Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día de Canarias 2022 | Acto institucional

La palabra como bastión de los pueblos y oprimidas que resisten

Galardonados, mujeres y la amenaza de quienes intentan imponer la sinrazón copan el discurso de agradecimiento de Elsa López

Elsa López, Premio Canarias de Literatura 2022. Andrés Gutiérrez

Una mujer de letras para agradecer el galardón en nombre de todos los premiados. Elsa López, escritora, sí, pero también filósofa y antropóloga, capaz de dar gracias con la palabra y ensalzar al mismo tiempo la existencia de esta –de la palabra– como pilar sobre el que se asienta la resistencia de las mujeres que aun oprimidas se han convertido en guardianas implacables de la tradición oral y también la de los pueblos que han sabido siempre imponerse al capricho que las violencias que periódicamente asoman a la vida colectiva han intentado imponerles.

«Mi voz es la voz de muchas mujeres con las que me siento identificada. Desde tiempo inmemorial han sido las mujeres las transmisoras de la cultura, las defensoras de ese bien común que les fue depositado y que fueron trasladando de generación en generación. Ellas fueron las guardianas de tales riquezas, ellas las depositarias, las transmisoras de conocimientos, lenguas, ritos y creencias. Las incansables, las luchadoras. Este premio es el premio de todas ellas», expuso la Premio Canarias de Literatura 2022 al público, al que se dirigió en nombre propio, en el de sus iguales, Carla Suárez (Premio Canarias del Deporte) y Manuel Lorenzo (Premio Canarias de Cultura Popular) y en en el de quienes recibieron también ayer las ocho medallas de oro.

López mostró su satisfacción por que su trabajo haya merecido la atención de quienes conceden estos galardones anuales, pero no olvidó que para poder ella tener en perfecto estado de uso las herramientas con las que trabaja a diario, han hecho y hacen falta mujeres que, aunque en ocasiones no lo parezca así, se rebelan y «escriben en silencio y en la oscuridad del mundo sin ceder un ápice a su voluntad creadora».

«Mi voz es la voz de muchas mujeres con las que me siento identificada»

Elsa López - Premio Canarias de Literatura 2022

decoration

Los cotos de creación aparecen, al menos en el origen mismo del proceso, abiertos a cualquier género, aunque resten caminos que recorrer para empatar la impuesta preeminencia masculina vigente durante tantos siglos. Es solo una apariencia. A pesar del avance, todavía hay quienes necesitan «un rincón especial donde encerrarse a componer versos, historias y cuentos que ni siquiera saben cómo van a acabar o si podrán terminar algún día» señaló López. 

También las hay que tendrán que componer sus versos o nuevos capítulos «sin descanso entre cubos de basura, lavando la ropa o sentadas en una escalera viendo irse la vida». ¿Por qué la alusión a todas ellas y otras muchas que no pueden tener la vida que desean? 

«A esas mujeres represento y también a aquellas que escribieron y publicaron, pero nunca formaron parte de concilios, ni de libros de texto ni de bibliotecas; a aquellas cuyos nombres se perdieron en una vieja estantería y que nadie o muy pocos leyeron; a aquellas que compusieron las mejores páginas de la historia, los mejores textos de la literatura universal y, al final, se quedaron olvidadas o silenciadas en los armarios de grandes o pequeñas editoriales». Por todo eso, aclaró.

«A todas ellas doy mi voz y con ellas comparto este premio que nos merecemos por tantos años de valentía y de esfuerzo», enfatizó, por si a alguien le quedaba aún la duda de que su discurso estaba dirigido de manera especial a quienes ayer no estaban en el Teatro Guimerá de Santa Cruz.

Otro gran espacio de su discurso lo ocupó la advertencia frente a quienes quieren imponer a los demás el modo en que han de transcurrir sus vidas. Nacida en los años 40, Elsa López recordó las «miles de preguntas, miles de silencios y respuestas sin concluir» que fue coleccionando a la largo de su infancia palmera.

«La sociedad estaba condenada al silencio y sólo los libros pudieron salvarnos. No había nada semejante a aquel objeto que se deslizaba entre las manos y devorábamos con los ojos haciendo nuestras las historias y los discursos allí escritos. Nuestras cabezas se iban llenando de palabras terribles, hermosas, difíciles, incomprensibles y ligeras. Siempre útiles, siempre necesarias. Así eran las palabras que aparecían en los libros. Las palabras contenían información, emociones, mensajes, declaraciones, principios. Y así, durante años», relató la premiada. 

«La sociedad estaba condenada al silencio y sólo los libros pudieron salvarnos»

Elsa López - Premio Canarias de Literatura 2022

decoration

«Hace poco, en una entrevista declaraba que no quería quedarme nunca sin palabras, que prefería morirme antes. Y lo dije muy en serio», señaló. De ahí también su declarado amor a «los recipientes que las contienen, recuperan y conservan durante siglos: los libros». Armas de razón que cuando la sinrazón aplasta a las sociedades «se exterminan, se queman (...) pero siempre hay alguien que oculta una copia, que rescata un ejemplar, que da su vida por llevar de un escondite a otro un volumen condenado a muerte o al exilio. Y en ese instante se produce el milagro: el libro sobrevive al fuego, al odio y a la muerte», señaló.

