50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucha de brazos

Pulsos de cine

Luigi La Delfa quiere introducir en Gran Canaria la lucha de brazos, que Stallone difundió en la gran pantalla con la película ‘ Yo, el halcón’ | El Club Teide Sur, su modelo a seguir

Luigi La Delfa hace una demostración práctica en su mesa preparada para la lucha de brazos. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

La apuesta de Arnold Schwarzenegger, con su evento mundial ‘Arnold Classic’, por el deporte de la lucha de brazos demuestra el crecimiento de esta disciplina en todo el planeta. El italiano Luigi La Delfa quiere expandir esta espectacular modalidad en Gran Canaria, donde está prácticamente inédita, siguiendo los pasos del Club Teide Sur de Tenerife, que cuenta ya con un campeón mundial y varios títulos nacionales. 

Corría el año 1987 cuando el actor norteamericano Sylvester Stallone, encontrándose en la cima de su carrera como protagonista de películas de acción gracias a sus míticas actuaciones en películas como Rocky, Rambo o Cobra, entre otras, sorprendía con su implicación en la película Over the Top, que en España se estrenó bajo el título de Yo, el halcón. Stallone, además de escribir el guion encarnaba el papel de Lincoln Hawk, un camionero que recorre el país hasta llegar a Las Vegas para participar en el campeonato mundial de lucha de brazos, al tiempo que intenta recuperar el amor de su hijo. Aquella cinta, convertida con el paso de los años en película de culto, descubrió al gran público esta modalidad deportiva, más allá de los populares pulsos que todos hemos echado de mayores y de pequeños.

Dicen que Sylvester se enamoró de esta disciplina y no puso todo su empeño en que la mayor leyenda que ha dado este deporte, Richard Lee Zumwalt Jr, tomase parte en la película encarnando al personaje de Bob Bull Hurley, el campeón del mundo destronado por Hawk en la gran final.

Mucho ha llovido desde entonces y la lucha de brazos ha seguido creciendo en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos, despertando el interés de otro de los mitos del cine de acción de los 80 y 90, Arnold Schwarzenegger, que ha creado el Arnold Classic, un macro evento deportivo que se celebra por todo el planeta y en el que se llevan a cabo distintas competiciones de varias modalidades deportivas, entre las que se encuentra la lucha de brazos.

Recientemente se celebraba en Sevilla el último Arnold Classic Europe, en el que participó Luigi La Delfa, un siciliano afincado en Gran Canaria desde hace cinco años que quiere introducir y expandir la lucha de brazos en la Isla. Enamorado de esta especialidad desde los 17 años, el italiano ha fabricado su propia mesa profesional para la práctica de la lucha de brazos, a la que no le falta ningún detalle; por el momento se prepara en solitario. En la cita sevillana, logró un meritorio tercer puesto en la categoría amateur de más de 80 kilos con el brazo derecho. Este resultado le motiva para seguir peleando y hacer realidad algún día su sueño de optar a la corona de campeón mundial.

El italiano afincado en la Isla logra el tercer puesto en el ‘Arnold Classic’ en la modalidad amateur +80 kilogramos

decoration

Luigi fue atleta en su pueblo natal, Valguarnera Caropepe, en la modalidad de 100 metros, además de practicar fitness y pesas. Recién llegado a la Isla, en 2018, contactó a través de la Federación Española con el único club de lucha de brazos que existe en Canarias, el Club Teide Sur de Tenerife, que cuenta en su palmarés con un título de campeón del mundo y varios entorchados nacionales.

Espectáculo desconocido

Luigi reconoce que cuando ha realizado algunas exhibiciones en distintas zonas de Gran Canaria «despierta mucho interés». «La gente se para a verlo, pero como todos los deportes minoritarios necesita de los medios para darse a conocer. En Tenerife cuentan con unos 30 luchadores profesionales que se entrenan cada semana y compiten», apunta con cierta envidia.

«Los luchadores de brazos entrenamos todo el cuerpo, porque utilizamos todas sus partes para hacer palanca y nos preparamos para competir no solo con el brazo derecho, sino también con el izquierdo», señala Luigi.

Como en cualquier modalidad deportiva, «es importante entrenar con gente cualificada y profesional que te explique las distintas técnicas, la manera de poder evitar lesionarte o las técnicas de evasión, porque es un deporte que, como todos, si no se practica de una manera adecuada puede ser peligroso», avisa el italiano.

En cuanto a sus retos personales, a sus 36 años sueña con llegar a ser «campeón del mundo» y reconoce que «me gusta la competición». Conocido youtuber e influencer en su Italia natal desde 2017, Luigi apuesta decididamente por introducir la lucha de brazos en la Isla.

Compartir el artículo

stats