El Guaguas no puede dar la sorpresa en la Champions

Los isleños se topan con el Jastrzebski polaco en su estreno en la fase de grupos (3-0)

Tomasz Fornal supera con su repate un triple bloqueo del Guaguas en el partido de hoy.

Tomasz Fornal supera con su repate un triple bloqueo del Guaguas en el partido de hoy. / Jastrzebski Wegiel

Santiago Icígar

Santiago Icígar

Ni los más optimistas daban alguna opción al Guaguas de poder debutar con una victoria en la fase de grupos de la Champions. A los hombres de Sergio Miguel Camarero les tocaba lidiar con la más fea. Se medía al vigente subcampeón de Europa, el Jastrzebski Wegiel polaco, y además lo hacía en territorio enemigo, en Polonia, un país en el que el voleibol es casi una religión.

Al campeón español se le pedía en su estreno que compitiese y eso sí que lo cumplía con creces el equipo de Sergio Miguel Camarero. A pesar de la pérdida definitiva de su colocador titular en la máxima competición continental, Maxi Cavanna, los isleños daban la cara y conseguían poner a los polacos en aprietos en dos de los tres sets disputados, a pesar de su derrota por 3-0.

El primer asalto vino marcado por un incesante intercambio de golpes entre ambos equipos. Los locales estaban liderados en ataque por Tomasz Fornal; mientras, el contrapunto en el Guaguas lo ponía el italiano Paolo Zonca. Se llegaba al momento decisivo con total igualdad, pero la manga se decantaba a favor del cuadro local por 30-28, con los visitantes protestando airadamente por la concesión del último punto en un remate de Wallyson Souza que se perdía por la línea de fondo, mientras el opuesto brasileño reclamaba un toque en el bloqueo que no fue apreciado por el árbitro.

Ese episodio no ayudó a la concentración del cuadro isleño. Y lo pagaba con creces en el arranque de una segunda manga en la que el Jastrzebski no dio ninguna opción de respuesta a los grancanarios. Los de Camarero no encontraban la manera de contrarrestar el poderío de Fornal al saque, encajando un parcial de salida de 8-1 que no fueron ya capaces de levantarlo. El set se cerraba con un contundente 25-16 a favor de los locales. Los grancanarios quedaban con la soga al cuello (2-0).

En el peor momento del choque fue cuando salió a la luz el mejor Guaguas. Los isleños conseguían liberarse por completo de la presión del debut y empezaban a divertirse, elevando su nivel. Nico Bruno rayaba a gran altura para liderar el ataque de los grancanarios que para sorpresa de la afición local lideraban el marcador, llegando a contar con hasta cinco puntos de renta.

Sin embargo, la maquinaria polaca volvía a ponerse en marcha ante el peligro de dar una vida extra al Guaguas, que veía cómo el giro de tuerca en defensa y en el saque del Jastrzebski se iba traduciendo en una merma paulatina de su ventaja hasta terminar claudicando por 26-24 (3-0), un resultado que les coloca últimos del grupo D de la Champions.