Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Arena cae por primera vez en el curso

A pesar de todo el público aplaudió al equipo en los momentos delicados

Brad Newley, Xavi Rabaseda y Sasu Salin, ayer en el banquillo.

Brad Newley, Xavi Rabaseda y Sasu Salin, ayer en el banquillo. J. C. CASTRO

En los momentos malos de la temporada el Herbalife Gran Canaria siempre se había refugiado en su casa. No importaba el resultado que se pudiera cosechar a domicilio, que por negativo que fuera el conjunto claretiano iba a volver a su fortín y ganaría el partido. Hasta once encuentros llevaban los insulares en el recinto de Siete Palmas esta temporada y todos los había ganado, incluso con alguna exhibición de por medio, como la anterior ante el Unicaja de Málaga.

Llevaban dos semanas sin aparecer los de Aíto García Reneses por su domicilio y mucho ha cambiado la imagen del equipo desde entonces. Tres derrotas seguidas manchan su gran currículum de la temporada y este domingo tendrán que corregirlo con la visita del FIATC Joventut (12.00 horas), donde la victoria es obligada para acabar con el bache.

A pesar de todo el público aplaudió al equipo en los momentos delicados y apoyó tras acciones como balones perdidos, triples del Strasbourg o tiros libres fallados. Es, además, la primera derrota en casa en Eurocup desde febrero del año 2011. En el torneo continental presenta como local un contundente balance de 21-1.

Compartir el artículo

stats