Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CB Gran Canaria

El tercer positivo del Granca no pone en riesgo su agenda

El técnico Stephane Dumas cae y se suma a los contagios de Stevic y Brussino | El caso ya es brote | Shurna supera la gastroenteritis y entrenó ayer | El duelo ante Baskonia, en pie

Dylan Ennis, escolta del CB Gran Canaria, el miércoles en el partido ante el JL Bourg de la Eurocup | | CB GRAN CANARIA

En el banquillo del Granca ante el JL Bourg no solo había una rotación corta de diez jugadores. Al lado de Porfi Fisac faltaba alguien. Ese era Stephane Dumas, técnico asistente de Porfi Fisac, entrenador jefe del equipo amarillo. Un día después, el CB Gran Canaria anunció que, “tras las últimas pruebas realizadas, un miembro del cuerpo técnico ha dado positivo en Covid-19”. Ese miembro es el entrenador francés, ausente en el partido de la Eurocup, al no encontrarse del todo bien.

Una medida preventiva después de que en la mañana del partido contra el JL Bourg, el club anunciase los positivos en coronavirus de dos jugadores: Oliver Stevic y Nico Brussino. A eso se le sumó una gastroenteritis de John Shurna, fuera de circulación desde el inicio de la semana. Con los positivos de Stevic, Brussino y Dumas, el caso ya se puede calificar como brote.

Sin embargo, este brote no modifica la agenda del Granca, que podrá mantener su plan de trabajo hasta mañana, día de partido contra el Baskonia en la Liga Endesa (19.45 horas). «La rutina diaria del equipo seguirá tal y como estaba prevista, y el partido de sábado ante Bitci Baskonia se disputará con normalidad», asegura la nota del club. Un hecho que también confirmaron a este medio fuentes de la ACB.

El motivo es que todos los integrantes de la plantilla están exentos de hacer cuarentena tras haber pasado el cribado de test, además de tener la pauta completa de vacunación –aunque alguno fue reticente a ello– o haber pasado la enfermedad en los últimos seis meses. Un hecho que, según el comunicado del club, ya ha sido constatado por el Servicio Canario de Salud, tras el estudio de rastreo. Todos son contactos estrechos, pero libres de cuarentena.

El inicio de todo

Las sospechas en el Granca empezaron al inicio de la semana por los problemas estomacales de John Shurna, que le han tenido fuera de circulación. Y no por él. Al día siguiente, Oliver Stevic sintió síntomas compatibles con el Covid-19. Eso unido a la gastroenteritis de Shurna puso en alerta a los servicios médicos del club.

El cribado de test reveló otro positivo, el de Nico Brussino, que está aislado en su domicilio al igual que el pívot serbio. Sin embargo, el internacional argentino es asintomático. El personal del club le llevó a su domicilio pesas y material deportivo para intentar estar activo.

Los últimos test que pasó la plantilla y cuerpo técnico del Granca fueron tras el partido contra el JL Bourg, donde se confirmó el positivo del francés Stephane Dumas, mano derecha de Porfi Fisac en el Granca.

El motivo de esperanza en el Gran Canaria es que John Shurna está completamente limpio, aunque su familia también ha sufrido los estragos de esta gastroenteritis. El ala-pívot de Illinois se ha recuperado, se encuentra mejor y ayer incluso pudo ejercitarse algo en el Gran Canaria Arena. Eso sí, dentro de las limitaciones tras estar tantos días fuera. La previsión es que hoy pueda entrenar con el grupo y esté listo para el partido frente al Baskonia.

Un partido donde no llegarán de ninguna manera Oliver Stevic y Nico Brussino. Dos bajas sensibles, sobre todo la del ex del Casademont Zaragoza, que está en un gran momento de forma. Ver cómo evoluciona Shurna será también clave para ver de qué manera podrá resolver Fisac su papeleta en la rotación.

La Copa 2022, en Granada

La cita del Gran Canaria Arena es clave. Ayer la ACB desveló que Granada será la sede de la próxima Copa del Rey de baloncesto en 2022 entre el 17 y el 20 de febrero. Vitoria también se había ofrecido a acoger este evento. El puesto asignado al anfitrión queda ahora desierto y el Baskonia, como cualquier otro equipo de la Liga Endesa, está obligado a acabar entre los ocho primeros si quiere estar en la Copa del Rey. Con un balance de 4-5, los de Dusko Ivanovic necesitan empezar a acumular triunfos para no verse con apuros. Todo después del duro varapalo de ayer en Euroliga: derrota por 93-67 frente al Barça.

Compartir el artículo

stats