Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Agencia Europea del Turismo que desea Canarias lleva 25 años en el limbo

En 1997 se planteó crear el organismo de la UE, que resurge como respuesta a la pandemia | Las Islas se convierten en firmes candidatas para ser su sede

Cruceristas en el muelle de Santa Catalina, en Las Palmas de Gran Canaria. Andrés Cruz

Europa lleva 25 años tratando de crear la Agencia Europea del Turismo a la que aspira Canarias. El 13 de marzo de 1997, Carmen Díez de Rivera Icaza, eurodiputada del Partido de los Socialistas Europeos (PSE), formuló una pregunta escrita a la Comisión Europea sobre la gestación de este organismo. El 25 de abril del mismo año, el Ejecutivo comunitario contestaba que la Agencia Europea de Turismo «debería venir después, no antes, de la decisión por la que se fije la política comunitaria en materia turística». Más de dos décadas después resurge con fuerza esa nueva entidad y Canarias quiere ser protagonista de su nacimiento convirtiéndose en su sede.

La pandemia provocó el parón mundial en el turismo por el freno a la movilidad para evitar los contagios y, por primera vez, Europa decidió poner al sector turístico entre sus principales políticas, fijando una propuesta común para los Estados miembro. El 25 de marzo de 2021, el Parlamento Europeo aprobó la estrategia para el turismo sostenible y, entre sus propuestas, retomó la Agencia Europea del Turismo.

Fue entonces cuando los empresarios canarios vieron que las Islas podían ser la sede de ese nuevo organismo que situaría al Archipiélago en el centro de la UE para el diseño de las políticas turísticas y así se lo comunicaron al Gobierno. El presidente Ángel Víctor Torres tomó el testigo y, en verano, cuando Pedro Sánchez descansaba el Lanzarote, le comunicó la propuesta y logró el compromiso del presidente para convertir a Canarias en la única apuesta de España para albergar esa nueva agencia.

Un compromiso que se materializó el pasado jueves, cuando el presidente de Canarias, durante las reuniones mantenidas en el marco de la Conferencia de Regiones Ultraperiféricas que se celebraba en Martinica, anunció que el Gobierno de España hacía oficial su apoyo a que Canarias fuera sede de la Agencia Europea del Turismo.

La ministra de Turismo, Reyes Maroto, le transmitió que había remitido un comunicado a la directora general de Ultramar de Francia, Sophie Brocas, en el que el Gobierno de España respaldaba oficialmente la propuesta de Canarias. Brocas es responsable máxima de preparar las conclusiones del Consejo Europeo sobre la ultraperiferia el próximo mes de junio, fecha en que Francia deja la presidencia del Consejo.

El apoyo a la candidatura canaria fue refrendado, además, en el marco de la Conferencia RUP en Martinica, de forma presencial, por parte de la secretaria general para la UE del Gobierno de España, María Lledó, que intervino en la sesión de trabajo entre los presidentes RUP y los representantes de los tres Estados (España, Francia y Portugal).

Hasta 2027 de plazo

Con ello Canarias se convierte en la única comunidad autónoma candidata de España para albergar esta importante agencia que puede situar a las Islas en el epicentro de las políticas turísticas que realice la UE. No obstante, este organismo aún no se ha creado. Según el documento aprobado el año pasado en la Eurocámara tiene de plazo el marco financiero de 2021-2027 pero, en opinión de eurodiputados y empresarios, es sumamente importante que las Islas ya se postulen como candidatas para albergar la Agencia Europea del Turismo.

Además, el apoyo de las restantes regiones ultraperiféricas (RUP) y de sus gobiernos da un espaldarazo al Archipiélago para acoger este nuevo organismo.

 La nueva Agencia Europea del Turismo tendrá entre sus principales cometidos aplicar un mecanismo de gestión para garantizar que el sector turístico esté adecuadamente preparado para afrontar futuras crisis, como la que se padece a consecuencia de la pandemia del covid, y proporcionar apoyo técnico y administrativo a las microempresas y las pymes a fin de aumentar su capacidad para acceder a la financiación y los instrumentos financieros de la Unión Europea. Este es el mandato que el Parlamento europeo remitió al Ejecutivo comunitario en la resolución del pasado 25 de marzo donde analizó la estrategia de la Unión Europea en materia de turismo sostenible.

Tras el compromiso de Pedro Sánchez en verano del año pasado en Lanzarote, en agosto el Consejo de Gobierno de Canarias aprobó la candidatura, y en noviembre las nueve regiones ultraperiféricas se pronunciaron unánimemente a favor de que las Islas fueran la sede de la Agencia Europea del Turismo.

Para Torres, la propuesta canaria está más que fundamentada «por nuestras infraestructuras, nuestro potencial para el desarrollo de un turismo sostenible y por ser el destino europeo con más pernoctaciones de la Unión Europea». «No existen sedes de ninguna agencia europea en las regiones ultraperiféricas y esta es una ocasión idónea para que se dé ese paso», enfatiza.

Conseguir ser sede de una agencia de este tipo no es fácil por la competencia que pueda surgir de otros países. Pero el hecho de que España oficialice que Canarias es su candidata, frente a comunidades como Baleares o Madrid, es ya un paso de gran calado, y también que países influyentes como Francia y Portugal muestren su refrendo.

En 2017 Barcelona se quedó sin la Agencia Europea del Medicamento, que tenía que cambiar de manos al abandonar el Reino Unido la Unión Europea a finales de marzo del 2019. La candidatura de la ciudad condal, propuesta por Mariano Rajoy, no consiguió superar el primer corte y cayó en la primera de las tres rondas de votación. El premio se lo llevó finalmente Amsterdam. En este caso, precisamente por la covid, la UE está acometiendo por primera vez objetivos que priorizan la salud y el turismo, en la medida de que este último ha sido el sector económico europeo más damnificado por la suspensión de la conectividad.

Compartir el artículo

stats