Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Serafín Zubiri

"Con el concierto solidario se pretende recaudar fondos para plantar árboles"

"Me puedo imaginar cómo han quedado de arrasadas y áridas las zonas del incendio de Gran Canaria", confiesa el cantante

El cantante y pianista Serafín Zubiri en una imagen promocional. LP

No vio las llamas, pero se siente llamado a restituir lo que han destruido. ¿Cómo nace en usted esa llamada?

Yo me siento bastante implicado con Canarias. Tengo familia aquí. Llevo bastantes años yendo a pasar días de asueto e incluso en los últimos he participado en la vuelta ciclo turista que se organiza en el sur. Me siento muy cercano con esta tierra. Este verano cuando escuchaba todas las noticias sobre los incendios, además por zonas con las que ya habíamos pasado con la bici me sentí muy sensibilizado y nació en mí el compromiso de hacer algo. Como tenía previsto ir este mes a pasar unos días a las Islas pensé que no podía acudir simplemente de vacaciones y no hacer nada, de modo que se me ocurrió la idea de organizar este concierto. Se lo planteé primero a la banda de música de Mogán con la que ya he trabajado varias veces y luego, Ángel Bara, que es mi persona de contacto en Gran Canaria y amigo desde hace muchos años, se encargó de hablar con los ayuntamientos, de exponer la idea y tuvo receptividad positiva desde el primer momento.

Juntos por nuestro monte no es un eslogan, sino el impulso solidario de un generoso artista. ¿Qué ha de ocurrir para que se sienta pagado?

La única manera de sentirme pagado sería que viniera cuanta más gente mejor al concierto para recaudar el máximo dinero posible y que se destine a la causa por la que estamos ahí, que es la compra de árboles para replantar en las zonas donde se quemó todo. Esa sería mi mejor recompensa.

En su invidencia, ¿cómo imagina los bosques de la isla verdes y frondosos, y qué ve cuando sabe que han quedado arrasados por las llamas?

Lo segundo casi prefiero no imaginármelo, lo primero sí porque he pasado muchas veces por esas zonas y conozco muy bien la isla de Gran Canaria, que me parece muy rica en contrastes de todo tipo, tanto geográficos como climáticos. Es un paraíso para las personas a quienes nos gusta hacer bicicleta con dificultades orográficas muy duras, además. De hecho, hay ciclistas profesionales que realizan parte de su pretemporada aquí porque tiene de todo. Algún día de estos iremos a dar una vuelta para ver sobre el terreno. Sí me puedo imaginar cómo ha quedado arrasado y árido. Es muy triste, pero creo que, entre todos, con el tiempo tenemos que conseguir que esa zona vuelva a ser lo que siempre ha sido.

Su vida es un permanente salto adelante: ha representado dos veces a España en Eurovisión y, como deportista, ha ganado marcas. ¿Qué pasa por su interior cuando se enfrenta a estos retos?

La necesidad de superarme cada día, de experimentar nuevas sensaciones, de crecer y de evolucionar en todos los aspectos.

Lo más importante, sin embargo, es su creatividad musical como cantante y pianista, con innumerables conciertos y nueve discos en el mercado. ¿Aún quedan cosas pendientes en su proyecto de vida?

Siempre hay cosas pendientes por hacer que, además, es lo bueno, el no llegar siempre a una meta al final, el ir marcándose retos y metas y conforme se van superando caminar hacia la consecución de otros objetivos. Me va muy bien, estoy muy feliz haciendo lo que hago. Tengo mi propia productora de espectáculos, los diseño ad hoc para mí mismo y los desarrollo con bandas de música de todo el país. Tengo tres espectáculos diferentes en este momento y con nuevas ideas para seguir haciendo más. Cuento con la posibilidad de hacer lo que me gusta y como me gusta, que no es poco.

Aunque navarro, es muy fuerte su vinculación con Gran Canaria. ¿Cómo nace y en que vivencias ha ido creciendo?

Mi hermano mayor vive en Las Palmas. Se casó con una chica de Carrizal y tienen tres hijos canarios. Por eso hay una vinculación de, por lo menos, 35 años que llevo yendo a las Islas.

¿Cómo será el concierto del próximo sábado 23 en la Plaza Pérez Galdós de Arguineguín?

Habrá una primera parte con un cantante local, pedro Manuel Afonso. Luego la Serafín Zubiri Mogán Big Band tocará sola una serie de temas y el final del concierto lo haré yo. Cantaré un par de canciones con el piano y el resto lo desarrollaré con la banda. Se tratará entonces de temas conocidos, que van desde New York, New York de Frank Sinatra hasta Vivir así es morir de amor de Camilo Sesto y un popurrí de Nino Bravo con sus piezas más conocidas. Son cosas que ya he hecho con esta banda. Cada año que venía a la vuelta ciclo turista montábamos un pequeño espectáculo como final de fiesta. He cantado ya en cinco ocasiones con ellos hasta el punto de que se pusieron mi nombre, lo que para mí supone un honor. Son amigos desde hace años y suenan muy bien. Lo importante del concierto es el trasfondo, para lo que lo hacemos, aunque, lógicamente, intentaremos que salga lo mejor posible y disfrutarlo a tope.

La Serafín Zubiri Mogán Big Band, ¿es un conjunto estable o reunido para sus conciertos?

Es una banda estable que hace su trabajo durante todo el año.

La recaudación será entregada, no en dinero sino en nuevos árboles. ¿Le gustaría que una majada, o un risco repoblado llevase su nombre?

No se compran las semillas sino pequeños árboles para replantarlos en la zona de los incendios. No me importaría que una majada o un risco llevaran mi nombre, pero no es algo que busque. No hago esto para perseguir ningún tipo de notoriedad personal, sino porque me hubiera sentido fatal si hubiera viajado a Canarias sin hacer nada. En realidad lo hago por mí, en el buen sentido, lo hago porque me hace sentirme bien y trascender de mí mismo poniendo mi trabajo al servicio de una causa justa. A lo largo de mi vida he participado en muchas más causas solidarias.

Compartir el artículo

stats