Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arquitectura

Diálogo con la tierra

La pionera Casa Filtro de Lanzarote del MT Estudio de Arquitectura y Diseño convive con los elementos y se nutre de la energía geotérmica

Aspecto exteriro de la Casa Filtro del MT Estudido de Arquitectura y Diseño de Lanzarote, encabezado por Andrés Medina.

Aspecto exteriro de la Casa Filtro del MT Estudido de Arquitectura y Diseño de Lanzarote, encabezado por Andrés Medina. Eugenio Vega

El hogar donde habitan los elementos está -¿dónde si no?- en Lanzarote. La Casa Filtro del MT Estudio de Arquitectura y Diseño ha sido diseñada para convivir con la intensidad de la luz de la isla, el viento y el calor de la tierra gracias a la energía geotérmica combinada con la solar térmica. La aplicación de este sistema en particular en viviendas unifamiliares tiene un carácter pionero en Canarias y es también de los primeros ejemplos a nivel nacional.

"A la Casa Filtro hemos llevado la filosofía del estudio, que es la misma que incorporamos a todos nuestros proyectos: análisis, idea, luz y forma, espacio, vegetación y estudio de materiales", explica su responsable, Andrés Medina. "Nunca proyecto sin tener en cuenta todas estas herramientas de trabajo", añade alguien cuya pasión por la arquitectura parece hundirse también en las profundidades terrestres: "Creo que fue desde pequeño, aunque no lo recuerdo con exactitud. Cuando un cliente confía en que proyecte su vivienda y diseñe además hasta el último detalle, es cuando no me imagino haciendo otra cosa. Amo mi profesión".

La luz reina en Lanzarote. Puede ser tan cegadora que se necesitan diques frente a ella. "La luminosidad es muy fuerte. Tenemos unas 196 horas de sol al mes como mínimo en invierno y un máximo de 290 horas en verano. Mi trabajo es ofrecer al cliente los medios para que manipule la luz a su antojo", aclara Medina, un joven arquitecto acostumbrado a lidiar con el viento pero que no se identifica con ninguna corriente. "Prefiero hablar de arquitectura buena y arquitectura mala", declara.

En el plano técnico, explica que "la instalación posee una elevada eficiencia energética debido a que su diseño gira en torno a las fuentes de energías renovables geotérmica y solar térmica, combinadas con sistemas de recuperación de energía residual y con fuentes de energía convencional de elevado rendimiento. Además, la instalación ha sido diseñada con los elementos de control y regulación necesarios para que en todo momento la generación de energía así como los fluidos que la transportan puedan adaptarse a la demanda instantánea sin perder rendimiento, consiguiendo con ello un significativo ahorro".

"Se ha optado", agrega, "por un sistema centralizado de generación de calor y frío para satisfacer la demanda térmica de la vivienda. El sistema consiste en la implantación de un sistema geotérmico que permite el flujo de energía entre la instalación y la tierra, así como una serie de instalaciones combinadas con ésta, como son la instalación de paneles solares y un termo. Para lograr el flujo de energía entre la instalación y la tierra, se hacen dos perforaciones en la tierra (pozos) en las cuales se alcanza el nivel de agua freático. Un pozo será de captación, es decir, para obtener agua de la tierra, y el otro de rechazo, es decir, para verter el agua que se ha obtenido del pozo de captación, una vez que haya ganado o perdido temperatura".

Y el sistema tiene su propio corazón. "La máquina encargada de realizar la climatización de los diferentes receptores es una bomba de calor geotérmica. La bomba de calor disipa el calor en la tierra mediante los pozos, si están funcionando en modo solo refrigeración para generar agua enfriada para el aire acondicionado, o disipando el frío si están funcionando en modo solo calefacción", aclara mientras la casa, ahora en plena construcción, sueña ya con hacer latir su corazón de fuego.

Compartir el artículo

stats