Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Automovilismo Campeonato insular de Lanzarote

Golpe de autoridad de Toñín Suárez

Toñín Suárez-Moisés Robaina (Porsche 911 GT3), en el karting de Lanzarote.

Toñín Suárez-Moisés Robaina (Porsche 911 GT3), en el karting de Lanzarote. LP/DLP

Toñín Suárez y Moisés Robaina, con Porsche 997 GT3 Cup, ganaron con autoridad el I Rally Tías-Yaiza, celebrado en la isla de Lanzarote y con puntuabilidad para el certamen insular. El piloto lanzaroteño marcó el ritmo de carrera hasta hacerse con una merecida victoria en la que aventajaron en 41.3 segundos a Aníbal Machín-Francisco Abreu, que se estrenaban con el Mitsubishi Lancer EVO-IX N+. La tercera posición fue para los grancanarios Miguel Quintino-Carlos García, con BMW M-3, que finalizaron a 1:55.5.

Con 8 tramos en disputa y un arranque de rally en un trazado espectáculo con recorrido sinuoso y complicado en el Go karting, el primer líder fue Machín-Abreu, que marcaron un tiempo de 1:38.8. El piloto del EVO distanció a 1.3 segundos a Aythami Afonso-Alejandro Morales (Renault Mégane Coupé), ocupando la tercera plaza un sorprendente Adrián Betancor-Rayco Santana (Toyota Corolla GT) a 1.8 segundos. Toñín Suárez-Robaina fueron quintos, a 3 segundos.

En el siguiente tramo cronometrado de Casa Heydi de 8,7 km, Toñín Suárez-Robaina aprovechaban la potencia de su Porsche para acortar distancias con el líder al marcar el mejor registro con 4:28.2, superando en 1.4 sobre Machín-Abreu, que en la general ofrecía un cómputo de 1.6 a favor del piloto del EVO-IX. Quintino-García comenzaban a situarse en los puestos de privilegio tras dejarse unos buenos segundos en el karting. El piloto de Teror acabó esta especial a 22.3 segundos de la primera posición.

A partir del tercer enfrentamiento en un nuevo paso por Casa Heydi-2, Suárez comenzaba a poner las cosas en su sitio y con su segundo scratchs consecutivo arrebataba el liderato a Machín, al que le desplazaba a 3.3 segundos en la general. A partir de ese instante Suárez-Robaina pusieron tierra de por medio y, sumando un scratch tras otro, hasta sumar los cinco restantes y consecutivos, con lo que se daba por finalizada la prueba, se imponían de una forma contundente al acumular un total de 29:22.5 segundos.

Con el dominio inapelable del piloto de Bodegas Suárez, Aníbal Machín cogió en ese momento su rueda para no soltarla hasta la línea de meta en donde cedió 41.3 segundos. La segunda plaza de Machín ha sido muy valorada por el equipo ante la pronta adaptación al pilotaje de la tracción total del EVO, muy diferente a la de su anterior montura, el Renault Mégane con tracción delantera.

Compartir el artículo

stats