 21 de marzo y han concurrido 27 promociones que pueden suponer entre 700 y 800 viviendas. El director gerente de Visocan (Viviendas Sociales e Infraestructura de Canarias S.A), Víctor Nicolás González, explica que en este momento están en el proceso de revisión de las ofertas para ver cuáles cumplen las condiciones para ser adjudicatarias. La estimación es que con esos 30 millones se puedan comprar entre 300 y 350 viviendas del total de las presentadas.

Son promociones semiterminadas que sufrieron las consecuencias de la crisis inmobiliaria de 2008 y se frenaron las obras. Radican en todas las islas en municipios como Santa Lucía, Telde, Arucas, Ingenio, el norte de Tenerife, Puerto del Rosario , o en San Ándrés y Sauces, explica el director de Visocan, que calcula que el concurso se adjudicará en torno a abril y mayo y esas 300 a 350 viviendas estarán acabadas a final de 2022, porque en las bases de la licitación se le da más puntuación al mayor grado de ejecución en el que se encuentran las promociones.

Todos estos pisos serán para familias que estén inscritas en el registro de demandantes de vivienda en régimen de alquiler y sus ingresos sean 1,5 veces el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), esto es, en torno a 14.000 euros al año, con un máximo de cuatro veces el Iprem (34.000 euros aproximadamente pero por unidad familiar). La media del alquiler rondará los 200 a 300 euros al mes por una vivienda de unos 70 metros cuadrados que suelen entregar con garaje y cocina equipada.

El arrendamiento es como mínimo de 25 años, explica Víctor González, y los inquilinos se lo pagarán a Visocan. Según el plan de vivienda de esta empresa 2020-2023 en torno a 12.000 personas son demandantes de viviendas de alquiler. Se trata de un colectivo incapaz de acceder al mercado de arrendamiento privado o que en, caso de hacerlo, el esfuerzo para pagar el alquiler provoca que sus condiciones de vida empeoren considerablemente.

Visocan está desarrollando otro programa, el Pro-hogar, que ofrece una respuesta a la emergencia habitacional para aquellas familias en riesgo de desahucio. En este caso ya han adquirido 82 pisos y están concluyendo una operación de otras 40 viviendas, todas en los municipios de Tenerife y Gran Canaria. Asimismo cuentan con 4,5 millones de la Consejería de Vivienda para adquirir otras 30 casas en Telde y 15 en Santa Lucía para este programa.

Las inmobiliarias gestionarán las viviendas vacías

Visocan está ultimando la herramienta informática para que los propietarios de viviendas vacías puedan poner sus casas en esa web y los demandantes de casa puedan verlas y acceder a ellas con alquileres baratos. Los inquilinos también deben ser solicitantes de vivienda, con las mismas características que las de la línea de promociones inacabadas y casas compradas. En este caso, los dueños de la vivienda harán un contrato de cesión de uso a Visocan que le garantiza una renta de 5,88 euros el metro cuadrado y 6,23 euros dependiendo del municipio donde esté ubicada la vivienda, con un tope de 500 euros al mes durante siete años. El programa que gestiona Visocan encomendado por la Consejería de Vivienda, que dirige Sebastián Franquis, garantiza al propietario que va a cobrar sí o sí durante esos siete años aunque los inquilinos no paguen. Visocan, dependiendo de la renta del demandante de vivienda, sufragará la cantidad que no pueda afrontar hasta esos 500 euros. Este programa lo van a gestionar inmobilarias, en cuanto a enseñar las casas y los contratos de alquiler.

Compartir el artículo

stats