Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paco Guillén: "Las imágenes deben responder siempre por sí mismas"

La Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria celebra la 'Semana Ilustrada' con media docena de reconocidos dibujantes

Paco Guillén: "Las imágenes deben responder siempre por sí mismas"

Paco Guillén: "Las imágenes deben responder siempre por sí mismas"

El universo de la ilustración en sus distintas vertientes se instala esta semana en la Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria con motivo de la Semana Ilustrada, donde participan los más prestigiosos artistas del panorama actual de la edición. Este encuentro, que se celebra hasta el próximo cuatro de diciembre, aspira a brindar una mirada poliédrica sobre el papel de la ilustración en sus distintos escenarios, estilos y tendencias estéticas, así como auscultar su situación y sus perspectivas en España.

Así, estas jornadas se dirigen tanto a los creadores plásticos en la Isla como a los creadores potenciales dentro de este ámbito, a través de las distintas conferencias, mesas redondas y talleres programados. Así lo manifestó el consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Ruiz, durante el acto inaugural de esta propuesta que, en esta segunda edición, vuelve a registrar "una respuesta muy positiva de los creadores de la Isla".

El artista grancanario Paco Guillén abrió ayer el ciclo de conferencias con la disertación Desde el dibujo. Prácticas intermediares en la animación, donde desgranó sus técnicas, estilos y referencias en la ilustración. Su perspectiva sobre el dibujo es internarse en un "campo de experimentación", donde "las imágenes pueden sugerir y elaborar discursos discursos". "Me interesa la relación entre la imagen y la palabra, pero las imágenes deben responder siempre por sí mismas", afirma. "Mis dibujos son muy sintéticos, esquemáticos, directos y casi rotundos; me interesa la rotundidad de lo mínimo, porque genera cosas muy interesantes".

La ironía, la honestidad sin concesiones y la observación silenciosa de su entorno nutren las ilustraciones de Guillén en distintos soportes, que engloban desde el dibujo sobre papel o pared hasta la videoanimación. "Mi mundo nace de las influencias de lo cotidiano", afirma, "pero cuando voy a dibujar, pongo en crisis todo mi contexto y todas mis nociones para sacar a la luz mis propias cuestiones". Lejos de buscar la perfección, el artista defiende el error "como una transgresión de la norma", como ilustran los tachones que define como "la gruesa línea del arrepentimiento". "El error es un andamio más dentro del proceso de construcción", afirma. El resultado son dibujos que son preguntas, tal vez sin respuesta, pero "siempre sinceras".

Compartir el artículo

stats