El tramo final del discurso lo guardó para su tierra natal. Nacida en Guinea Ecuatorial, recordó la Casa de la Palabra, en la que los fang se reúnen para celebrar «reuniones, fiestas, debates...» y tomar «decisiones importantes». «Las palabras son del pueblo. Las lenguas las hablan los individuos de cualquier pueblo del mundo y su vida es la vida de quienes habitan esos lugares», expuso.

«En estos tiempos en que parece existir un pacto de silencio sobre aquello que representa lo mejor de la humanidad, sus virtudes, su historia y su memoria; cuando se considera que lo principal es callar para no tener miedo», explicó, aparecen sus compañeros Carla Suárez, «con las raíces siempre presentes en su esfuerzo» y «el mayor estudioso contemporáneo de la cultura tradicional canaria», Manuel Lorenzo.

Premios Canarias

Elsa López Rodríguez

  • La Premio Canarias de Literatura nació en Santa Isabel de Fernando Poo (Guinea Ecuatorial) en 1943 pero vive en La Palma desde 1947. Primero a Madrid y luego a Lausana (Suiza) encamina sus pasos hacia las letras como profesora e investigadora antropológica. Cuenta, además, con varios galardones internacionales.

Carla Suárez Navarro

  • Nacida en Las Palmas de Gran Canaria en 1988 se convirtió ayer en la primera mujer en ganar el Premio Canarias del Deporte en su modalidad individual. Tenista internacional, con cinco torneos de la Asociación Femenina de Tenis en su haber, es un ejemplo de superación y compromiso. Su madre, Loli Navarro, recogió el galardón.

Manuel Lorenzo Perera

  • Nacido en La Orotava en 1947, Lorenzo Perera es el mayor estudioso contemporáneo de la cultura tradicional canaria. Maestro, licenciado en Filosofía y Letras, y doctor en Historia, fue docente en la ULL hasta su jubilación. Es autor de numerosos libros y de estudios etnográficos y arqueológicos. 

Medallas de Oro

Radio Televisión Canaria

  • Fundada hace 23 años, la televisión pública logra este galardón en reconocimiento del tratamiento informativo que dio de la erupción volcánica en La Palma. Una labor que la convirtió en el medio de referencia. La reportera que narró el inicio del fenómeno, Magaly Cáceres, recogió la premio. 

Cooperativa Agrícola del Norte 

  • El denominado ‘Sindicato Amarillo’ surgió en los años 20 de la pasada centuria de la mano de José Samsó Henríquez con dos objetivos: localizar mercados en los que colocar la producción y venderla a precios justos. La gerente de la Cooperativa, Alicia González, recogió el galardón. 

C. D.Tenerife

  • El Club Deportivo Tenerife se constituyó en agosto de 1922 con el impulso de una primera junta directiva presidida por Mario García Cames. Desde entonces el equipo blanquiazul es referencia deportiva para la capital tinerfeña, para Tenerife y Canarias. Desde 1953, suma 68 temporadas en todas las divisiones del fútbol español, en las que ha participado en más de 2.500 partidos de Liga. En su palmarés están cuatro ascensos a primera división. El presidente del club, Miguel Concepción, recogió la Medalla de Oro. 

Rosa Aguilar

  • La actual rectora de la Universidad de La Laguna es una de las gomeras más ilustres y una de las científicas canarias más reputadas en la actualidad. Catedrática de Ingeniería de Sistemas y Automática en el Departamento de Ingeniería Informática y Sistemas, se licenció en Informática en la ULPGC en 1993 y se doctoró en la ULL en 1998. Su actividad investigadora aborda en la actualidad tres líneas de trabajo: energías renovables, turismo y bioingeniería, concretamente en el trastorno del espectro autista.

UNED, 50 aniversario

  • La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) cumple medio siglo en su labor de llevar la educación universitaria a todos los rincones de España. En Canarias inauguró su primer centro y desde aquí ha consolidado una extensa red con un modelo pionero semipresencial, primero, y ahora online. En la actualidad la UNED es la mayor universidad de España y el mayor campus de Europa, en expansión también hacia América Latina. Recogió la distinción su rector, Ricardo Mairal Usón.

Miguel Velázquez 

  • Nacido en Santa Cruz de Tenerife en 1944, el boxeador Miguel Velázquez cuenta a sus espaldas con casi dos décadas de carrera profesional. Participó en los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964, logró oro en el Campeonato Mundial Militar de 1965, fue campeón de España y de Europa de peso ligero y campeón del mundo de superligero. Ha sido distinguido con la Real Orden del Mérito Deportivo, una medalla de oro y dos de plata del Consejo Superior de Deportes y el Cabildo de Tenerife lo nombró Hijo Ilustre.

Radio Lanzarote

  • Radio Lanzarote, en sus 50 años de historia, es más que un medio de comunicación. Además de contribuir durante décadas a informar a la sociedad lanzaroteña, forma parte de la vida y la cultura de la población. Techy Acosta, socia y directora de la emisora, recogió la Medalla de Canarias.

Club Maxorata Lucha Canaria

  • Fundado en 1972, el Club Maxorata conformó su primera plantilla con luchadores procedentes de El Aaiún. Hoy, convertido en una de las mayores canteras de las Islas, cuenta con numerosos campeonatos y reconocimientos. José Padilla, fundador de la entidad, recogió el premio.

Compartir el artículo

stats