Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Noelia Vega | directora de los chismosos

Noelia Vega: «Es hora de cambiar el formato y hacer canciones más cortas en vez de una de 10 minutos»

Noelia Vega, en su estreno al frente de Chismosos, en 2020. | | LP/DLP

¿Cómo llega al Carnaval?

Siempre me ha gustado todo lo vinculado con la música. Unos amigos del barrio crearon Contiki-Frikis –en Las Rehoyas–, que salió dos años. Mi estreno fue de bandera, en 2006. Luego me estrené en la fila en Melindiosas para seguir en Traviesas en 2010. En 2011 me puse al frente como subdirectora antes del parque.

¿Cuándo se estrena como directora?

En 2012 salí en Tramposas para regresar al año siguiente a Traviesas y asumí la dirección porque se marchó Zuleyma Andreu.

Puede presumir de tener un premio de Interpretación.

En 2013, en mi estreno como directora de Traviesas, pasamos a la final, y en 2016 logramos el tercero de Interpretación; nos hacían las letras Raquel García y la armonización Ary Rodríguez. En 2013 estuvo Junior Alonso.

¿Por qué cerró ese ciclo?

Antes de salir al Carnaval 2016 anuncié que estaba súper agotada entre los estudios de Magisterio y el trabajo y decidí cerrar el ciclo. En 2018 salí con Traviesas porque era el décimo aniversario.

¿Cuándo comenzó el ‘amor’ con Chinchosos?

En 2019 Chismosos se puso en contacto conmigo para ver si podía salir con ellos como directora.

¿Y qué pensó?

Que no (se ríe), ¿a dónde iba si ya estaba desvinculada? Pero me llamó la atención que me llamara una murga masculina para ser su directora; soy la única chica junto a la bandera. Al principio fui por probar la experiencia y echarles una mano y me engancharon porque son bastante guays.

Y ya conocía al armonizador, Ary Rodríguez.

Sí, comenzamos juntos en Chismosos. El director musical de la murga, Daniel Miranda, se tuvo que ir a Lanzarote por trabajo.

¿Qué es más complicado: dirigir a mujeres o a hombres?

Las dos. Es lo mismo, realmente. Lo más complicado para mí es la masculina por la tesitura de voz, porque me cuesta llegar para correcciones musicales, aunque los tonos los da Ary.

¿Qué falta para que gane una femenina?

Ya en 2016 se logró un tercero. Para ganar hace falta lo mismo que a todas: trabajar, gustar al público... Culturalmente, a la hora de escucharlo, la gente presta más atención a una masculina, tal vez por la tesitura de la voz. En los últimos diez años las femeninas han avanzado muchísimo y el público está más predispuesto. No tienen nada que envidiar a las murgas masculinas.

¿Cómo son Chismosos?

El estreno es en 2015. Le gusta mucho el toque irónico, la gracia, aunque han tenido en los últimos años un toque más crítico.

¿Algo que reprochar a las murgas que no salen?

No, para nada. Cada una tiene sus vivencias. Tomar una decisión así no ha sido fácil para nadie. Ahora que comienzan las galas y los concursos es más complicado porque comienza la añoranza. No fue una decisión fácil, pero les dará fuerza para seguir adelante los próximos años.

¿Qué le falta a las murgas para tener el esplendor de los drag?

Cambiar el formato. Varias canciones más cortas. El formato de canciones de diez minutos es más complicado de tolerar.

¿Sabe lo mismo ganar sin Nietos, Legañosos o Serenques?

Que te reconozcan un trabajo nunca sabe mal; es verdad que siempre puedes pensar que no habría sido posible de haber estado las consideradas grandes, igual que si no ganas y el público te reconoce el trabajo.

¿La chirimurga supone una amenaza para la murga?

Creo que sí, por lo que decía antes: el cambio de formato. Quizás la evolución o el cambio de paradigma por las murgas pasan por ahí.

¿Las murgas van hacia las chirimurgas?

Igual el formato de chirimurgas en las murgas podría ser.

Compartir el artículo

stats