Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El dardo en la palabra

Decía el escritor francés Jules Renard que el humorista es un hombre de buen mal humor. Tenemos bien cerca la prueba: Woody Allen, Denis Leary, Eddie Izzard, Robin Williams, Lewis Black, Richar Pryor, Jimmy Carr o Eddie Murphy, son algunos de los humoristas que, al igual que Lenny Bruce, con gesto serio, casi malhumorado, han puesto el dardo en la palabra, como diría Fernando Lázaro Carreter, para mostrar la parte oscura de la sociedad.

Woody Allen:

"Creo que hay algo ahí fuera observándonos. Desafortunadamente, es el gobierno".

Denis Leary:

"Por qué odiar a alguien por el color de su piel cuando hay razones mucho mejores para odiarlos".

Eddie Izzard:

"Cuando llegamos a la Luna, ese fue el momento en que Dios debió haber venido y decir: 'Hola'. Porque si inventas algunas criaturas, las pones en azul y llegan a gris, es el jodido momento de aparecer y decir: 'Bien hecho'.

Robin Williams:

"Mira, el problema es que Dios le dio al hombre un cerebro y un pene, y sólo sangre suficiente para hacer funcionar uno a la vez".

Lewis Black:

"Si un grupo de personas, líderes, puede convencer a un grupo de gente, que escasamente posee un lata para mear, de que los ricos no deben pagar impuestos, eso es liderazgo".

Richard Pryor:

"La razón por la que la gente usa crucifijos contra los vampiros es porque los vampiros son alérgicos a la bisutería".

Jimmy Carr:

"Cuando yo era niño tenía un amigo imaginario y solía pensar que él iba a todas partes conmigo, y que yo podía hablar con él y que él me podía oír, y que él me podía conceder deseos y cosas. Y luego crecí, y dejé de ir a la iglesia".

Eddie Murphy:

"Me gustaría que la gente deje de hacer bromas sobre la gente gorda. Ellos ya tienen suficiente mierda en sus platos".

Lenny Bruce:

"Es cierto, los judíos matamos a Jesucristo... ¡pero eso ya ha prescrito!"

Compartir el artículo

stats