Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cine

El milagro que nació en el norte

A pocos días del inicio de una nueva edición, la actriz Ruth Armas recuerda los inicios del Festival Internacional de Cine de Gáldar, fundado por ella misma

Ruth Armas, en una foto tomada en el Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria.

La actriz canaria Ruth Armas es igual de bella que tozuda. Desde su privilegiada situación profesional observó, en medio de lo más duro de la crisis económica, que ´el mundo´ de los festivales de cine en España se desmoronaba y sabiendo la importancia que esos eventos tienen a la hora de dar a conocer las producciones cinematográfica, se echó la manta a la cabeza y se empeñó en fundar en Gran Canaria el Festival Internacional de Cine Gáldar, que entre el 7, 8, 9 y 10 de octubre celebra su tercera edición.

El proyecto nace "como cualquier bebé", dice. "Con mucho amor, mucha paciencia, respeto por la profesión y con bastantes obstáculos", cuenta la artista grancanaria. "Tenía desde mi conocimiento cercano de otros muchos festivales en España, que he visitado como actriz, invitada o jurado, una idea clara de lo que pretendía hacer, y desde ese sueño de traer la cultura del cine a mi ciudad, se generó esta hermosa semilla" que tanto mima la intérprete de Hospital Central o El mal ajeno, que tiene a punto de estrenar la película La Isla del Viento, de Manuel Menchón sobre el exilio de Unamuno a Fuerteventura con un José Luis Gómez como "impresionante protagonista", describe la propia Armas.

La acogida del Festival Internacional de Cine de Gáldar ha sido fabulosa, según su impulsora. "Para esta edición se han recibido 203 cortometrajes de 34 países, 12 largometrajes españoles y 8 largometrajes internacionales. Además", dice, "esperamos superar los 200 inscritos en el Gáldar Rueda".

La intérprete habla también de la implicación del director de producción y productor Heber Martín. "Es mi mano derecha, y también la izquierda", confiesa sobre el que también es su pareja, además de compañero profesional. "Me ayuda a realizar este bonito sueño; Heber es el alma que tira del carro porque su cabeza pensante no conoce límites", concluye la actriz que vive a caballo entre Gran Canaria y Madrid. "Donde me lleve el trabajo", reconoce.

Compartir el artículo

stats