Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

‘Casting’ abierto: Moreno no seguirá como presidente

El proceso para relevar al dirigente se pone en marcha una vez acabado el curso | El desfase presupuestario, que va por 1,8 millones de euros, levanta ampollas en el Cabildo

‘Casting’ abierto: Moreno  no seguirá como presidente | ACB MEDIA

‘Casting’ abierto: Moreno no seguirá como presidente | ACB MEDIA

El camino en el curso del CB Gran Canaria ha llegado hasta el segundo partido de los cuartos de final del Playoff de la Liga Endesa después de que el Real Madrid haya mostrado su superioridad en los dos encuentros disputados de la serie. Acabada la temporada, el proceso para relevar a Enrique Moreno de su cargo de presidente ejectuvo de la entidad se pone en marcha. La era de la presidencia del dirigente ha tocado fondo y, en las entrañas del Cabildo, propietario del club, se cree que se precisa un cambio.

Finalizado el plano deportivo, los hilos entre bambalinas comienzan a moverse. La factura en las arcas del club se ha saldado con un resultado negativo. De momento, la cantidad se acerca a los 1,,8 millones de euros de desfase presupuestario. Y en la depuración de responsabilidades apunta a la cabeza del presidente como responsable directo del plan económico que se planteó en octubre del año pasado.

Enrique Moreno quedó en un segundo plano en los últimos meses. Sus apariciones públicas no se han ajustado con la responsabilidad de su cargo y los argumentos que ha ofrecido como remedio para salvar a última hora el desfase económico no convencen. En estas lindes, el consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, Francisco Castellano, ha dado un paso al frente asumiendo su condición de propietario del club. Para lo bueno y para lo malo.

Resulta notorio que el propio nombre del consejero haya estado en boca tanto del director deportivo del club, Willy Villar, como del entrenador del equipo, Porfirio Fisac, como la persona a la que agradecer el logro cosechado de meterse en el Playoff por el título. Ninguno nombró a los mandos intermedios entre Castellano y los departamentos con firma del club. Ni mención alguna al presidente ejecutivo Enrique Moreno, ni al director general, Juanra Marrero.

Recuperar la figura de un gerente que fiscalice el día a día del club se cocina desde hace semanas

decoration

Y es que la confianza depositada en Moreno hace dos temporadas, cuando su nombre estuvo en entredicho y se barajó la posibilidad de que Ariel Ortega le supliera al frente del club, se ha ido diluyendo como un azucarillo mojado. Los últimos mensajes vertidos por el todavía presidente del Granca en cuanto a la posibilidad de una inyección financiera por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD) y de la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias (DGD) vuelven a traducirse como una huida hacia delante porque, según fuentes consultadas por este medio, “son imposibles”.

La única vía por la que llegue dinero al CB Gran Canaria para recuperar el dinero perdido por los efectos de la pandemia será a través de los fondos de la Unión Europea. Para ello tendrá que cumplir con las condiciones que se le requieran para optar a la ayuda financiera, pero como cualquier otra empresa que lo solicite.

Esa ayuda del CSD como de la DGD, unido a un presupuesto económico dopado de optimismo se entiende que no se sostiene. El planteamiento que se cocina desde hace semanas pasa por modificar el organigrama del Gran Canaria, dando entrada a un gerente que fiscalice las cuentas del club día a día y que intente enderezar el rumbo financiero de la entidad llevada a cabo durante las tres últimas temporadas. Porque cabe recordar que el año pasado hubo un superávit de 33.638 euros porque la temporada fue más corta de lo previsto tras la aparición del coronavirus.

Así pues, además del cargo de Enrique Moreno, otras cabezas visibles del club también pueden ser reubicarse en otras tareas. Es el caso del propio Juanra Marrero, director general.

Vuelta a lo institucional

Cabe esperar ahora al desfile de pretendientes que quieran embarcarse en la aventura de ocupar la presidencia del club. Se barajan distintas opciones, pero de momento el perfil idóneo que se anhela para colocar en la silla es la de una persona que tenga capacidad de atraer a empresas del sector privado para que el músculo financiero del Granca pueda verse reforzado. Alguien capaz de tener contactos empresariales, pero dentro de un perfil plenamente institucional. Por lo tanto, el plan que se maneja en el Cabildo pasa por que no perciba ningún salario por ejercer sus finciones. E incluso se ha barajado la opción de mirar más allá de los sexo masculino: la posibilidad de que llegue la primera mujer a la presidencia de un club con 58 años de historia comienza a cobrar enteros.

Contra pronóstico y contra el reloj. El Granca abrió sus puertas después de la resolución mañanera del CSD que abría la mano para la entrada del público en el Arena. El club pudo plantear un protocolo para que el partido acogiera a 200 espectadores en sus gradas que volvieron a lucir. |

Berdi Pérez, igual que Fotis


El juicio por la resolución de la demanda presentada por Bernardino Pérez Maza al CB Gran Canaria, solicitando la retribución económica correspondiente a la renovación de su contrato como director deportivo para la actual temporada al entender el sevillano que había cumplido con las cláusulas expuestas en el contrato, ya está visto para sentencia. Una vez celebrado el litigio, y expuestas las declaraciones de ambas partes implicadas en el proceso, desde la entidad claretiana entienden que la resolución irá por el mismo cauce que el de la sentencia del exentrenador Fotis Katsikaris, que demandó al club por los mismos motivos. En ese caso, las pretensiones del griego fueron desestimadas por la misma jueza que lleva el caso de Berdi Pérez y el club resultó ganador del caso. | D. R. P.

Compartir el artículo

stats