Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gastronomía

Michel David: "He descubierto un mundo de sabores viajando"

Conversar con Michel David, director de Zonas Turísticas de L´Oréal, en el restaurante El Novillo Precoz, es como darse una instructiva vuelta por todo el planeta. Él, que cuando era un niño y veía aviones cerraba los ojos y deseaba con todas sus fuerzas recorrer países lejanos, ha hecho su sueño realidad, porque ha surcado mares y cielos tanto por trabajo como por placer, una afición que aún conserva y que se ha convertido en un enriquecedor estilo de vida.

Viajero empedernido y gran gourmet, a Michel David le encantan tanto la comida asiática como platos tan franceses como el  foie gras o las papas al horno con nata y queso. Hoy, no nos resistimos a las deliciosas carnes uruguayas del Novillo Precoz.

Viajero empedernido y gran gourmet, a Michel David le encantan tanto la comida asiática como platos tan franceses como el foie gras o las papas al horno con nata y queso. Hoy, no nos resistimos a las deliciosas carnes uruguayas del Novillo Precoz. José Carlos Guerra

Michel David es una de esas personas con las que te pasarías el día entero conversando de lo divino y de lo humano, porque domina como nadie el arte de la comunicación. Si a eso le añadimos la chispeante forma de hablar de su acento francés y el bagaje de quien ha viajado y vivido intensamente, tenemos todos los ingredientes necesarios para preparar una receta perfecta: la que hace disfrutar de un almuerzo delicioso en El Novillo Precoz, un asador de riquísimas carnes uruguayas, cuna del famoso ´polvito uruguayo´, inventado por Susana Elisa Lanús, madre de los actuales propietarios.

Yo venía con la idea de conocer al Michel más auténtico y desconocido, el hombre cosmopolita y polifacético que ostenta el cargo de Director de Zonas Turísticas de L´Oréal Luxe, la división de la multinacional que aglutina firmas tan importantes de la cosmética de lujo como Lancôme, Giorgio Armani, Yves Saint Laurent beauté, Biotherm, Kiehl´s, Ralph Lauren, Cacharel, Diesel, Victor & Rolf, Urban Decay y Clarisonic. Y la charla se desliza por los recuerdos de su niñez en Casablanca, de su adolescencia y juventud en Niza y París; de su madurez entre Madrid, Baleares y Canarias, y por supuesto, hacemos varias paradas en Asia y nos detenemos en Birmania, Tailandia, Sri Lanka y Camboya, donde suele pasar sus días de descanso entre yoga, ayurveda y la deliciosa gastronomía oriental que le enamora.

"Nací en Marruecos, en Casablanca, pues mis padres eran expatriados, pero mi juventud transcurrió entre Niza y París, donde cursé mis estudios de Derecho, me licencié en marketing, hice una diplomatura en Comunicación y terminé mi doctorado".

Con ese historial, y una personalidad arrolladora, no es de extrañar que el mundo laboral no se le resistiera, por lo que enseguida encontró trabajo en Madrid. "Trabajé en una agencia de publicidad, y me incorporé al departamento de marketing de Cacharel, con el lanzamiento de Loulou, el perfume más bohemio y ´cool´ de los años 80 que marcó tendencia y revolucionó el mercado del sector".

De ahí le propusieron varios puestos, uno de ellos era desarrollar en Baleares y Canarias las zonas turísticas españolas para L´Oréal Luxe. "Eran los años 90, vine para 3 años y ya llevo 25. Al principio me encantó, pero después me pa-reció un desierto. Primero estuve en Madrid, luego en Palma de Mallorca, que por aquella época estaba más desarrollado que Canarias, donde todo estaba por hacer. Y recuerdo que me costó mucho adaptarme. Imagínate, pasar de París a Canarias en esa época. Pero de repente un día vi una luz. Creo que profesionalmente me desarrollé aquí, ensayaba cosas, veía si funcionaban o no. Así que siempre digo que Canarias es el sitio donde me realicé".

Hablar de cosmética con Michel David es todo un tratado de belleza. Su piel jugosa y perfectamente hidratada es la mejor tarjeta de visita de que los productos que representa funcionan. Y me explica su rutina diaria: "Por la mañana me lavo la cara, me afeito y me pongo la vitamina C de Kiehl´s, un fluido que me ha quitado todas las manchas que tenía desde hace años, alisa la piel y atenúa todas las imperfecciones. Cuando lo cuento, la gente se queda sorprendida. Luego me hidrato con Aquasource de Biotherm, un tratamiento excelente, fresco, agradable y muy eficaz. Y remato con mi fragancia actual, una auténtica joya, Eau de Jade de Armani Privé, la nueva versión de la clásica agua de colonia a base de bergamota de Calabria".

Adora viajar, y me cuenta que en Asia ha encontrado esa paz que Occidente nos va quitando poco a poco. "Cuando viajo, me fijo sobre todo en la comida y en la gente. Me encanta la gastronomía vietnamita, la japonesa y la ayurvédica. He descubierto todo un mundo de sabores viajando".

Este conocimiento gastronómico global comenzó en su niñez, pues la profesión de su padre hizo que viviera en diferentes países. "Cuando era niño y veía los aviones, siempre pensaba ´de mayor quiero viajar´, y fíjate si el poder de la mente es grande que me he pasado la vida viajando", dice.

En vacaciones siempre se reserva una semanita para hacer una cura ayurvédica y de yoga. "Este verano fui a Sri Lanka y volví absolutamente fascinado, sobre todo por la energía que allí tiene la gente, es un destino que me ha gustado muchísimo, me faltó tiempo para disfrutar de ese país maravilloso.

Dice que en su trabajo jamás se aburre. "Los retos me los pongo yo, y me gusta... para conseguir eso tienes que tener el cuerpo y la mente en paz. Y eso antes de practicar yoga no lo conseguía".

Le encanta investigar en otras culturas, por eso quizás haya visto más de una decena de veces la película Come, reza, ama, protagonizada por una madura e irresistible Julia Roberts, casualmente musa de uno de los perfumes más exitosos de la temporada, La Vie est Belle, de Lancôme.

A pesar de sus avatares, los dos pensamos que es verdad que la vida es bella, y para disfrutarla, hoy nos saltamos la dieta cuando Guzmán nos trae la bandeja de papas paja fritas en aceite de oliva, tan ricas que casi se nos saltan las lágrimas de la emoción. Antes, hemos picado morcillas y chorizos parrilleros, ensalada de palmitos y la carne más sabrosa que pueda comerse en un asador: lomo y churrasco con hueso de la raza Aberdeen Angus, criada con pastos frescos y en libertad. Para beber, un delicioso Rioja tinto: Lealtanza reserva 2010, clásico e innovador a la vez, una elección perfecta para el menú.

Y seguimos de sobremesa dando buena cuenta de los tentadores postres, panqueque con dulce de leche y el legendario polvito uruguayo, mientras nos envuelve la magia de este restaurante que lleva la friolera de casi 5 décadas cosechando éxitos en el panorama gastronómico grancanario, por el que han pasado personalidades como Alfredo Kraus, Ricky Martin y Geraldine Chaplin, y que hoy nos acoge a Michel y a mí con el mismo cariño de siempre.

Compartir el artículo

stats