Pleno del Parlamento de Canarias | Enmiendas a la totalidad de los Presupuestos para 2024

Asián salva sus primeras cuentas con el encargo de un pacto por la pobreza

Los grupos del cuatripartito rechazan las enmiendas a la totalidad del PSOE y NC y recuerdan que prorrogar el presupuesto en vigor incrementa la incertidumbre

Salvador Lachica

Salvador Lachica

Sin sorpresas en el guión establecido, el Presupuesto de Canarias para 2024, el primero que elabora la actual consejera de Hacienda, Matilde Asián, continúa su tramitación parlamentaria tras el rechazo de las enmiendas a la totalidad presentadas por los dos principales grupos de la oposición: PSOE y NC-Bc.

El bloque del cuatripartito (CC, PP, ASG y AHI) rechazó una devolución que supondría «una prórroga» de los actuales y que, a juicio de la portavoz de ASG, Melodie Mendoza, «sería peligrosa y contraproducente en momentos de incertidumbre».

Lo único positivo que consiguió arrancar el PSOE a los grupos de gobierno en el debate de ayer fue la aceptación de negociar un pacto por la pobreza infantil y juvenil y otro por la productividad.

Por tanto, continúa la tramitación de «los primeros presupuestos de cambio de ciclo» tras los cuatro años del pacto de las flores, como los calificó la portavoz de los conservadores, Luz Reverón, hasta que se aprueben definitivamente en la sesión plenaria del 20 de diciembre.

La titular de Hacienda asegura que los números mejorarán con las cuentas estatales

Tanto la consejera como los grupos del Gobierno y los de la oposición repitieron los argumentos a favor y en contra transmitidos desde que las cuentas para el próximo año entraron en la Cámara regional el pasado 31 de octubre.

Sebastián Franquis, portavoz socialista, reiteró que «la ley anual más trascendente» para Canarias, que es «la expresión más nítida y clara del modelo de sociedad que quiere un gobierno o un partido político, nace de un engaño y de un apaño».

Argumentos corroborados por Luis Campos, portavoz de NC-Bc, al recordar que una ley presupuestaria es una «propuesta ideológica» del Gobierno que la elabora y que, en este caso, incluye un «fraude electoral masivo» al incumplir la «promesa estrella» de proceder a una bajada generalizada del IGIC. «Consuman un engaño electoral, son imprudentes, temerarios, irresponsables y trucados, porque falsean la regla de gasto; son la antología del disparate, del descontento e incumplen las leyes», resumió el portavoz canarista.

Los grupos tienen hasta el 28 de noviembre para presentar sus propuestas parciales

Unas acusaciones que fueron contrarrestadas por el portavoz de CC, José Miguel Barragán, cuando interpeló directamente a Franquis y Campos: «¿fue fraude electoral que ustedes no redujeran las listas de espera, ni llegar al 5% del PIB en Educación, o incumplir la ficha financiera de la Ley de Servicios Sociales en 2019?»

La titular de Hacienda insistió en su ya conocida defensa de que las cuentas para 2024 son unos presupuestos «prudentes y ajustados al gasto real para una situación de incertidumbre», e hizo hincapié en el «reto» que supuso elaborarlos casi a ciegas, toda vez que aún a día de hoy se desconocen la liquidación de 2022 y las entregas a cuenta, que suponen la principal partida de los ingresos corrientes de la Comunidad Autónoma, debido a que el Gobierno de España aún no ha elaborado sus propias cuentas para 2024.

En base a este argumento, Asián recordó que estos presupuestos «serán mejorados» cuando en el primer cuatrimestre de 2024 se sepa el dinero que destine el Estado y si, como ella misma enfatizó en varias ocasiones del debate, «conseguimos flexibilizar las reglas de gasto a las comunidades cumplidoras para poder usar más dinero para inversión y no para destinarlo a pagar deuda».

Los Presupuestos, que ascienden a 11.301 millones de euros, supone un crecimiento porcentual del 11%, aunque Asián recordó que «si comparamos las cifras iniciales de 2023, este porcentaje baja de forma drástica hasta el 3,3% respecto al gasto real de 2023 y 2024». Asimismo, insistió en que casi dos terceras partes, unos 700 millones, se destinan a reforzar el escudo social, principalmente en Sanidad, Educación y Bienestar Social, aunque estos argumentos fueron rebatidos insistentemente por PSOE y NC.

A partir de ahora, comienza el turno de las enmiendas parciales, que los partidos pueden presentar hasta el próximo martes, 28 de noviembre.

[object Object]

Barragán acepta negociar los pactos propuestos por los socialistas aunque advierte que «mi experiencia con ustedes es mala»

Un pacto por la pobreza infantil y juvenil y otro por la productividad. Estas han sido las dos propuestas novedosas del PSOE que tanto la consejera de Hacienda como el portavoz de CC aceptaron, mientras el presidente Clavijo asentía con la cabeza, aunque avisando de que no serán solo una foto.

Sebastián Franquis, portavoz parlamentario del PSOE, se salió del argumentario escrito y repetido hasta la saciedad, tanto por la bancada de la oposición como por la de los grupos gubernamentales, sobre los presupuestos para el próximo año y, apelando al «oficio político» del presidente Fernando Clavijo, hizo un llamamiento a «dar oportunidad al diálogo» y, acto seguido, puso sobre la mesa un pacto por la pobreza infantil y otro por la productividad.

Aunque son los socialistas los primeros que se quejan cuando PP y Vox mentan la bicha de la ley de amnistía en el hemiciclo canario, Franquis insistió en que «ese diálogo permitió entender que era necesario un marco de estabilidad en España, esa España plural y diversa que compartimos», apelando con ello al espíritu colaborativo del apoyo de CC a la investidura de Pedro Sánchez que «tanto molesta al PP y al vicepresidente Manuel Domínguez».

La consejera de Hacienda recogió el guante cuando afirmó que está dispuesta a negociar todos los pactos que sean necesarios para mejorar la productividad y revertir las altas tasas de pobreza y exclusión social que existen en Canarias.

Y el portavoz de CC, José Miguel Barragán, remachó la predisposición de los nacionalistas a negociar, no sin antes afirmar que «puedo reconocer que a mí me pueden engañar dos veces, pero no más, y mi experiencia en suscribir pactos con ustedes es mala».

Barragán se dirigió a Franquis insistiendo en que «al pacto de las flores no lo vamos a ganar en su política de anuncios, anuncios y anuncios sin nada detrás» porque esa acción de «vendehumos no la va a practicar el gobierno» del cuatripartito. «Unpacto como el Plan Reactiva, no», insistió Barragán a Franquis a la vez que movía el dedo índice en señal de negación.

Franquis, hasta julio consejero de Obras Públicas del Ejecutivo regional, recordó a los futuros negociadores del pacto propuesto que más de 376.570 niños y niñas y adolescentes viven en condiciones de pobreza y exclusión social en Canarias.

Además, afirmó que la productividad es la principal debilidad de la economía de Canarias, por lo que «es necesario una apuesta decidida y contundente por la educación; incentivando las inversiones empresariales en activos materiales y, sobre todo, inmateriales ; incrementando el gasto en I+D+i y en creatividad tanto en el sector privado como en el público, y mejorar la formación y aprovechamiento del capital humano de trabajadores y de directivos, concluyó.