Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En primera línea

Javier Pulido ha trabajado junto a los mejores guionistas del cómic norteamericano con obras tan importantes como 'Robin' u 'Ojo de Halcón'

La carrera de Javier Pulido ha sido extensa y versátil e incluye numerosos trabajos en géneros muy distintos entre sí para el mercado europeo antes de que fichara para la editorial Marvel. Así, con apenas 17 años, el dibujante envió ilustraciones de superhéroes a editoriales nacionales como Zinco y Forum, donde le publicaron varios de ellos, iniciando un primer periodo en el que destaca una miniserie de 4 números titulada Mentat considerada como su primer trabajo de envergadura. Se trataba de una entretenida serie de adolescentes con superpoderes con ocasionales toques de humor, con guiones del veterano Francisco Pérez Navarro. Luego llegó la realización de diferentes portadas para el mercado español de Marvel y poco menos de un año después, ya estaba realizado sus primeros trabajos para EE UU.

Desde entonces y hasta ahora, el ilustrador ha colaborado con algunos de los guionistas más importantes del cómic de superhéroes como Peter Milligan, Ed Brubaker, Joe Casey, Scott Beattyo Chuck Dixon; ha realizado dibujos de personajes tan trascendentales como Hulk, Batman, Hellblazer, Robin, etc., y ha estado involucrado en obras compartidas con autores de la altura de Eddie Campbell, Cully Hamner, Sean Phillips y Ashley Wood.

Tras comenzar trabajando en la serie Star Trek, Pulido dibuja varios números de Hulk con guión de Joe Casey y en 1999 se implica en la sensacional saga Hellblazer con una historia autoconclusiva con guión de Warren Ellis, en el que se encarga del dibujo y el entintado. En estos primeros años, Pulido también realiza la historieta principal de Crónicas de Batman, ambientada en los primeros años del personaje con guión de Steve Englehart. En 2003, Pulido realiza una de sus obras más logradas, Robin: Año uno, con guión de Scott Beatty y Chuck Dixon y tintas de Robert Campanella, que narra como Dick Grayson se convirtió en el primer Robin y sus primeras peripecias, en las que este se las verá con El sombrerero loco, Polilla Asesina, Dos Caras o Mr. Frío. A partir de aquí, el dibujante se consolida como uno de los ilustradores de Marvel más reconocidos a nivel internacional, y comienza un periodo fructífero entre los que se encuentran algunas de sus mejores obras, entre las que cabe destacar Catwoman sobre guión de Ed Brubaker, Blanco Humano con guiones de Peter Milligan, o la celebérrima Ojo de Halcón, que le lleva a trabajar junto a Matt Fraction y David Aja, quienes ya formaran equipo en El Inmortal Puño de Hierro. Ojo de Halcón, al igual que Hulka, se convierte de inmediato en una obra esencial que recibe las mejores críticas de los medios norteamericanos y, que al igual que su último título, se sitúa entre los mejores cómics del año.

También cabe destacar su trabajo sobre personajes tan populares como Batman, Capitán América, Spiderman, Flinch, Green Lantern, Shade o Breach.

Compartir el artículo

stats