Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano

Lisandra Lussón deja el Rocasa con honores

La cubana se retira anotando cinco goles en el choque continental ante el Colegio de Gaia luso

La cubana Lisandra Lussón ejecuta un lanzamiento en el partido de ayer.

La cubana Lisandra Lussón ejecuta un lanzamiento en el partido de ayer. LP/DLP

Como estaba cantado, el Rocasa Gran Canaria consiguió ayer su clasificación para los octavos de final de la EHF European Cup, tras solventar de manera cómoda su eliminatoria ante el Colegio de Gaia portugués, al que ya había derrotado el sábado en el Pabellón Antonio Moreno por 31-16.

Ayer, el conjunto grancanario se presentaba ante su afición pero ejerciendo de equipo visitante en su propia cancha, y de nuevo goleaba al conjunto luso, esta vez por 13-30.

Ante la intrascendencia de este encuentro, el duelo se convirtió en un homenaje a la cubana Lisandra Lussón, que jugaba su último partido profesional tras regresar a las pistas para ayudar al club de su vida durante la lesión de Adriana Marksteiner. Se despedía definitivamente del balonmano ante su afición y lo hacía por la puerta grande. Acabó como la máxima anotadora de la escuadra teldense con cinco goles.

Las de Carlos Herrera afrontaban el encuentro de vuelta con una renta de 15 goles, lo que le permitía al entrenador del Rocasa dar minutos de juego a las jugadoras juveniles que militan en el filial de Primera División Territorial, entre ellas Nerea Guerra, Yuli Quevedo y Andrea Suárez bajo palos.

La apuesta por la mezcla entre juventud y veteranía que puso en cancha de inicio el técnico local -ayer visitante- le daba resultado en el arranque del partido con un parcial de salida de 0-4, con un triplete de Mbengue Sayna y un gol de Mizuki.

A partir de ahí, ya sólo hubo un color, el verde de las grancanarias, que al descanso ya vencían de manera desahogada: 6-16. En la reanudación, un parcial de salida de 3-0 del Colegio de Gaia parecía querer animar el partido.

Pero esto resultó un espejismo. La escuadra grancanaria cruzaban por el ecuador de la segunda parte con 15 goles de ventaja, tras materializar Lisandra Lussón un nuevo gol desde los siete metros (10-25).

El Rocasa ponía la directa, haciendo un alto emotivo en el minuto 27.15 aprovechando un tiempo muerto para despedir a todo un símbolo, Lisandra Lussón.

Compartir el artículo

stats